1697-1698 - Galeon de Manila

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar
Dibujo de un galeón de finales del siglo diecisiete y hasta principios del diecinueve. A finales del siglo diecisiete cambio la construcción naval, naciendo el navío como buque principal, al disponer de una grada en la ciudad de Manila capital de las islas Filipinas, comenzó la construcción de estos buques para continuar con los viajes a Acapulco, transportando entre otras muchas cosas sobre todo especias. También se enviaron algunos de la península por no poder ser construidos en las islas. Su única diferencia con los navíos de guerra, consistía en ser algo más pequeños y al igual que siempre más pobres de artillería, por causa de ser más en sí unos transportes que buques de guerra como a tales. Su arboladura era la misma que los navíos, con tres palos, trinquete, mayor y mesana y velas cuadras. En la proa como siempre llevaban varios foques.

Contenido

Mando:

General don Bernardo de Hendaya.

Salida:

Se hizo a la vela desde Cavite el 22 de mayo de 1697. Llegó a Acapulco en el mes de diciembre de ese año.

Buque:

Galeón: San Francisco Javier. Primer viaje. Construido en Filipinas.

Regreso:

Varias fuentes mencionan que llegó a Cavite el 9 de julio de 1698. Lo cierto es que en esa fecha el galeón fondeó en Sorsogón, provincia de Albay. Permaneció en este puerto hasta primeros de octubre.

Con los vientos favorables volvió a zarpar rumbo a Cavite, donde entró en el arsenal para ser carenado y quedar listo para la travesía del año siguiente, en 1699.

Bibliografía:

A.G.I. Filipinas, 17, R. 1, N. 32. Manila, 13 de diciembre de 1698.

A.G.I. Filipinas, 332, L. 11, Folios 269v-271r. Orden de cobrar cierta cantidad de dinero a los herederos de Hendaya. Buen Retiro, 19 de julio de 1708.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas