1565-1566 - Galeon de Manila

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar
Dibujo de un galeón de finales del siglo  dieciséis y hasta finales del diecisiete, siendo los primeros que comenzaron a realizar los tornaviajes desde el puerto de Acapulco en el océano Pacífico, con derrota a las islas Filipinas. Como todos los galeones de la época llevaban tres palos, trinquete, mayor y mesana, los  dos primeros con velas cuadra igual que las de los posteriores navíos, en el tercero o mesana, una vela cuadra arriba y una latina, para poder  cazar el viento viniera en la dirección que quisiera y así evitar  quedarse parados por completo, portaban artillería como a tales buques pero por llevar siempre personas o tropas, más carga general (de todo un  poco) y sobre todo las especias de la zona, en la mayoría de ocasiones solo llevaban una línea de cañones disponibles para defenderse, eran de lento navegar y algo tormentosos por la altura de la obra superior (o muerta) sobre todo cuando el viento era lateral al rumbo. En la proa como siempre llevaban varios foques.

Contenido

Mando:

Felipe de Salcedo.

Salida:

Uno de los objetivos principales de la expedición de Legazpi era encontrar la travesía de vuelta a Nueva España. Para ello despachó desde la isla de Cebú al galeón San Pedro y nombró capitán a su nieto Felipe de Salcedo, de apenas dieciocho años, pero debía estar sujeto a las instrucciones náuticas del agustino don Andrés de Urdaneta.

Salió el San Pedro de aquella isla filipina el 1 de junio de 1565, para colarse luego entre tierras del archipiélago y buscar, a través del estrecho de San Bernardino, la salida hacía el océano Pacífico. Subieron hasta los 39º y medio de latitud N. y, después de tres meses largos de navegación, al estar a la vista de la Alta California, Urdaneta se negó a entrar en el puerto de La Navidad, continuando hasta que el 8 de octubre fondean frente al puerto de Acapulco. Se había conseguido la ansiada ruta de regreso a Nueva España. «La Vuelta de Poniente»

Buques:

Galeón: San Pedro.

Galeón: San Jerónimo.

Regreso:

En el galeón San Pedro llegaron a Acapulco cartas de Legazpi en las que pedía tropas y materiales para consolidad la colonización de las islas Filipinas. El virrey de Nueva España organizó el envío de todo lo necesario.

En Acapulco se alistó el galeón San Jerónimo, que se puso al mando del capitán de infantería Pedro Sánchez Pericón. Llevaba a bordo al experto piloto Lope Martín, preso por orden de Salcedo y que había llegado con el patache San Lucas dos meses antes; pero no había otro piloto.

Zarpó el 1 de mayo de 1566 con unos 130 a 150 oficiales, soldados y marineros. El piloto y el sargento mayor Ortiz de Mosquera se enfrentaron a varios oficiales y se apoderaron del galeón, contando con la ayuda de varios marineros y soldados con la idea de hacerse corsarios por los mares de China y regresar ricos a Europa. Mataron al capitán y a su hijo, alférez de la compañía. El sargento Mosquera fue ahorcado por sus mismos camaradas y el 22 de junio el piloto se hizo dueño absoluto del galeón.

El 29 de junio llegaron a una isla desierta del grupo de las Carolinas. Con el pretexto de carenar el galeón, el piloto Lope Martín pensaba en abandonar a varios hombres en la isla, los que no eran partidarios de la sublevación, bajando a tierra. En el galeón quedaron el contramaestre Rodrigo del Angle y unos pocos marineros. El contramaestre, de acuerdo con el capellán y algunos marineros, alejaron la nave de la playa y exhortaron a subir a bordo a los que quisieran ponerse a sus órdenes, al amparo de la ley. Muchos llegaron a nado y en la playa quedaron 27 hombres con el piloto Martín, de los que jamás volvió a saberse de ellos. Ya cerca de la isla de Los Ladrones (Marianas) había falta de alimentos y poca autoridad a no ser experto en navegación el contramaestre. De isla en isla y de temporal en temporal, por casualidad se encontraron con una nave española que los condujo a Cebú el día 15 de octubre de 1566. El galeón San Jerónimo se deshizo en Cebú. Se encontraba en estado lastimoso e inútil para la navegación. Fue una de las más extraordinarias navegaciones de la historia del Pacífico.

Bibliografía:

Concepción, Juan de la.: Historia general de Filipinas. Tomo I. Imprenta del Seminario Conciliar y Real de San Carlos. Manila, 1788, páginas 374-390.

March y Labores, José.: Historia de la Marina Real española: desde el descubrimiento de las Américas hasta el combate de Trafalgar. Tomo II. Imprenta José María Ducazcal. Madrid, 1854, páginas 297-304.

Lytle Schurtz, William.: El galeón de Manila. Ediciones de Cultura Hispánica. Instituto de Cooperación Iberoamericana. Madrid, 1992, página 63.

A.G.I. Patronato, 24, R. 1. Testimonio dado en Cebú, 1566.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas