1658-1659 - Galeon de Manila

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar
Dibujo de un galeón de finales del siglo dieciséis y hasta finales del diecisiete, siendo los primeros que comenzaron a realizar los tornaviajes desde el puerto de Acapulco en el océano Pacífico, con derrota a las islas Filipinas. Como todos los galeones de la época llevaban tres palos, trinquete, mayor y mesana, los dos primeros con velas cuadra igual que las de los posteriores navíos, en el tercero o mesana, una vela cuadra arriba y una latina, para poder cazar el viento viniera en la dirección que quisiera y así evitar quedarse parados por completo, portaban artillería como a tales buques pero por llevar siempre personas o tropas, más carga general (de todo un poco) y sobre todo las especias de la zona, en la mayoría de ocasiones solo llevaban una línea de cañones disponibles para defenderse, eran de lento navegar y algo tormentosos por la altura de la obra superior (o muerta) sobre todo cuando el viento era lateral al rumbo. En la proa como siempre llevaban varios foques.

Contenido

Mando:

General Lorenzo Ugalde.

Salida:

El año 1658 salieron dos galeones de las islas Filipinas rumbo a Nueva España. El galeón Concepción zarpó de la bahía de Manila el 30 de julio y llegó al puerto de Acapulco en los primeros días de febrero de 1659.

Ese mismo año de 1658 había salido de Filipinas rumbo a Nueva España el galeón San Francisco Javier, de reciente construcción. El gobernador Manrique de Lara lo había mandado construir, y en 1658 realizaba su primera travesía.

Buques:

Galeón: San Francisco Javier. General Lorenzo Ugalde. Piloto Esteban Ramos.

Galeón: Nuestra Señora de la Concepción.

Regreso:

El galeón Concepción salió de Acapulco el 5 de abril de 1659 y llegó a Binangonan de Lampon el 1 de agosto de 1659. El virrey de Nueva España, duque de Alburquerque, despachó a las islas en este galeón sólo 108.000 pesos en efectivo.

Ese mismo año de 1659 regresó a las Filipinas el galeón San Francisco Javier, quedando fondeado en el puerto de Borongán, isla de Samar. A causa de los fuertes vientos y corrientes, rompió anclas y cables siendo arrastrado a los arrecifes que se encontraban cerca del puerto. Se salvaron las vidas de los pasajeros y tripulación, pero se perdió la carga. En los días siguientes se sacaron más de 100.000 pesos de los restos del pecio.

Bibliografía:

Concepción, Juan de la.: Historia general de Filipinas. Tomo VII. Manila, 1789, páginas 2-3.

Martín de Guijo, Gregorio.: Diario de sucesos notables. Documentos para la historia de Méjico. Tomo I. Méjico, 1853, página 419.

Prieto Lucena, Ana María.: Filipinas durante el gobierno de Manrique de Lara, 1653-1663. Escuela de Estudios Hispano-Americanos. CSIC. Sevilla, 1985, página 35.

A.G.I. Filipinas, 9, R. 2, N. 28. Carta del gobernador a S.M. Manila, 12 de julio de 1660.

A.G.I. Contaduría, 905B.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas