Topete y Fuente, Juan de Dios Biografia

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar


Biografía de don Juan de Dios Topete y Fuente



Teniente general de la Real Armada Española.

Cruz de Marina Laureada.

Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III pensionada.

Orígenes

Nació en la población de Morón de la Frontera, provincia de Sevilla, en 1755, fueron sus padres, don García José Topete y Topete, y doña María de Fuentes y Verart.

Era el hermano menor de don Ramón Topete.

Hoja de Servicios

El 30 de octubre de 1772, sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz. Expediente N.º 1.190.

Después de realizar sus primeros estudios, se le ordenó embarcar en diferentes buques sucesivamente en comisiones de corso, al regreso de una de ellas se le ascendió el 3 de julio de 1775 a alférez de fragata.

Se le ordenó cruzar por el Mediterráneo y por el océano Atlántico, a bordo de dos urcas y un bergantín de su mando, en las mismas comisiones.

Por Real orden del 23 de mayo de 1778, se le ascendió al grado de alférez de navío.

Por Real orden del 17 de mayo de 1780, se le ascendió al grado de teniente de fragata.

En el mes de julio siguiente, fue comisionado para una misión de espionaje; se embarcó en un yate con bandera y propietario portugués, consiguió localizar a un gran convoy británico de cincuenta y cinco velas, lo siguió a distancia observando todos los movimientos, al poder dar con cierta seguridad su rumbo por medio de un bote con vela lo puso en conocimiento del general don Luis de Córdova, quien lo interceptó a la altura y en aguas del cabo de San Vicente el 9 de agosto continuo, siendo apresados cincuenta y dos de los transportes, cargados con gran cantidad de material de guerra, municiones y pólvora, así como uniformes, para sus hombres que en esos momentos estaban librando los últimos combates, contra los independentistas norteamericanos y que gracias a ésta interceptación los británicos perdieron la batalla de Yorktown, dando con ello la independencia a las trece colonias americanas.

De los buques apresados, 36 eran fragatas, 10 bergantines y seis paquebotes, y con ellos 1.350 hombres de las dotaciones, 1.357 oficiales y soldados de regimientos británicos que pasaban a ultramar y unos 286 pasajeros; total 2.943 prisioneros, además del botín que llevaban y pertrechos de todo tipo, valorado en 1.600.000 libras de la época, una cifra tan alta que afectó a la Bolsa de Londres.

A pesar de ser buques mercantes, por reunir condiciones aconsejables algunos de los apresados pasaron a formar parte de la Armada posteriormente, especialmente entre ellos los cinco fuertes y marineros indiamen, que después de ser mejorados, pasaron a prestar servicio como fragatas en la Real Armada siendo: la Helbrech, de 30 cañones, fue la Santa Balbina, de 34 cañones; la Royal George, de 28, fue la Real Jorge; de 30; la Monstraut, de 28, fue la Santa Bibiana, de 34, y las Geoffrey, y Gatton ambas de 28, fueron respectivamente, la Santa Paula, de 34 y Colón, de 30 cañones.

Por Real orden del 15 de noviembre de 1784, se le ascendió al grado de teniente de navío.

Poco después se le otorgó el mando del bergantín Ligero, coincidió por esas fechas la declaración de guerra a la república francesa, cuando corría el año 1793, por ello apresó un corsario enemigo cargado con pólvora y represando a un bergantín mercante español que había apresado.

Por Real orden del 1 de febrero de 1794, se le ascendió al grado de capitán de fragata.

Habiendo sido nombrado segundo comandante del navío San Francisco de Asís, se enfrentó su buque en un desigual combate en aguas de Cádiz, contra cuatro fragatas británicas, a pesar de su número fueron rechazadas con pérdidas y deterioros.

En el intento frustrado por la rápida actuación de las tropas embarcadas en los buques fondeados en el Arsenal de Ferrol, quienes evitaron a sangre y fuego que los británicos conquistaran tan importante enclave español, también estuvo presente, con la misión de conducir municiones y pólvora a los desembarcados, desempeñándola con gran valor y celo, ocurriendo este hecho entre el 25 a 28 de agosto de 1800.

Al mando de la fragata Asunción, realizó un viaje redondo al Río de la Plata, durante su derrota tuvo que navegar por derrotas inusuales para evitar encontrarse con los enemigos que mantenían una férrea vigilancia, aún así mantuvo un corto combate con una fragata británica de mayor porte, dejándola a su popa gracias a la mayor velocidad de la suya.

Por Real orden del 5 de octubre de 1802, se le ascendió al grado de capitán navío y tuvo bajo su mando y sucesivamente a los Laferme, Miño y Castilla.

A petición suya fue embarcado de segundo en el navío San Francisco de Asís, perteneciente a la escuadra del general don Federico Gravina, quien junto a la francesa del almirante Villeneuve, se hizo a la mar el 20 de octubre de 1805, participando en el combate naval de Trafalgar, librado al siguiente día con el resultado de naufragar por los daños sufridos, pero sobre todo por el duro temporal siendo aconchado contra la costa del Puerto de Santa María.

El 9 de noviembre de 1805, fue ascendido al grado de brigadier, tomando el mando del navío Terrible, perteneciente a la escuadra del general don Ignacio María de Álava, pasando posteriormente al mando del general don Juan Ruiz de Apodaca.

Con éste buque participó en los combates que dieron como resultado la rendición de la escuadra francesa del almirante Rosilly, teniendo lugar los hechos, entre el 9 y 14 de junio de 1808, siendo la primera derrota sufrida por los invictos ejércitos napoleónicos.

En el mes de diciembre siguiente y al no haber buques de guerra se le ordenó pasase a Sevilla, siendo nombrado Coronel del segundo regimiento de Infantería Real de Marina.

Con el regimiento de su mando, participó en los combates que se libraron en las provincias de Extremadura y de la Mancha, a las órdenes respectivas de los generales don Francisco Javier Venegas y don Gregorio de la Cuesta.

El 28 de junio de 1809, se batió en el combate por la posesión de Ciudad Real y los 27 y 28 de julio siguiente, en los de la ciudad de Talavera de la Reina, siendo condecorado con la medalla de la Cruz de Distinción de este combate.

Y como mérito para su carrera, por Real orden del 28 de agosto siguiente se le ascendió al grado de jefe de escuadra, obligándole a entregar el mando del regimiento de Infantería de Marina.

El 13 de febrero de 1810, se le otorgó el mando de las fuerzas sutiles destinadas a proteger la isla de León, con ellas se batió en muchas ocasiones contra las baterías francesas apostadas en la costa, logrando en más de una ocasión hacerlas callar.

El 16 de enero de 1811, se le nombró Comandante General del Arsenal de La Carraca, por ello mantuvo múltiples duelos artilleros con las piezas de los napoleónicos, todos sus esfuerzos y efectiva dirección fueron recompensados, al serle concedida Cruz de Marina Laureada, cesando en el mando de su destino el 30 de octubre de 1812.

Por Real orden del 13 de mayo de 1813, fue designado vocal del Consejo de Guerra de Oficiales Generales, quedando establecido en el Puerto de Santa María, con la misión de examinar la conducta de los oficiales generales que durante la invasión napoleónica, habían permanecido en los territorios ocupados por éstos.

Por Real orden del 27 de julio de 1814, se le nombró Gobernador Militar y Político de la ciudad y arsenal de Cartagena, a donde se desplazó embarcado de transporte en la fragata Sabina.

En 1816 se le condecoró con la Gran Cruz de San Hermenegildo y también con la pensionada de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III, como premio a los servicios prestados en el cargo del Gobierno de Cartagena, continuó desempeñando este alto puesto hasta el 14 de marzo de 1822, por pasar a tomar el mando interino del Departamento de Cartagena, hasta que en el mes de mayo de 1823, por haberle sido entregada en propiedad la comandancia General del Departamento de Cádiz, arribó de transporte en el navío San Pablo, para tomar el mando.

A pesar de lo frágil de la situación política de España en aquellos momentos y de los cambios, él se mantuvo en el suyo, siendo ascendido al grado de teniente general, por la promoción realizada por orden del Rey el 14 de julio de 1825 una vez recuperados los poderes absolutos.

Siguió al frente de su Departamento, pero la gran penuria económica por la que atravesaba el país, los recursos eran muy escasos, traduciéndose en la endémica cuestión de falta de pago de los sueldos a los miembros de Armada, obligándoles a arrastrar una vida miserable, de la que no pudo escaparse a pesar de su grado.

Estas preocupaciones le producían unos sinsabores apreciables, sobre todo por no estar en sus manos la solución, las cuales fueron minando su salud y como consecuencia le precipitaron la muerte.

Falleció en su puesto en la población de San Fernando, el 26 de marzo de 1828, contaba con setenta y tres años de edad, de ellos cincuenta y cinco, y cinco meses de honrosos servicios a España.

Bibliografía:

Alcalá Galiano, Pelayo.: El Combate de Trafalgar. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2003. Facsímil de la edición del primer tomo en 1909 y el segundo en 1930.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosilly en la bahía de Cádiz, el 14 de junio de 1808.

Cervera Pery, José. Juan Bautista Topete: Un Almirante para una Revolución. Ministerio de Defensa. Madrid. 1995.

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 62. 1928. página 811.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Franco Castañón, Hermenegildo.: La razón de Trafalgar. La campaña naval de 1805. Un análisis crítico. AF Editores. Valladolid, 2005.

Marliani, Manuel.: Combate de Trafalgar. Vindicación de la Armada Española. Impreso de Orden Superior. Madrid, 1850.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas