Terrible (1754)

De Todoavante.es

Revisión a fecha de 16:38 5 ene 2017; Todoavante (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a navegación, buscar

Construcción:

Dibujo del navío por antonomasia y cuerpo más numeroso en las escuadras, por sus setenta a setenta y cuatro cañones, repartidos en dos baterías o puentes, pasaban a ser denominados como navío Real, de este porte era por ejemplo el San Juan Nepomuceno al mando de don Cosme Damián de Churruca en el combate de Trafalgar.

Proyectado por el británico Edward Bryant con los planos del sistema de construcción de Jorge Juan.

Se ordenó su construcción el 1 de marzo de 1752. Botado en Cartagena el 9 de noviembre de 1754, recibiendo el nombre religioso de “San Pablo Apóstol”.

Armado con 70 cañones, 28 de a 24 libras en la 1ª batería, 30 de a 18 libras en la 2ª batería y 12 de a 8 en el castillo y alcázar, a los que se añadieron más tarde cuatro pedreros de a 3 libras.

En 1780 llegó a los 74 cañones. En 1805 las piezas de 8 libras se redujeron a 8 y se montaron 10 obuses de a 30 y 4 de a 4, totalizando 80 piezas de artillería.

Desplazaba 3.057 toneladas y su dotación era de 642 hombres. En pies de Burgos sus medidas eran las siguientes: 168 pies y 2 pulgadas de eslora, 148 pies de quilla limpia, 48 pies y 3 pulgadas de manga, 23 pies y 6 pulgadas de puntal, 26 pies y 10 pulgadas de plan, 24 pies y 3 pulgadas de calado a popa y 21 pies y 5 pulgadas a proa.

Historial:

El 14 de diciembre de 1754 se ordena su armamento y puesta al mando del capitán don Francisco Cumplido para su primera comisión. Entre el 12 de abril y el 19 de junio de 1755 se une al navío Tridente y a los jabeques Catalán, Ibicenco y Aventurero para hacer corso por el Mediterráneo, además de la escolta de buques holandeses, represando una urca holandesa a los moros. Los dos navíos regresaron a Cartagena en junio. Reanudó las operaciones en solitario zarpando de Cartagena el 3 de julio hasta el mes de septiembre.

En junio de 1756 zarpa de Cartagena con la fragata Juno para llevar a Orán a un batallón del regimiento de Lombardía y traer de regreso a un batallón del regimiento España. El 2 de octubre de 1757 vuelve a zarpar de Cartagena, regresando el 27 de noviembre para ser desarmado. En abril de 1758 inauguró uno de los dos diques secos construidos en el arsenal de Cartagena.

En agosto de 1759, al mando del capitán de navío don Juan Ignacio Ponce, siendo insignia del jefe de escuadra don Carlos Reggio y Gravina, y acompañado por los navíos Galicia, Atlante y Soberano, que pertenecían a la escuadra del teniente general don Pedro Stuart, se incorpora a la escuadra del marqués de la Victoria para recoger en Nápoles al nuevo rey Carlos III. Salen de Nápoles el 7 de octubre de 1759 rumbo a Barcelona, a donde llegan el 16 de octubre. Regresó a Cartagena el 2 de noviembre, encontrándose en ese departamento a finales de marzo de 1760.

El julio de 1760, al mando del capitán de navío don Juan de Postigo, se incorpora desde Cartagena a la escuadra de don Juan de Lángara y Arizmendi, que pasaría luego a las órdenes del marqués del Real Transporte, navegando durante tres meses por la costa de Argel. El 9 de septiembre del mismo año salió de Cádiz para escoltar al navío San Fernando hasta Cartagena. El 2 de marzo de 1761 se le concede el mando al capitán de navío don Francisco Javier Everardo Tilly. En una de sus salidas al mar, el 23 de mayo, era el buque insignia de la división formada por el navío Triunfante y la fragata Astrea para realizar patrullas contra los corsarios argelinos. Pasó a Cádiz desde Cartagena el 8 de agosto con los mismos buques.

Durante la guerra con los británicos, comenzada el 15 de enero de 1762, se incorporó a la escuadra del Mediterráneo, que estaba al mando del jefe de escuadra don Agustín de Idiáquez, que además tenía izada su insignia en el navío Terrible, al mando del marqués de Casa Tilly. Realizó patrullas por las costas de Marruecos y Argelia con los navíos Astuto y Atlante y las fragatas Astrea, Juno, Perla y Dorada. El 22 de mayo de 1762 entró en Cartagena para ser desarmado y carenado en el dique, dejando el comandante Tilly el mando del navío.

El mismo comandante volvió a tomar el mando el 1 de febrero de 1763, después de ser armado para una nueva misión contra el corso argelino con el navío Glorioso y la fragata Astrea. El 6 de marzo de 1763 sale de Cartagena para llevar a Nápoles personal y efectos para pertrechar las galeras que allí se construyen, además de 100.000 pesos fuertes y 400.000 quintales de plomo. La noche del 16 de mayo se hizo a la vela del puerto de Nápoles, quedando bordeando en el golfo de Nápoles por los vientos contrarios hasta el día 18 de mayo que se le perdió de vista al hacerse a la vela aprovechando los vientos favorables. Regresa a Cartagena el 8 de junio con las fragatas Perla y Dorada.

El 22 de julio pasa a Cádiz, donde su comandante y tripulación transbordaron al navío Septentrión. El 1 de agosto pasa a ser mandado por el capitán de navío don Juan de Soto y Aguilar para escoltar hasta las Canarias a las fragatas Industria y Concepción, que seguían para América. Vuelve a hacerse a la vela en Cádiz el 4 de septiembre de 1763 para patrullar la costa de Portugal y cruzar sobre las islas Azores. Entra en Cartagena el 20 de diciembre para reparar los daños causados por un temporal al regreso de las Canarias, terminando las reparaciones el 10 de enero de 1764.

El 8 de febrero de 1764 entra en Cádiz desde Cartagena con la fragata Astrea. El 30 de marzo salió de Cádiz para patrullar entre los cabos de San Vicente y Santa María con la escuadra de don Agustín de Idiáquez, formada por los navíos Terrible, Atlante, Astuto y las fragatas Astrea, Juno, Perla y Dorada. En abril hizo este mismo crucero y el 19 de mayo volvió a zarpar para escoltar a Cartagena a los navíos que llevaban tropas desde Galicia. Estuvo en el relevo de la guarnición de Orán, conduciendo a Alicante al Batallón de Burgos, regresando a Cartagena con el navío Princesa.

De nuevo en Cádiz, salió el 4 de agosto con el navío Atlante, 2 chambequines y 2 jabeques, estando la división al mando del capitán de navío marqués de Casa Tilly, para patrullar la costa de África hasta el 7 de septiembre, cuando el capitán Soto desembarca en Cádiz. Desde octubre de 1764 hasta febrero de 1765, al mando de los capitanes de navío don Pedro Bermúdez y don Francisco Garganta, estuvo en el reconocimiento del puerto de Mogador con la división de Casa Tilly en donde se estuvieron cañoneando con las baterías de tierra, escoltó hasta Canarias a buques destinados a América y patrulló sobre cabo San Vicente y las islas Azores.

Entró en Cádiz el 22 de febrero de 1765 para hacerle un recorrido general. En mayo de 1765 zarpa de Cádiz al mando del capitán de navío don Francisco Garganta para realizar varias patrullas sobre el cabo de San Vicente contra los corsarios argelinos. A su regreso a Cádiz el 15 de octubre, pasó en el mes de octubre de 1765 al arsenal de La Carraca. El 9 de junio de 1766 se le carenó de firme en La Carraca.

Al mando del capitán de navío don Ignacio Ponce de León sale de Cádiz en febrero de 1768 para patrullar por las costas de Portugal y Canarias. Regresa a Cádiz el 20 de mayo de 1768. En el mes de octubre pasa a Cartagena al mando del capitán don Alejo Gutiérrez Rubalcaba, volviendo otra vez a Cádiz llevando al segundo batallón del Regimiento de Nápoles. Escoltó después siete urcas que iban a América y realizó nuevas patrullas contra el corso entre San Vicente y Santa María, durante la cual perdió el bauprés a causa de un fuerte temporal, teniendo que entrar en Cartagena para reparar.

El 20 de febrero de 1769 finaliza una nueva carena. Por Real Orden del 7 de agosto de 1770 y a propuesta de don Francisco Gautier, director general de construcciones y carenas, quedó en situación de excluido en Cartagena con los navíos Glorioso y Aquiles. Por una Real Orden del 18 de octubre de 1770, el teniente general don Carlos Reggio y Gravina, gobernador político y militar de la plaza de Cartagena, puso en estado de defensa a la plaza, llegando a situar a los navíos Terrible y Glorioso, a la entrada del puerto. Se fue deteriorando por el abandono hasta que el 22 de noviembre de 1774 una ráfaga de viento lo escoró y echó a pique.

Reparado provisionalmente, continuó desarmado hasta que el 16 de junio entró en el dique para ser carenado. Por una Real Orden del 25 de febrero de 1780 los navíos de 70 cañones serán clasificados como de 74 cañones. El navío Terrible fue el primero en el que se realizaron las obras necesarias para instalar un cañón por banda en los camarotes del alcázar y otros dos en la toldilla.

El 18 de abril de 1780, al mando del capitán de navío don Diego Quevedo, se incorpora desde Cartagena a la escuadra del teniente general don Luis de Córdoba para las operaciones del bloqueo de Gibraltar. El 9 de julio zarpa de Cádiz con la escuadra combinada de Córdoba. La escuadra regresa a Cádiz el 18 de julio, mientras el Terrible y otros cinco navíos, tres fragatas y una corbeta quedan en alta mar al mando del teniente general don Miguel Gastón para cruzar el acceso oeste del estrecho de Gibraltar. Esta escuadra de Gastón capturó el 24 de julio la fragata mercante británica Uniti, que había salido de Gibraltar la noche del 23. El mismo navío Terrible capturó el 31 de julio la fragata mercante Trident con 8 cañones montados y portas para 16, que había salido de Gibraltar la noche del 30.

Participa en la segunda campaña del Canal de la Mancha saliendo de Cádiz el 23 de julio de 1781 con la escuadra de Córdoba. Al mando del capitán de navío don Francisco Javier Winthuyssen y Pineda, desde el 25 de abril de 1782, participó en el verano de ese año en una nueva campaña del Canal de la Mancha con la escuadra combinada de don Luis de Córdoba y a su regreso asistió al bloqueo de Gibraltar y al salvamento de los restos de las baterías flotantes en su ataque al Peñón el 13 de septiembre.

A primeros de octubre de 1782 se encontraba con la escuadra de don Luis de Córdoba en la bahía de Algeciras, sufriendo un temporal los días 10 y 11 de octubre que dañó esta escuadra, sufriendo además el fuego con bala roja efectuado desde Gibraltar. La mañana del 13 de octubre se hace la escuadra a la vela en persecución de la escuadra británica al mando de Howe, tomando parte el 21 de octubre en el combate de cabo Espartel contra la escuadra británica. El capitán Winthuyssen desembarcó en Cádiz el 1º de diciembre de 1782, tomando el mando del navío el capitán de la misma clase don Antonio Pascual.

Al mando del capitán Pascual, fue el buque insignia del teniente general don Antonio Barceló en la expedición a Argel, que zarpó de Cartagena el 2 de julio de 1783. La escuadra estaba compuesta por los navíos Terrible, San Lorenzo, San Pascual y San Juan Bautista, las fragatas Nuestra Señora del Carmen, Santa Rosa, Juno y Santa Rufina, los jabeques Catalán, Lebrel, Pilar, San Luis, San Antonio, San Sebastián, Gamo, Mallorquín y Murciano, los bergantines Infante, Vivo y Fincaster, las balandras Tártaro, Primera Resolución y Segunda Resolución, las galeotas San Blas, San Lino y Carmen, los brulotes Joven José, Diate Portugués, Sol Dorado y Real Jorge y otros 55 buques menores, cuatro transportes, diecinueve lanchas cañoneras, veinte lanchas bombarderas, diez lanchas de abordaje, un falucho y una escampavía.

El bombardeo de castigo a la plaza duró del 1º al 10 de agosto, causando 24 muertos y 20 heridos en las filas españolas, no produciendo el efecto deseado, pues Argel siguió con su campaña de corso por el Mediterráneo. A partir de finales de 1785 permaneció desarmado en el departamento de Cartagena al mando del capitán de navío don José de Salazar y Salazar. En 1790 se encontraba asignado al departamento marítimo de Cartagena. Al mando del capitán de navío don Diego de Mendoza sale de Cádiz en julio de 1790 con la escuadra del teniente general marqués de Socorro, escuadra formada por los incidentes con los británicos en Nutka.

En 1793 se encontraba desarmado en el departamento de Cartagena al mando del capitán de navío don Juan de Aguirre. Al comenzar la guerra con los franceses en marzo de 1793 se encuentra en Ferrol y es armado en agosto de 1794. A finales de septiembre de 1794 estaba basado en el departamento de Cartagena y pertenecía a la escuadra del Mediterráneo, al mando del brigadier don Antonio Escaño. Del 16 de agosto a finales de octubre de 1794 es mandado por el brigadier don Antonio de Escaño García de Cáceres, que tiene que dejar el mando por enfermedad. El 18 de octubre de 1794 es destinado a la defensa de Rosas con la escuadra de don Federico Gravina, puesto al mando del capitán de navío don Baltasar Hidalgo de Cisneros y La Torre el 21 de octubre de 1794, para apoyar las operaciones de Ejército en Cataluña.

Entre el 2 y el 3 de febrero de 1795 interviene en el reembarco de las tropas en la plaza de Rosas. En marzo de 1795 se encuentra en Mahón con la escuadra del Mediterráneo del teniente general don Juan de Lángara y Huarte, al mando del capitán de navío don Baltasar Hidalgo de Cisneros. Con la división de don Domingo Pérez de Grandallana realizó un crucero de setenta días por la costa de África. Acabada la guerra con la República francesa el 22 de julio de 1795, realiza varias comisiones de traslado de tropas. Zarpa de Barcelona para dirigirse al puerto de Mahón con la división al mando de don Domingo Perler, zarpando de nuevo hacia Cataluña para llevar prisioneros franceses y tropas suizas. Tuvo la desgracia de colisionar en esta travesía con la fragata Santa Dorotea.

En octubre de 1795, junto a las fragatas Santa Casilda y Nuestra Señora de las Mercedes, zarpa de Barcelona para llevar tropas a Cádiz y Ceuta, colisionando con otra fragata, la Diana. Regresó después a Cartagena, después de una recalada en Mahón, donde el capitán de navío Cisneros es relevado del mando el 8 de septiembre de 1796 por el capitán de navío don Francisco Javier de Uriarte y Borja, siendo el Terrible desarmado al poco tiempo.

La firma del tratado de San Ildefonso con el gobierno francés el 18 de agosto de 1796 tuvo como consecuencia la entrada en guerra con Gran Bretaña a primeros de octubre de ese año. Pocos días antes, el 26 de septiembre, zarpa de Cádiz con la escuadra del Océano del teniente general don Juan de Lángara cruzando por las costas de Córcega, Italia y Francia. En Tolón se unen a otra escuadra francesa y recalan en Cartagena el 20 de diciembre. La escuadra queda mandada por don José de Córdoba. El 29 de enero de 1797 fue el buque encargado de llevar a Gibraltar a los marinos británicos presos tras el combate, en diciembre pasado, entre las fragatas Sabina y Minerve, entre los que se encontraban los tenientes Hardy y Culverhouse. Al salir de Gibraltar el 11 de febrero, la fragata Minerve es perseguida por el Terrible, estando a punto de capturarla, cuando a poco de salir un marinero cayó al agua y Hardy saltó al agua para rescatarlo. Nelson rescató al teniente y huyó.

Zarpa de Cartagena con la escuadra de Córdoba rumbo a Cádiz. Antes de producirse la batalla del Cabo San Vicente entra en Algeciras el 6 de febrero escoltando un convoy con la división del jefe de escuadra don Domingo de Nava, junto a los navíos Bahama y Neptuno y las fragatas Santa Brígida, Santa Casilda y Santa Dorotea. Salió de Algeciras rumbo a Cádiz escoltando un convoy, donde entró el 3 de marzo con el resto de la escuadra que combatió en la batalla del cabo San Vicente. Realizó una nueva salida de Cádiz con la división del jefe de escuadra Nava, regresando a Cádiz dando escolta al navío Santísima Trinidad. A partir del 11 de marzo de 1797 se encuentra en la escuadra del teniente general don José de Mazarredo, fecha en la que es nombrado comandante general de la escuadra del Océano, bloqueada por los británicos en Cádiz. En octubre de 1797 pasa a situación de desarme. En 1803 el navío es carenado y forrado de cobre en el arsenal de La Carraca.

En 1805 se encontraba desarmado y asignado al departamento de Cádiz. En enero de 1805 se encontraba en Cádiz. Para su siguiente campaña, su armamento fue modificado quedando de la siguiente manera: 28 cañones de 24 libras, 30 de a 18, 8 de a 8, 10 obuses de a 30 y 6 pedreros de a 4. Gravina zarpó de Cádiz con Villeneuve el 9 de abril sin esperar a la división del brigadier don Francisco Vázquez Mondragón, con insignia en el Terrible, acompañado por los navíos Firme y España y la fragata Magdalena con rumbo a la Martinica y unirse a la escuadra del francés Villeneuve, que había pasado ya por Cádiz y que había salido de Tolón. En la travesía capturaron al bergantín corsario británico Lord Nelson, de 12 cañones y 31 hombres, y a la goleta corsaria Enguita, de 10 cañones y 32 hombres. Llegaron de Fort de France el 14 de mayo, poco antes que Villeneuve y Gravina.

Entre el 29 y el 31 de mayo intervinieron la lancha y hombres del navío en el asalto y toma del peñón del Diamante. El 5 de junio dejaron Fort de France y el 7, cerca de la isla británica de Barbada, capturan un convoy de 16 velas. Al día siguiente, 8 de junio, emprendieron el regreso a Europa. Con la escuadra hispano-francesa estuvo en la batalla de Finisterre el 22 de abril de 1805 contra la británica de Calder, combatiendo con varios navíos ingleses a la vez, quedando bastante maltrecho en casco y jarcia. Tuvo un muerto y siete heridos. Al atardecer del 27 de julio la escuadra entró en Vigo. El 2 de agosto entró en Ferrol con el navío Argonauta. El 13 de agosto zarpó de Ferrol con el Monarca y el San Ildefonso y se unieron a la escuadra de Villeneuve, llegando a la bahía de Cádiz el 20 de agosto. Por los daños recibidos y por la falta de dotaciones, quedó en Cádiz desarmado, pasando su dotación al navío Rayo.

El 3 de enero de 1806 arboló la insignia del capitán general don Federico Gravina y el día 7 es nombrado su comandante el brigadier don Juan de Dios Topete y Fuente, relevando a Vázquez de Mondragón, que había sido ascendido a jefe de escuadra. Pasó a ser desarmado en octubre de ese año. Estando al mando del brigadier don Juan de Dios Topete, participó, del 9 al 14 de julio de 1808, en la rendición en Cádiz de la escuadra francesa del almirante Rosilly. Hasta su traslado a los navíos Castilla y Argonauta, recibió en junio a los prisioneros franceses.

A primeros de febrero de 1809 es puesto al mando del brigadier don Antonio Pareja y Serrano de León, que lo deja ese mismo año para mandar al navío San Justo. El 29 de marzo de 1809 zarpa de Cádiz dando escolta a varios buques mercantes que llevan a los prisioneros franceses a las islas Baleares, unos cinco mil hombres. Regresó a Cádiz en el mes de mayo de 1809. Se encontrada en Cádiz en 1811 totalmente inservible, desapareciendo de la lista de buques de la Armada.

Bibliografía:

Gaceta de Madrid, nº 23. Nápoles, 17 de mayo de 1763, página 191. Publicado el 14 de junio de 1763.

Gaceta de Madrid, nº 63. Cádiz, 31 de julio de 1780, página 583. Publicado el 8 de agosto.

Gaceta de Madrid, nº 66. Cádiz 7 de agosto de 1780, página 605. Publicado el 18 de agosto.

Blanco Núñez, José María.: La Armada española en la segunda mitad del siglo XVIII. IZAR. Construcciones Navales, S. A., 2004.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomos VII y VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

Gómez Vizcaíno, Juan Antonio.: “Marinos en el gobierno político y militar de la plaza de Cartagena (1809-1822)”. Revista de Historia Naval. Año 2006, nº 92.

Gómez Vizcaíno, Juan Antonio.: “Un marino ilustre de la Cartagena del XVIII: Everardo de Tilly y la posterior fundación del casino de Cartagena”. Revista Cartagena Histórica. Abril-junio 2006, nº 15.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: “Historial de buques. El navío Terrible (a) San Pablo Apóstol (1755-1811)”. Revista de Historia Naval. Año 2003, nº 82.

Gutiérrez de la Cámara Señán, José María.: “Barceló y el final de la piratería berberisca”. Revista General de Marina. Diciembre 2003.

Manera Regueyra, Enrique.: “La política naval española del rey Carlos III”. Revista General de Marina. Agosto de 1986.

Marliani, Manuel.: Combate de Trafalgar. Vindicación de la Armada española contra las aserciones vertidas por Mr. Thiers en su Historia del Consulado y el Imperio. Imprenta y Librería de Matute. Madrid, 1856.

Núñez Iglesias, Indalecio, Blanco Núñez, José María.: La diversión de Tolón. 2 Tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Paula Cuadrado, Francisco de.: Elogio histórico del Excmo. Sr. Don Antonio de Escaño. Imprenta Real Academia de la Historia. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Quintero González, José.: La Carraca. El primer arsenal ilustrado español (1717-1776). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2004.

Sánchez Núñez, Pedro.: Venturas y desventuras de un marino utrerano: José de Córdova y Ramos. Diputación de Sevilla. Sevilla, 2002.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas