1587-1588 - Galeon de Manila

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar
Dibujo de un galeón de finales del siglo  dieciséis y hasta finales del diecisiete, siendo los primeros que  comenzaron a realizar los tornaviajes desde el puerto de Acapulco en el  océano Pacífico, con derrota a las islas Filipinas. Como todos los  galeones de la época llevaban tres palos, trinquete, mayor y mesana, los  dos primeros con velas cuadra igual que las de los posteriores navíos,  en el tercero o mesana, una vela cuadra arriba y una latina, para poder  cazar el viento viniera en la dirección que quisiera y así evitar  quedarse parados por completo, portaban artillería como a tales buques  pero por llevar siempre personas o tropas, más carga general (de todo un  poco) y sobre todo las especias de la zona, en la mayoría de ocasiones  solo llevaban una línea de cañones disponibles para defenderse, eran de  lento navegar y algo tormentosos por la altura de la obra superior (o  muerta) sobre todo cuando el viento era lateral al rumbo. En la proa  como siempre llevaban varios foques.

Contenido

Mando:

Tomás de Alzola.

Salida:

La exploración de las costas del Pacífico y encontrar puertos de refugio para los buques del Galeón de Manila, se convirtió en uno de los principales objetivos de la corona española, sobre todo a raíz de los ataque del pirata Francis Drake en 1578. Siguiendo las órdenes del virrey Pedro Moya de Contreras, el cartógrafo y navegante Francisco Gali preparó la expedición en 1585, desplazándose a Manila para iniciar la exploración de las costas de Japón y después a la costa de California antes de llegar a Acapulco. Gali murió a comienzos de 1586, siendo sustituido por su segundo Pedro de Unamuno, quien zarpó de Macao el 12 de julio de 1587 con el buque comprado al efecto, el Nuestra Señora de la Esperanza, cargado con productos portugueses, chinos y filipinos.

Exploró la costa de Japón y recaló en la bahía que llamó San Lucas (actual Morro Bay) el 18 de octubre. Después de dos días de exploración los españoles cayeron en una emboscada de los indígenas, pero volvieron al navío, excepto dos hombres que fueron muertos. Prosiguió la navegación, pero no pudo realizar nuevos reconocimientos a causa de la niebla. En la costa de Jalisco fue informado de la presencia de corsarios ingleses, pero la niebla impidió que fuera descubierto. Ante estas noticias, Unamuno suspendió las exploraciones y llegó a Acapulco el 22 de noviembre. No tuvo la misma suerte el otro galeón, el Santa Ana, que fue capturado por buques ingleses al mando del pirata Thomas Cavendish.

El galeón Santa Ana zarpó de Manila el 2 de julio de 1587, navegó con cielos despejados y llegó al cabo San Lucas a primeros de noviembre. Allí le estaban esperando los buques piratas de Thomas Cavendish. Fue avistado la mañana del 14 de noviembre por los buques ingleses Desire y Content. Rechazados en sus intentos de abordaje, confiaron en su artillería, de la que carecía el español, mientras los buques ingleses estaban armados con 18 cañones el Desire y 10 el Content.

Después de cinco o seis horas de resistencia, el galeón español estaba en peligro de hundirse y se envió a uno de los pasajeros al Desire para parlamentar la rendición con Cavendish. Después de dos días de saqueo, dejó a la tripulación española en tierra y quemó el galeón. Se habían salvado unos 190 hombres. Liderados por don Sebastián Rodríguez Cermeño extinguieron el fuego tras cuatro días de trabajos, repararon la quilla y llegaron al puerto de Acapulco a finales de diciembre. Mientras tanto, los buques ingleses emprenden el regreso a Inglate­rra, llegando a Plymouth el 20 de septiembre de 1588.

Buques:

Galeón: Santa Ana. 600 toneladas. Capitán don Tomás de Alzola. Piloto Sebastián Rodríguez Cermeño.

Galeón: Nuestra Señora de la Buena Esperanza. Pedro de Unamuno. Piloto Alonso Gómez.

Regreso:

El galeón Santiago salió de Acapulco rumbo a las islas Filipinas a comienzos de 1588.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo II. Museo Naval. Madrid, 1973, páginas 400-405.

Lytle Schurtz, William.: El galeón de Manila. Ediciones de Cultura Hispánica. Instituto de Cooperación Iberoamericana. Madrid, 1992, páginas 200, 273-274.

Newsome Crossley, John.: Hernando de los Ríos Coronel and the Spanish Philippines in the Golden Age. Ashgate Publishing Limited. Farnham. Inglaterra, 2011, página 29.

Piñera Ramírez, David (Coord).: Visión histórica de la frontera norte de México. Tomo II. De los aborígenes al septentrión novohispano. Universidad Autónoma de Baja California. Instituto de Investigaciones Históricas. Editorial Kino. Tijuana 1994, páginas 222-223.

Portillo, Álvaro del.: Descubrimiento y exploración en las costas de California, 1532-1650. Ediciones Rialp. 1982, página 174.

Rodríguez, Rodríguez, Isacio.: Historia de la provincia agustiniana del Smo. Nombre de Jesús de Filipinas. Tomo XV. Manila, 1981, página 311.

Sales Colín, Ostwald.: El movimiento portuario de Acapulco. El protagonismo de Nueva España en la relación con Filipinas, 1587-1648. Plaza y Valdés Editores. México, 2000, página 68.

A.G.I. Patronato, 260, N. 1, R. 14. Relación del derrotero del capitán Unamuno. Año 1587.

A.G.I. Filipinas, 18A, R.6, N. 40. Carta de la Audiencia de Manila sobre noticias de las islas. Manila, 25 de junio de 1588.

A.G.I. Filipinas, 34, N. 79. Cartas del gobernador Santiago de Vera y varios testigos sobre captura del galeón por el corsario Cavendish. 1588.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas