Brandariz Ponte y Barrios. Jose Biografia

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar

Biografía de don José Brandaríz Ponte y Barrios.

Teniente general de la Real Armada Española.

Orígenes

Vino al mundo en la población San Tirso en Mabegondo de Betanzos actual provincia de Coruña en 1759, siendo sus padres don Simón Brandaríz Ponte y Andrade y Sanjurjo, y doña Úrsula de Barrios y Andrade.

Hoja de Servicios

Entró a servir como cadete el 23 de marzo de 1774 en el regimiento de infantería de León, pasando los exámenes de acceso en la Corporación, sentando plaza de guardiamarina el 9 de septiembre de 1776 en la Compañía del Departamento de Cádiz, siendo elegido para pasar a la recién creada de Ferrol en el mismo año. Expediente N.º 1.503.

Al aprobar los exámenes teóricos se le ordenó embarcar en la urca Presentación, comisionada a cruzar sobre las guas del Cantábrico, al regreso de uno de sus cruceros se le comunicó su ascenso con fecha del 9 de agosto de 1778 a alférez de fragata, al estallar la guerra en este mismo año contra el Reino Unido embarcó sucesivamente en los navíos San Fernando, Gallardo y Guerrero pertenecientes a la escuadra del general Arce, quien se unió a su paso a la escuadra de don Luis de Córdova y conde de d'Orvillers, participando en 1779 en la primera campaña sobre el canal de la Mancha, obligando con su presencia al almirante británico Hardy a buscar refugio en sus puertos y arsenales, por ello solo se pudo apresar el navío Ardent del porte de 74 cañones, a su regreso prosiguió rumbo a la bahía de Cádiz participando en el bloqueo de Gibraltar, el bombardeo de las baterías flotantes del 13 de septiembre de 1782 y en el combate del cabo Espartel el 20 de octubre siguiente, contra la escuadra británica del almirante Howe.

Se le entregó la Real orden del 21 de diciembre de 1782 con su ascenso al grado de alférez de navío, al firmarse la paz de Versalles el 20 de enero de 1783 se le ordenó trasbordar al navío África, zarpando con rumbo a Veracruz y Habana, donde trasbordó de transporte al navío Mejicano regresando a Ferrol, al desembarcar fue destinado a los Batallones de Infantería de Marina, más tarde fue nombrado ayudante de la Subinspección de pertrechos del Arsenal.

Por Real orden del 28 de abril de 1787 fue ascendido al grado de teniente de fragata, permaneciendo en el mismo destino, entregándole la Real orden del 1 de marzo de 1791 con su ascenso al grado de teniente de navío, pasando sucesivamente embarcado a los navíos Mejicano, Arrogante y San Hermenegildo siendo éste el insignia del general don Federico Gravina, zarpando en la escuadra del general don Juan de Lángara quien en unión a la británica del almirante Hood tomaron la plaza de Tolón en 1793, para ello participó en los combates de las alturas de Faraon, Malbusquet y las restantes, al poco tiempo los convencionales franceses atacaron con muchas más fuerzas obligando al reembarque de las tropas, zarpando con rumbo a las islas Hyères donde se reunió la escuadra, pasando posteriormente a Cartagena.

El 17 de febrero de 1794 se le ordenó trasbordar al navío Santo Domingo, acudiendo a la defensa de Rosas y la isla Santa Margarita, permaneciendo a su bordo hasta el 1 de septiembre de 1795 por trasbordar al Real Carlos, regresando a la bahía de Cádiz, de donde más tarde zarpó con rumbo a Ferrol, donde el 6 de noviembre siguiente recibió la orden de desembarcar, por ser destinado a los Batallones de Infantería de Marina siendo nombrado sargento Mayor de ellos.

Por orden del 1 de febrero de 1800 embarcó en el Real Carlos, poco más tarde trasbordó al Monarca y un tiempo después al San Hermenegildo, formando parte de su dotación fue de los desembarcados el 25 de agosto al ser atacada Ferrol por una expedición británica, con la intención de dar al fuego a los buques allí fondeados, la reacción fue tan rápida, contundente y eficaz que al amanecer del 27 seguido solo se vio en la playa de Domiños la artillería enemiga abandonada, por las prisas en abandonar la empresa.

El 5 de abril de 1801 trasbordó al San Fernando, zarpando la escuadra con rumbo a la bahía de Cádiz, de donde salieron con rumbo a Algeciras por estar la escuadra francesa del contralmirante Linois bloqueada por la británica del almirante Saumarez, al llegar la española la enemiga se encontraba en el fondeadero de Gibraltar, zarpando el 12 de julio las aliadas con rumbo a Cádiz, siendo atacado esa noche por ser muy cerrada y de muy baja visibilidad, lo que fue aprovechado por el navío británico Superb a quien le acompañó la suerte en forma de una racha de viento de Levante, consiguiendo acercarse todo lo posible al Real Carlos, sobre el que descargó casi simultáneamente toda su artillería por la aleta de popa estribor del navío español, pero algunos de los proyectiles fueron a impactar por la cercanía a la que se encontraba en el San Hermenegildo, el cual al recibirlos pensó que algún enemigo estaba a su altura aprovechando la oscuridad casi completa, por ello se ordenó abrir fuego, pero éste fue a dar de lleno en el Real Carlos, quién a su vez al ser atacado pensó lo mismo que su compañero, por ello los dos arribaron sobre el contrario, llegándose a lanzar granadas de mano y frascos de fuego, provocando un gran incendio en el Real Carlos, el cual alumbró la escena y nadie se podía creer lo que veían sus ojos, dos navíos de tres baterías españoles se habían atacado hasta aniquilarse mutuamente, pues el fuego en el San Hermenegildo era incontrolable, permaneció en su buque hasta ser firmada la paz de Amiens el 27 de marzo de 1802, recibiendo la Real orden del 18 de marzo siguiente, otorgándole el mando del bergantín Fuerte zarpando con los pliegos de la paz con destino a Puerto Rico, Habana, Veracruz y Cartagena de Indias.

Se le entregó la Real orden del 7 de octubre seguido con su ascenso al grado de capitán de fragata, por otra R. O. del 13 de agosto de 1803 se le otorga el mando de la fragata Lucia zarpando con rumbo a Cádiz, al arribar trasbordó al mando de la Venganza, dando la vela en un tornaviaje al mar del Plata, regresando el 17 de julio de 1805 a Ferrol entregando el mando.

Por pasar de segundo al navío San Agustín, siendo su comandante don Felipe Jado Cajigal en la escuadra del general Grandallana, quedando incorporado a la escuadra del general don Federico Gravina, en unión de la francesa a las órdenes del vicealmirante Villeneuve, zarparon el 10 de agosto de 1805 con rumbo a la bahía de Cádiz donde fondearon el 20 seguido, permaneció fondeado hasta recibir la orden de dar la vela el 20 de octubre consecutivo, participando en el combate naval del 21 de octubre del cabo de Trafalgar, contra la escuadra británica del almirante Nelson, fue el primero en abrir fuego, al poco fue rodeado por cuatro enemigos, quedando desarbolado y siendo herido, manteniendo el fuego hasta las 1730 horas, dado el estado del buque y la gran cantidad de bajas se optó por rendirlo, siendo abordado por una dotación de presa que le fue imposible salvar el casco, siendo llevado prisionero a Gibraltar.

Regresó a Cádiz donde pasó a recuperarse de su herida, recibiendo la Real orden del 9 de noviembre siguiente con su ascenso al grado de capitán de navío, siendo esta una promoción general como gracia de S. M. para todos los participantes en el combate anterior, al recuperarse fue transportado a su Departamento de destino, Ferrol.

En 1806 se le entregó la Comandancia de Marina de Villagarcía de Arosa, donde se encontraba al ser invadida la península por los ejércitos napoleónicos, el pueblo se armó para defender su tierra, decidiendo ponerse al frente de las tropas.

Por Real orden del 30 de noviembre de 1809 se le entregó la Comandancia del Tercio de Vigo, el 10 de septiembre de 1810 pasó a Ferrol por ser nombrado interinamente comandante principal de los Tercios del Norte, permaneció hasta el 21 de abril de 1811, entregándole la Real orden del 24 de mayo seguido con su ascenso al grado de brigadier y destinado el 26 siguiente como Gobernador político y militar de Ferrol, cesando el 1 de abril de 1813.

Por Real orden del 3 de septiembre de 1814 se le nombra Director del cuerpo de pilotos del Departamento, puesto en el que permaneció hasta el 26 de julio de 1823, siéndole entregada la Real orden del 6 de noviembre de 1824 con su ascenso al grado de jefe de escuadra, pasando a tomar el mando interinamente de la Comandancia General del Departamento, hasta ser sustituido el 11 de noviembre de 1824 por el también jefe de escuadra don José de Quevedo Chieza en calidad de interino.

Fue nombrado comandante general de los Tercios del Norte, poco después por tener cumplidos los requisitos de la Orden de San Hermenegildo se le concedió la Gran Cruz.

Por Real orden del 3 de diciembre de 1825 fue comisionado para pasar revista de inspección a los Tercios de Ferrol y Vigo, regresando al finalizar el 6 de agosto de 1826, continuando en la comandancia de los Tercios hasta el 17 de marzo de 1827.

Quedó disponible en el Departamento desempeñando comisiones de su alto cargo, llegando a ser el general más antiguo, por ello se hizo cargo de la comandancia General interinamente el 10 de mayo de 1833, permaneciendo en ella hasta la llegada de su propietario el 1 de diciembre siguiente, volvió a hacerse cargo el 10 de mayo de 1835, cesando el 13 de agosto seguido, de nuevo tomo el mando interinamente el 7 de mayo de 1836, entregándolo el 9 de julio siguiente.

Por Real orden del 12 de enero de 1839 fue ascendido al grado de teniente general, estando el general Espartero como Regente del Reino, se le entregó la Real orden del 15 de febrero de 1842 quedando exento de todo servicio, pero de cuartel en Ferrol.

Donde falleció el 11 de agosto de 1843, cuando contaba con ochenta y siete años de edad, de ellos más de sesenta y nueve de honrosos servicios.

Bibliografía:

Alcalá Galiano, Pelayo.: El Combate de Trafalgar. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2003. Facsímil de la edición del primer tomo en 1909 y el segundo en 1930.

Estado General de la Armada año de 1835. Imprenta Real. Madrid.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Ferrer de Couto, José: Combate naval de Trafalgar. Imprenta de D. Wenceslao Ayguals de Izco. Madrid, 1851.

González-Aller Hierro, José Ignacio. La Campaña de Trafalgar (1804-1805) Corpus Documental. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Marliani, Manuel.: Combate de Trafalgar. Vindicación de la Armada Española. Impreso de Orden Superior. Madrid, 1850.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas