Valencia y Saenz Ponton, Pedro Estanislao de Biografia

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar

Biografía de don Pedro Estanislao de Valencia y Sáenz Pontón

Teniente general de la Real Armada Española.

Cruz de caballero de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III, pensionada.

Cruz de Comendador de la Real Orden Americana de Isabel La Católica.

Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Orígenes

Vino al mundo en Popayan, en Santa Fé, virreinato de Nueva Granada en 1766, fueron sus padres don Pedro Agustín de Valencia Castillo, Tesorero de la Real Casa de la Moneda y doña Gerónima Rosa Sáenz Pontón y Hurtado.

Hoja de Servicios

Se trasladó a la península, sentando plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 26 de mayo de 1781. Expediente N.º 1.681.

Al aprobar sus estudios teóricos pasó embarcado el 27 de septiembre de 1782 al Apostadero de Algeciras, para abordar el navío Oriente que allí se encontraba perteneciente a la escuadra del general don Luis de Córdova, participando en el combate del 20 de octubre siguiente contra la escuadra británica del almirante Howe, llamado del cabo Espartel.

Al regresar a la bahía se le dio la orden de pasar a la Compañía prosiguiendo sus estudios, hasta que por orden del 4 de junio de 1783 volvió a embarcar en el navío Guerrero, zarpando para realizar los cruceros entre los cabos de Santa María y San Vicente en protección del tráfico marítimo procedente de ultramar, al regreso de su segundo crucero se le comunicó su ascenso a alférez de fragata con fecha del 18 de septiembre siguiente.

Permaneció en el navío hasta recibir la orden del 25 de noviembre de 1785 de trasbordar a la fragata Asunción, perteneciente a la división del capitán de navío don Manuel Núñez Gaona, realizando el corso por el Mediterráneo contra la Regencia de Argel, por orden del 18 de septiembre de 1786 trasbordó a la fragata Loreto, zarpando en un tornaviaje a Filadelfia fondeando en la bahía de Cádiz el 28 de febrero de 1787, quedando desembarcado.

Quedando destinado en el mismo Departamento, donde se le entregó la Real orden del 7 de junio de 1788 con el ascenso al grado de alférez de navío. Elevó petición de licencia siéndole concedida, pidiendo una prorroga que también se le concedió, presentándose en el Departamento el 18 de junio de 1790, se le ordenó embarcar en la urca Bibiana, pasando a formar parte de una división compuesta por los navíos San Julián y Miño, más la urca Perpetza, embarcaron al regimiento de Cantabria para desembarcarlo en San Juan de Puerto Rico, zarpando después con rumbo a la Habana, donde fue destinado al Apostadero de la ciudad, recibiendo la Real orden del 1 de marzo de 1791 notificándole su ascenso al grado de teniente de fragata.

Se le ordenó el 29 de enero de 1792 embarcar en la fragata Minerva, zarpando con situado con rumbo a San Juan de Puerto Rico y la isla de Santo Domingo, regresando a la Habana en la goleta Magdalena, recibiendo la orden del 22 de mayo siguiente para trasbordar al navío Pelayo, entregándole la orden del 24 de junio de trasbordar al bergantín Galveston y de éste el 8 de julio de nuevo al Pelayo, zarpando de la Habana el 1 de diciembre con rumbo a la bahía de Cádiz, donde al arribar fue desembarcado por estar enfermo pasando al hospital.

Recuperado se le ordenó el 15 de mayo de 1793 embarcar en el navío San Dámaso, realizando cruceros por las aguas de la comprensión del Departamento, tanto en el Mediterráneo como el Océano, entrado 1794 trasbordó al navío Magnánimo, para transportar al regimiento de Extremadura a Rosas, por estar la plaza sufriendo el ataque de los convencionales franceses, al cumplir la comisión el buque regresó a la bahía de Cádiz.

Pocos días después se le ordenó trasbordar a la fragata Minerva, zarpando en conserva del navío Asia, destinados a una comisión secreta a Ultramar, al cumplirla arribaron a la Habana donde fueron incorporados a la escuadra del general don Gabriel de Aristizábal, a las órdenes de este jefe navegó por todo el seno mejicano, Antillas mayores y menores así como por las costas de Tierra Firme, al regresar a la Habana de una de sus diversas comisiones se le entregó la Real orden del 27 de agosto de 1796 con su ascenso al grado de teniente de navío, continuó en aquellas aguas donde le entregaron la Real orden del 5 de octubre de 1802 con su ascenso al grado de capitán de fragata, prosiguiendo con su trabajo hasta serle ordenado embarcar de transporte en el bergantín Carmen entrado 1803, fondeando en la bahía de Cádiz.

Por el ataque sufrido por cuatro fragatas españolas el 5 de octubre de 1804, por igual número de británicas estando en tiempos de paz, se declaró la guerra al Reino Unido, por ello se le destinó como segundo comandante al apostadero de fuerzas sutiles de Cádiz por orden del 5 de enero de 1805, tomando directamente el mando de la división apostada en la Caleta, lugar donde estuvo hasta el 7 de marzo de 1806, quedando sin mando de mar.

Por orden del 22 siguiente se le nombró segundo del navío Príncipe de Asturias, insignia del general don Ignacio María de Álava, pasando a enarbolar su insignia en el mismo buque el general don Juan Ruiz de Apodada, cuando tuvo lugar el combate que duró desde el 9 al 14 de junio de 1808, logrando rendir la escuadra francesa al mando del almirante Rosilly, al terminar el encuentro se le ordenó marinar el navío francés Neptune, permaneciendo en su puesto hasta el 22 siguiente, por recibir la orden superior de incorporarse a su destino en el Príncipe de Asturias, quedando desembarcado el 22 de septiembre continuo.

Recibió la orden del 1 de febrero de 1809, nombrándole segundo del navío San Leandro, zarpando de la bahía de Cádiz con rumbo a Veracruz y la Habana para embarcar caudales, especias y mercancías de particulares, de regreso a la península un fuerte temporal les obligó a arribar a la Habana, donde dado a la banda se reparó lo mejor que se pudo las averías, zarpando de nuevo, pero otro duro temporal le obligó a buscar refugio en San Juan de Puerto Rico y desde aquí regresar a la Habana fondeando el 21 de marzo, el mal estado del buque aconsejó desembarcar los caudales y mercancías así como la dotación, quedándose en puerto hasta arribar el navío Bulwark mercante británico, el cual abordó de transporte regresando a la bahía de Cádiz, fondeando el 19 de diciembre de 1810, quedando desembarcado con destino en el Departamento.

Por Real orden del 11 de mayo de 1811 se le destinó como Mayor General de las fuerzas navales del puente de Suazo, encontrándose en este puesto se le entregó la Real orden del 24 siguiente, notificándole su ascenso al grado de capitán de navío; siéndole entregada la Real orden del 18 de octubre continuo, nombrándole Vocal del Tribunal para juzgar a los oficiales que durante la guerra permanecieron en territorio ocupado por el enemigo.

Por Real orden del 26 de mayo de 1813 se le otorgó el mando del navío Asía, zarpando de la bahía de Cádiz con rumbo al Callao, donde arribó después de doblar el cabo de Hornos el 25 de diciembre siguiente, zarpó dando escolta a un convoy con tropas a las mismas costas de Chile, cumplida la comisión se le dió la orden de regresar a la península, fondeando en la bahía de Cádiz el 30 de mayo de 1815, quedando su buque incorporado a la división del brigadier don José Rodríguez de Arias, realizando cruceros de protección del tráfico marítimo entre los cabos de Santa María y San Vicente, en ocasiones llegando a la vista de las islas Azores y varios cruceros por el Mediterráneo sobre las costas de la regencias norteafricanas, quedando desembarcado al regreso de una de sus comisiones el 24 de febrero de 1818.

El 4 de mayo de 1820 se le nombró Mayor General del apostadero de la Habana, razón por la que embarcó de transporte en la fragata Sabina, desembarcando en su nuevo destino, permaneciendo hasta el 4 de abril de 1822, regresando a la península de transporte en el bergantín Aquiles, desembarcado en la bahía de Cádiz el 19 de agosto siguiente.

Quedando sin destino en el propio Departamento, hasta recibir la Real orden del 7 de noviembre continuo siendo destinado como Director de pertrechos del Arsenal de La Carraca, donde estuvo hasta octubre de 1823.

Estando sin mando en el mismo Departamento le fue entregada la Real orden del 14 de julio de 1825, con su ascenso al grado de brigadier, poco después fue nombrado en comisión Comandante del Tercio Naval de Valencia, permaneciendo en el puesto hasta ser sustituido el 30 de agosto de 1828, con la orden de incorporarse de nuevo al Departamento de Cádiz.

Por sus muchos méritos por Real orden del 29 de octubre de 1832 se le concede la Cruz de caballero de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III, pensionada, condecoración entonces muy raramente concedida y más pensionada; por otra Real orden del 2 de noviembre siguiente, es nombrado Comandante General del Arsenal de La Carraca, tomando el mando efectivo el 15 continuo.

Por otra Real orden del 25 de abril de 1833 se le nombra Comandante principal del Real Cuerpo de Artillería de Marina, por ello cesó en el mando anterior el 6 de mayo y al siguiente tomó posesión de nuevo destino. Por Real orden del 30 de julio seguido se le notifica su ascenso al grado de jefe de escuadra y poco después por tener cumplidos los requisitos se le concede la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Fue nombrado el 10 de abril de 1834 Vocal de la Junta Superior de Gobierno de la Armada, por ello se desplazó a la Villa y Corte, permaneciendo en ella hasta ser disuelta el 28 de noviembre de 1835, al quedar sin cargo en la capital se puso en camino a Cádiz, se encontraba en su residencia cuando le fue entregada la Real orden del 27 de abril de 1840, con el ascenso al grado de teniente general.

Nadie pudo ni entonces ni ahora averiguar la razón, por ello transcribimos la comunicación del capitán general del Departamento de Cádiz remitida al Gobierno:

«Capitanía General de marina del Departamento de Cádiz. — Excmo. Sr. El día 1º del actual me fué participado que el Teniente General de la Armada D. Pedro Estanislao de Valencia, por efecto de enajenacion mental habia atacado su existencia con un tiro de pistola. Inmediatamente dispuse que por el Jefe respectivo se procediese á la averiguacion sumaria con todos los procedimientos que legalmente deben seguirse, y cual en efecto se están verificando, pudiendo anticiparle á V. E., que tanto del parte de los facultativos, cuanto del estado en que el espediente se encuentra, continúa probándose de un modo evidente que tan sentida desgracia tiene su orígen en la causa que dejo indicada. — Lo que tengo el honor de poner en el superior conocimiento de V. E. segun es mi deber. — Dios guarde á V. E, muchos años. San Fernando 4 de junio de 1841. — Excmo. Sr. — José Morales de los Rios. — Excmo. Sr. Ministro de Marina.»
«Capitanía General de marina del Departamento de Cádiz. — Excmo. Sr. — A las cinco de la mañana del día de anteayer, falleció el Teniente General de la Armada D. Pedro Estanislao de Valencia, por resultas de la desgracia ocurrida en su persona y de que dí parte á V. E. en carta núm. 260 del correo último. — Lo que es de mi deber poner en noticia de V. E. — Dios guarde á V. E. muchos años. San Fernando 7 de junio de 1841. — Excelentísimo Sr. — José Morales de los Rios. — Excmo. Sr. Ministro de Marina.»

Falleció el 5 de junio de 1841, contando con setenta y cinco años de edad, de ellos sesenta años y diez días de superiores servicios.

Bibliografía:

Aragón Fontela, Miguel.: La Rendición de la Escuadra Francesa de Rosilly (14 de junio de 1808) Cuaderno Monográfico del Instituto de Historia y Cultura naval, N.º 55. Madrid, 2007. Págs. 67 a 90.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosilly en la bahía de Cádiz, el 14 de junio de 1808.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas