1686-1687 - Galeon de Manila

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar
Dibujo de un galeón de finales del siglo dieciséis y hasta finales del diecisiete, siendo los primeros que comenzaron a realizar los tornaviajes desde el puerto de Acapulco en el océano Pacífico, con derrota a las islas Filipinas. Como todos los galeones de la época llevaban tres palos, trinquete, mayor y mesana, los dos primeros con velas cuadra igual que las de los posteriores navíos, en el tercero o mesana, una vela cuadra arriba y una latina, para poder cazar el viento viniera en la dirección que quisiera y así evitar quedarse parados por completo, portaban artillería como a tales buques pero por llevar siempre personas o tropas, más carga general (de todo un poco) y sobre todo las especias de la zona, en la mayoría de ocasiones solo llevaban una línea de cañones disponibles para defenderse, eran de lento navegar y algo tormentosos por la altura de la obra superior (o muerta) sobre todo cuando el viento era lateral al rumbo. En la proa como siempre llevaban varios foques.

Contenido

Mando:

General don Tomás de Endaya.

Salida:

Ese año no se despachó galeón a Nueva España. Para el 2 de junio de 1686 se tuvieron noticias de una escuadra enemiga de siete buques de guerra merodeando la costa de Mindoro. El galeón Santo Niño, designado para zarpar ese año rumbo a Nueva España, es destinado a batir a los enemigos, en conserva de dos pataches, uno de ellos de un particular y cuatro champanes. El galeón es armado con 70 cañones y pedreros, y la fragata con 22. La escuadra española puso rumbo al embocadero el 17 de junio de 1686 al cargo del general don Tomás de Endaya para proteger la llegada de Acapulco del galeón Santa Rosa. La escuadra regresó a Cavite en el mes de noviembre de 1686 sin haber encontrado a los buques piratas.

Al no salir el galeón rumbo a Acapulco, el gobernador de Filipinas dispuso la salida de la fragata Santo Tomás en busca del situado. Salió de Cavite el 1 de julio. Se encontró con vientos contrarios y varios defectos en el timón más otros daños, obligando al capitán a regresar al puerto de Cavite.

Una vez reparado, se decide que la fragata realice una nueva salida el día 21 de agosto de 1686. Para el día 6 de septiembre embocar el estrecho de San Bernardino. Por desgracia, para el día 20 de noviembre fondeó en la isla de Miraveles, después de dos meses de navegación en los que intentó diferentes rumbos, encontrando calmas, huracanes y otros contratiempos que desarbolaron la fragata y estuvo a punto de naufragar.

Buques:

Galeón: Santo Niño y Nuestra Señora de la Guía. Capitán don Nicolás de Barrutia.

Fragata: Santo Tomás. 120 toneladas.

Regreso:

En 1687 no salieron buques de Acapulco para llevar el situado a las islas. Sólo zarparon dos fragatas por la noticia de buques piratas para proteger al galeón que viniera de Filipinas, que ese año no llegó.

Bibliografía:

A.G.I. Filipinas, 13, R. 1, N. 15. Cartas del gobernador Curucelaegui sobre la escuadra pirata. Manila, 8 de junio de 1688.

A.G.I. Filipinas, 12, R. 1, N. 55. Carta del gobernador Curucelaegui sobre dificultades con galeones. Manila, 11 de diciembre de 1686.

A.G.I. Contaduría, 906B.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas