Cánovas del Castillo (1923)

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar

Construcción:

 Foto del cañonero Cánovas.
Cánovas del Castillo.
Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Los tres cañoneros de la clase Cánovas del Castillo fueron proyectados en la Ley de Escuadra del 17 de enero de 1915, con un presupuesto de tres millones de pesetas cada uno. Fueron construidos en Cartagena por la Sociedad Española de Construcciones Navales.

Como era habitual en muchos proyectos de la época, se realizó con excesiva lentitud. Al año siguiente, el 29 de enero de 1916 se aprobó el contrato con la SECN. Hasta cuatro años después, por un Real decreto de 14 de enero de 1920, no se autorizó el gasto de 14 millones y medio de pesetas para su construcción.

La quilla del Cánovas del Castillo se colocó el 22 de febrero de 1921, botado el 21 de enero de 1922 y se entregó a la Armada el 7 de diciembre de 1923.

Desplazaba 1.335 toneladas. Medía 77 metros de eslora, 10,23 de manga y 3,42 de calado. Tripulado por 140 hombres.

Disponía de dos turbinas alternativas de tipo Parson, dos calderas Yarrow, y dos hélices. Alcanzaba los 1.700 caballos de potencia a tiro forzado y una velocidad de 15 nudos. Con una capacidad de almacenar 324 toneladas de carbón, tenía una autonomía de 3.600 millas a consumo económico de 10 nudos.

Armado con 4 cañones Vickers de 101 mm, dos a proa y dos en la popa dispuestos axialmente, dos antiaéreos Vickers de 47 mm y dos ametralladoras de 7 mm.

Historial:

Poco después de entrar en servicio se puso al mando del capitán de fragata don Arsenio Rogi, y en febrero de 1924 se incorporó a las Fuerzas Navales del Norte de África. Quedó de estación en Ceuta a mediados de mayo de 1924.

En mayo de 1925 participó en la ocupación de Alcazaseguer. Por la noche embarcaron en Ceuta las tropas del general Souza. En tres barcazas embarcaron la 4ª y 6ª bandera del Tercio al mando del coronel Franco. En otras tres barcazas embarcaron el grupo de regulares de Ceuta, al mando del teniente coronel Álvarez Arenas. Iban remolcadas por los guardacostas Traga, Xauen, Wad-Ras, Arcila, Uad-Kert, Uad-Lucus y Tetuán, escoltados por los cañoneros Cánovas del Castillo, Canalejas y Laya y dos torpederos. En el vapor Vicente de Roda embarcó un regimiento de Ceuta y pertrechos. Tomaban también parte de la expedición el crucero Reina Victoria Eugenia, el buque hospital Barceló y varios remolcadores. En el crucero estaban embarcados el almirante jefe de las fuerzas navales del protectorado, Guerra Goyena, y varios generales. Llegaron a la una de la madrugada a la playa y desembarcaron las tropas al amanecer. El avance de las tropas son apoyadas por dos escuadrillas de aeroplanos. Los objetivos se consiguieron ese mismo día.

La mañana del 4 de abril de 1925 llegó a Melilla el cañonero Cánovas y el crucero Reina Victoria Eugenia. El general Primo de Rivera llegó a bordo del cañonero, el almirante Guerra Goyena y otras autoridades, mientras que en el crucero llegaron varios generales y oficiales.

Tomó parte en el desembarco de Alhucemas en septiembre de 1925. Durante el desembarco, fue destacado con el cañonero Canalejas a bombardear Uad Lau como maniobra de distracción. El 9 de septiembre abordó al destructor Alsedo.

El 10 de febrero de 1926 se le entregó la bandera de combate en el puerto de Málaga. Presidieron el acto los Reyes de España. A primeros de abril de 1926 se propuso como comandante del cañonero al capitán de fragata don Julio Suances.

La aviación militar española, tras los viajes anteriores, decide realizar una travesía con tres hidroaviones Dornier Wall de Melilla a Guinea. Comienza el viaje el 10 de diciembre y llegan a Santa Isabel el 25 de diciembre. Emprendieron el regreso el 26 de enero y llegaron los tres aviones a Melilla el 26 de febrero de 1927. El cañonero Bonifaz apoyó a los hidroaviones en el trayecto de Casablanca a Las Palmas. En el trayecto de Las Palmas a Fernando Poo, fueron apoyados por el cañonero Cánovas. El cañonero aprovechó la travesía para realizar el balizamiento de Río Muni.

A mediados de junio de 1927 se encontraba en las islas Canarias. Embarcó a bordo del cañonero el capitán general Vallejo para realizar una visita de inspección a Cabo Juby, Villa Cisneros y Río de Oro, regresando a Tenerife a finales de junio. A finales de julio de 1927 salió de Las Palmas para realizar un crucero por todas las islas Canarias. A finales de agosto de 1927 se propuso para el mando del cañonero al capitán de fragata don José Barreda Castañeda. El 24 de septiembre de 1927 entró en Cádiz para limpiar fondos. Se hizo a la mar el 12 de noviembre de 1927 de vuela a Las Palmas. Zarpó a finales de diciembre de 1927 rumbo a la costa africana para remolcar al velero María Candelaria, varado en una playa.

Entró en Cádiz el 24 de agosto de 1928. Regresó a las islas Canarias, encontrándose en Las Palmas en enero de 1929. En enero de 1929 se propuso para su mando al capitán de fragata don Enrique Pérez y Fernández. La noche del 1º de mayo de 1929 salió de Las Palmas rumbo a Tenerife para ponerse a las órdenes del Ministro de Marina. La noche del 11 de mayo de 1929 llegó a Las Palmas el cañonero Canalejas para relevar al Cánovas del Castillo, que debía zarpar rumbo a Cádiz y Cartagena. Salió de las Palmas rumbo a Cádiz el 18 de noviembre de 1929.

El 20 de mayo de 1930 visitó el Infante Don Carlos el cañonero en el puerto de Barcelona. Fue recibido por el comandante y el capitán general del departamento de Cartagena don José Rivera y Álvarez de Canero. En la primera semana de julio de 1930 llegó a Mahón procedente de Cartagena, al mando del capitán de fragata don Enrique Pérez. La mañana del 10 de julio salió de Mahón rumbo a Cartagena con material para los submarinos, saliendo a los pocos días rumbo al Atlántico.

El 21 de julio de 1930 salió de Ferrol rumbo a Santander con el almirante marqués de Magaz a bordo. Entró en Cádiz el 1º de septiembre de 1930. A mediados de octubre salió de Cádiz rumbo a Las Palmas, regresando al mismo puerto el 25 de noviembre para limpiar fondos.

El 12 de febrero de 1932 llegó a Cádiz el trasatlántico Buenos Aires, con deportados de Cataluña. El cañonero Cánovas le dio escolta hasta el golfo de Guinea, saliendo de Cádiz el 13 de febrero.

La primera semana de enero de 1933 salió de Las Palmas rumbo a Cabo Juby. Allí embarcó el gobernador general del Sáhara, comandante Cañizares, para llevarlo a Río de Oro y hacerse cargo de su gobierno, sustituyendo del anterior gobernador señor Regueral. Unos días antes se habían fugado 29 deportados que se encontraban en Villa Cisneros. Por estos hechos fue destituido el comandante del cañonero Cánovas, el capitán de fragata Diezma, ocupando el mando su segundo, el capitán Magaz. De Ferrol se desplazó a Las Palmas el nuevo comandante, el capitán de fragata don Ángel Suances Piñeiro.

A finales de marzo de 1933 llegó a Ferrol para ponerse a las órdenes del jefe de la base naval, realizando varias comisiones en el Cantábrico y costa gallega durante ese año.

El 6 de junio de 1933 salió de Ferrol dando escolta a los submarinos B-1, B-2, B-3 y B-4, los cuales efectuarán maniobras durante varios días.

Salido del penal del Dueso, el general Sanjurjo, llegó a Santander el 7 de enero de 1934 y embarcó en el cañonero Cánovas del Castillo, que lo llevó a Cádiz el 11 de enero de 1934. Salió de nuevo el 16 de enero rumbo a Ferrol. El 23 de febrero de 1934 salieron a la mar los submarinos afectos a la base naval para hacer ejercicios, escoltados por el cañonero Cánovas.

A mediados de junio de 1934 salió de Ferrol rumbo a Las Palmas para relevar al cañonero Dato en las costas de Ifni, al necesitar entrar en dique para ser reparado.

En los primeros días de octubre de 1934, durante el intento de golpe de Estado de las izquierdas, llegaron a Gijón el crucero Libertad y los cañoneros Cánovas y Xauen, comenzando a bombardear las posiciones de los rebeldes.

El 31 de diciembre de 1934 se ordena al cañoneros Cánovas, que se encuentra de nuevo en Villa Cisneros, regresar a Ferrol. Zarpa de Santa Cruz de Tenerife el 3 de enero de 1935.

El 18 de julio de 1936 se encontraba en Cádiz, abarloado al cañonero Lauria. Estaba al mando del capitán de corbeta don Luis Lellemand Mechado. Durante la rebelión en la base de Cádiz, la dotación detuvo a los oficiales de los dos cañoneros. Asesinaron a los dos parlamentarios enviados a tratar las condiciones de rendición. Atacados por todas partes y sin posibilidad de poder recibir ayuda de la escuadra republicana, se rindieron la mañana del 22 de julio. Diez de los miembros de la tripulación son condenados a muerte.

Debido a los desperfectos causados en la lucha, no entró de nuevo en servicio hasta el mes de septiembre. Se incorporó a las fuerzas navales que patrullaban la zona del estrecho y daban escolta a los buques nacionales entre la costa africana y la península. Se había puesto al mando del capitán de corbeta con Pascual Cervera. El 8 de septiembre tomó parte en el dispositivo establecido para apresar al mercante Río Sil. Justo dos meses después, el 8 de noviembre, volvió a tomar parte en otro dispositivo para detener al destructor Gravina, que había salido de Casablanca, pero éste consiguió llegar a Cartagena.

El 18 de octubre de 1936 capturó en el estrecho al mercante griego Sylvia, cargado con ametralladoras, fusiles, bombas y cartuchos. El 4 de enero de 1937 se hizo cargo del petrolero Ionia, apresado por el crucero Canarias. Dos días después regresó a la zona para escoltar al petrolero Campuzano, otra de las presas del crucero. El 11 de enero apresó al mercante Alejandro 2º y lo llevó a Ceuta.

Fue destinado a apoyar a las tropas en su avance hacia Málaga. En estas operaciones, tuvo una avería en las máquinas. Tras la ocupación de la ciudad, entró en el puerto el 8 de febrero junto al cañonero Canalejas.

El 27 de enero, junto al guardacostas Uad Kert y al torpedero T-19, detuvo al mercante Arnabal-Mendi, aunque pudo escapar e internarse en Gibraltar. Tres meses después apresó al mismo mercante y lo llevó a Ceuta.

En febrero de 1937 entró en Cádiz a reparar, permaneciendo en los astilleros de Matagorda hasta el mes de septiembre. Se le realizaron varias modificaciones, cambiando su aspecto exterior, al igual que se había realizado con el cañonero Dato.

El 15 de septiembre de 1937 escolta a un convoy de Cádiz a Palma, de donde salió con urgencia para capturar al mercante Rey Jaime II, que se dirigía de Barcelona a Mahón.

Zarpó de Palma con el cañonero Dato el 9 de octubre. Tenía órdenes de encontrar y capturar a la motonave Cabo San Agustín. Llegaron hasta la costa de Cerdeña y después a la costa argelina. La madrugada del 9 al 10 de octubre descubre el Dato a la motonave Cabo Santo Tomé. El cañonero Cánovas realizó un disparo de aviso a 800 mm. El mercante parecía detenerse, pero, al acercarse el cañonero, descubrió sus cañones, barrió la cubierta y emprendió de nuevo la marcha. Los nuevos disparos del cañonero resultaron fallidos al tener una avería en la dirección de tiro. Cuando el cañonero Dato tuvo al alcance al mercante, le acertó con sus disparos y lo hundió, mientras el Cánovas se alejó del enfrentamiento al encontrarse con muchos daños, dos heridos graves y cinco leves.

Después de ser reparado en Palma, volvió a navegar en el mes de noviembre. En compañía del Dato, salió de Palma el 24 de diciembre de 1937 para bombardear Castellón, operación que fue cancelada por la niebla.

El 5 de marzo de 1938 se encontraba dando escolta, con los destructores Velasco, Huesca y Teruel y el cañonero Canalejas, a los mercantes Umbe Mendi y Aizkorri Mendi procedentes de Italia y con destino Cádiz. A las cinco y media de la tarde se encontraron al sur de Ibiza con la división de cruceros salida de Palma de Mallorca. Aunque estaba previsto que la escolta continuara acompañando al convoy, con la llegada de los cruceros, los cañoneros se retiraron a Ibiza y los destructores a Palma. Por esa razón no se encontraron en el combate de cabo de Palos, donde fue hundido el crucero Baleares.

El 15 de marzo de 1938, cuando se encontraba en Ibiza, fu atacado por aviones republicanos. El 27 de marzo se puso al mando del capitán de corbeta don Jesús Fontán Lobé. El 25 de marzo, al haber llegado las tropas nacionales al mar en Vinaroz, llegó a ese puerto con una escuadra. Desde este puerto, vigiló las costas de levante con su gemelo Canalejas y el minador Vulcano. Los tres buques regresaron a Palma el 1º de mayo. El 31 de mayo se desplazó a Vinaroz para participar en la revista naval realizada en sus aguas.

El 11 de julio de desplazó a Castellón. Quedó destinado en el puerto a las órdenes del jefe del Sector Naval del Mediterráneo para realizar patrullas de vigilancia. El 22 de julio salió de Castellón rumbo a la zona de Tortosa. Volvió a zarpar con otros buques el día 27 de julio con otros buques para apoyar a las tropas con su fuego.

El 31 de julio de 1938 se desplazó a Cádiz para realizar varias reparaciones, entrando de nuevo en servicio el 19 de octubre y el día 21 se encontraba en Palma. Salió a la mar el 30 de octubre con el Dato, dirigiéndose después en solitario hacia el canal de Sicilia. Tuvo una grave avería el 1º de noviembre que le impidió regresar a Palma, entrando en el fondeadero de Favignana. Poco después, el 4 de noviembre, regresó a Palma con el crucero Almirante Cervera, que acudió para escoltarlo.

Una vez reparado, zarpa de nuevo el 15 de octubre rumbo a Ibiza para carbonear y después al canal de Sicilia. Capturó al mercante panameño Norseman en 20 de octubre, que es enviado a Palma con una dotación de presa. El 22 de octubre regresa el cañonero a Palma. Repitió la patrulla entre el 3 y el 6 de diciembre. El 12 de enero de 1939 se puso al mando del capitán de corbeta don Fernando de Albear.

El 17 de enero salió de Palma con los cañoneros Canalejas y Dato rumbo a la costa de Tarragona, donde relevaron a los minadores. El 25 de enero fue testigo de la ocupación de Barcelona por las tropas nacionales. El 9 de febrero salió de Barcelona para apoyar el desembarco en Menorca, dirigiéndose después a Palma.

El 21 de febrero participó en el desfile naval en aguas de Salou, Tarragona. El 1º de marzo realizaron los tres cañoneros ejercicios de tiro cerca de Mallorca. Patrulló la costa de Oropesa con el cañonero Canalejas los días 7 y 8 de marzo. Llegó a Ibiza el 10 de marzo y al día siguiente puso rumbo a Formentera con sus dos gemelos y después al cabo de Palos. El 25 de marzo sustituyó al cañonero Canalejas frente a Cartagena. El 28 de marzo entró en Almería, colaborando en la rendición de la ciudad.

Finalizada la guerra, entró en el arsenal de La Carraca, donde fue reparado. Los tres cañoneros gemelos, ya viejos y muy gastados, realizaron muchos servicios de representación y fueron enviados en varias ocasiones a la vigilancia de las costas de Guinea. En noviembre de 1943 se puso al mando del capitán de corbeta don Jesús Vaca y Arrazonal.

Entre 1954 y 1957 estuvo destinado en Guinea Ecuatorial. Estuvo destacado en las costas de Ifni durante el conflicto que estalló en la zona en 1957. En marzo de 1957 se encontraba al mando del capitán de corbeta don José Luis Martínez de Eliter.

Fue dado de baja el 9 de diciembre de 1959.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Cervera Pery, José.: La guerra naval española (1936-39). Editorial San Martín. Madrid, 1988.

Diarios ABC, La Correspondencia Militar, La Vanguardia.

Fullana Martorell, Jeroni F., Cota López, Daniel, Connolly de Pernas, Eduardo J.: El crucero Baleares (1936-1938). Lleonard Muntaner, Editor S.L. Palma de Mallorca, 2000.

Martín Tornero, Antonio.: “El desembarco de Alhucemas. Organización, ejecución y consecuencias”. Revista de Historia militar. Año XXV, nº 70. Madrid. Servicio Histórico Militar, 1991.

Semanario Vida Marítima.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas