1455 Intento de conquista de Milan

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar


1455 Intento de conquista de Milán



En 1455 atacaron la plaza de Bonifacio en la isla de Córcega en poder de los genoveses, pues su gobernador la había entregado por documento al rey de Aragón, por ello acudió Vilamarí y Juan de Sant Climent, quedando éste como Gobernador de la plaza. No había terminado con esta conquista, cuando recibió la orden de pasar a conquistar la señoría de Génova, pues su Dux, don Pedro de Campofregoso, había abdicado en el rey de Francia don Carlos VII, éste envió a la Milán como gobernador a Juan de Anjou, duque de Calabria, llegando el 11 de mayo de 1458, siendo muy bien recibido por los genoveses, quienes odiaban a los aragoneses.

El Rey llamó a todos para reforzar la empresa, así acudieron Pedro Serra, con dos galeras, cuatro naos gruesas y un ballenero, Pedro Juan de Santclimente, capitán de la armada de las naos, Galcerán de Requesens, con escuadra personal de galeras, Vidal de Vilanova, Suero de Nava y Juan Torrellas, todos bajo el mando de Vilamarí y en conjunto según fuentes se alcanzó el número de sesenta velas.

Zarpó la escuadra con rumo a Noli, plaza conquistada en poco tiempo, pasaron a Recho, cuando casi estaba en su poder fue socorrida por una escuadra genovesa, retrasando su conquista, pero no lo pudieron evitar siendo tomada un tiempo después, al finalizar pasaron a tomar el castillo de Camacho, y por último se puso sitio a la misma ciudad de Génova. Estaba muy reforzada por los franceses quienes habían llevado considerables fuerzas y medios, a pesar de ello no podían con el empuje aragonés, por sufrir pérdidas muy importantes y no poder frenar que el cerco se fuera cerrando inexorablemente, surgiendo lo inevitable precisamente cuando se estaba preparando para dar el último asalto, llegó la noticia del fallecimiento del rey don Alfonso V “El Magnánimo”, sucedido el 27 de junio de 1458.

Las fuerzas al conocer la noticia sin que nadie pudiera evitarlo se dispersaron en todas las dirección, menos los buques que regresaron a Barcelona y Nápoles. Ésta pudo ser una gran victoria de Vilamarí, viéndose truncada por el fallecimiento del Monarca. No se pudo traducir en una victoria de los sitiados la rotura del cerco con la consiguiente alegría, dado el largo plazo del asedio, éste dejó a la ciudad sumida en una epidemia que al final causó más muertos que las armas de Aragón.

Bibliografía:

Zurita, Jerónimo.: Anales de la Corona de Aragón. C. S. I. C. Institución ‹Fernando el Católico› Zaragoza, 1967. Facsímil de la Edición Príncipe de 1562 y la mejorada de 1585.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas