Darracq y Jepson, Juan Biografia

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar

Biografía de don Juan Darracq y Jepson

Jefe de escuadra de la Real Armada Española.

Orígenes

Vino al mundo en la ciudad de Osuna (Sevilla) siendo sus padres don Juan Darracq y Labarta, de origen francés, y doña Antonia Jepson Estrange y Campos, nacida en Antequera.

Hoja de Servicios

Elevó petición y se le concedió la carta orden de ingreso como guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz, sentando plaza el 16 de octubre de 1772. Expediente N.º 1.189.

Al aprobar los exámenes teóricos se le ordenó embarcar el 24 de marzo de 1774 en el navío Santo Domingo, con rumbo a Cartagena, zarpando en comisión de corso, al regresar se le ordenó desembarcar el 1 de agosto siguiente, recibiendo la orden de embarque el 15 de septiembre seguido en el navío Fénix, quedando desembarcado el 28 de octubre continúo, para el 1 de noviembre ser habilitado de oficial, siendo destinado a los Batallones de Infantería de Marina, permaneció en ellos hasta recibir la orden del 2 de diciembre de embarcar en la fragata Clara, destinada a prestar apoyo a la ciudad de Melilla sitiada por los moros, encomendándole el mando del bote del buque, realizando viajes transportando pertrechos de boca y guerra a la ciudad hasta finalizar el asedio.

Recibió la orden del 25 de mayo de 1775 de trasbordar al paquebote Marte, pasando a formar parte de la expedición contra Argel, al arribar se le dio el mando de una lancha de desembarco, permaneciendo veinte horas en la mar sin descanso, primero transportando tropas a la playa, al contraatacar los moros realizó los mismo pero a la inversa, para devolver a las tropas del ejército a los buques de transporte, regresando a la bahía de Cádiz, donde se le notificó el 1 de junio seguido su ascenso a alférez de fragata, el 25 de septiembre siguiente se le destinó como ayudante del Arsenal, el 28 de noviembre seguido le fue ordenado embarcar en el navío Velasco, unos meses después trasbordó al Diligente, permaneciendo hasta el 1 de abril de 1776, por recibir la orden de pasar al San José, zarpando con rumbo a Ferrol, al arribar el 20 se le ordeno desembarcar, pasando destinado el 24 posterior a los Batallones de Infantería de Marina.

Poco tiempo estuvo en ellos, por serle entregada la orden del 22 de julio siguiente de embarcar en la fragata Santa Clara, pasando a Cádiz e incorporándose a la expedición del marqués de Casa Tilly, zarpando con rumbo al mar del Plata dando escolta al ejército del general Cevallos, para expulsar a los portugueses de los territorios ocupados pertenecientes al virreinato.

Durante las operaciones se le otorgó el mando de la zumaca San José el 2 de marzo de 1777, permaneciendo en él hasta el 15 de abril siguiente, por recibir la orden de regresar a la fragata Santa Clara, participando en la toma de la isla de Santa Catalina, al concluir la operaciones zarpó con rumbo a Montevideo, en la derrota por error del piloto naufragó en el Banco Ingles, siendo de los que llegó a tierra, al llegar se le destinó al navío Santo Domingo, permaneciendo hasta su regreso a la bahía de Cádiz.

Por Real orden del 24 de enero de 1778 fue ascendido al grado de alférez de navío, recibiendo la orden del 8 de octubre siguiente de embarcar en el navío San José, destinado como ayudante del general don Antonio Osorno perteneciente a la escuadra del general don Luis de Córdova, zarpando en conserva de la fragata Santa Leocadia, por ser comisionados especialmente por su general, a su regreso fue transportado a su destino en el Arsenal de Ferrol, donde el 15 de mayo de 1779 quedó desembarcado.

Se le entregó la Real orden del 27 de mayo de 1780 comunicándole su ascenso al grado de teniente de fragata, recibiendo la orden del 1 de octubre seguido de embarcar en la fragata Escolástica, zarpando en comisión de corso por el Atlántico, permaneciendo hasta el 4 de enero de 1781, por recibir la Real orden del 15 de marzo continuo otorgándole el mando de la balandra Flecha, destinada al mismo fin, al mismo tiempo efectuó comisiones especiales a plena satisfacción del mando, por ello se le entregó la Real orden del 21 de diciembre de 1782 notificándole su ascenso al grado de teniente de navío.

Al firmarse la paz de Versalles el 20 enero de 1783, el siguiente 31 se le otorgó el mando de la balandra Vencejo, permaneciendo en ella hasta el 20 de marzo continuo, por ser destinado de nuevo a los Batallones de Infantería de Marina, pero el 23 seguido se le otorgó el mando de la urca Anónima, realizando el transporte de materiales a Pasajes donde se estaba construyendo el navío San Sebastián. Al entrar en servicio pasó a formar parte de la dotación, en 1784 embarcó el regimiento de Nápoles para ser transportarlo a San Juan de Puerto Rico, embarcando al de Bruselas para restituirlo a la península.

Por Real orden del 24 de marzo de 1786 se le otorgó el mando de la fragata Escolástica, regresando a la comisión de corso por el Mediterráneo y océano, permaneciendo hasta recibir la orden de habérsele otorgado el mando de la urca Cargadora, siéndole encomendado realizar pruebas con la recién entregada Presentación para comparar prestaciones, al concluir las verificaciones y por su buen informe, emanó la Real orden del 1 de marzo de 1791 con su ascenso al grado de capitán de fragata, poco más tarde se le ordenó pasar al Mediterráneo, al arribar a Cartagena se le comisionó para transportar a la Habana pertrechos de guerra, a su regreso le fueron embarcadas diferentes maderas con destino al Arsenal de Ferrol, al arribar desembarcó los materiales, recibiendo la orden de desembarcar el 22 de abril de 1793.

Por Real orden del 15 de julio de 1794 se le otorgó el mando de la fragata Sabina, destinada al corso contra las regencias norteafricanas, así como varias comisiones, una de ellas le llevó a realizar un tornaviaje con pliegos a Tierra Firme, por Real orden del 27 de agosto de 1796 se le ascendió al grado de capitán de navío, permaneciendo al mando de su fragata hasta el 4 de septiembre siguiente.

A principios de 1797 se le dio la orden de embarcar como segundo comandante del navío Conde de Regla de tres baterías, perteneciente a la escuadra del general don José de Córdova, participando el 14 de febrero seguido en el combate del cabo de San Vicente contra la escuadra del almirante británico Jerwis, poco después arribó a la bahía de Cádiz donde pasó por el Consejo de Guerra, saliendo de él con todos los honores.

De hecho al tomar el mando de la escuadra el general don José de Mazarredo, lo confirmó en su puesto siendo de los pocos, quedando la escuadra bloqueada por la del contralmirante Nelson, un fuerte temporal obligó al británico a buscar refugio, siendo aprovechado a pesar de continuar la mala mar por el general Mazarredo dando la orden de zarpar a la escuadra el 6 de febrero, se dio orden de caza pero fue imposible darles alcance, fondeando de nuevo en la bahía el siguiente 13.

A finales de este año se le dio la orden de desembarcar, quedando en el Departamento de Cádiz, hasta llegarle la orden de otorgarle el mando del navío San Juan Bautista, el cual se hallaba desarmado, permaneciendo a su mando hasta 1802, por ser destinado al Departamento de Ferrol, embarcando de transporte para llegar a su destino en el navío San Agustín.

Permaneció con destinos en tierra hasta recibir la Real orden del 30 de enero de 1805, siéndole otorgado el mando del navío América e incorporado a la escuadra del general don Federico Gravina, zarpando el 10 de abril con la escuadra francesa al mando del almirante Villeneuve, con rumbo y destino a la isla de Martinica, participó en la toma del fuerte del Diamante, al ser conocedor Villeneuve de la presencia en las Antillas del almirante Nelson, dió la orden de regresar a la península.

Por ello participó el 23 de julio en el combate del cabo de Finisterre contra la escuadra del almirante británico Robert Calder, al dar la orden el almirante francés Villeneuve de virar por avante, se quedó sola la escuadra española contra la enemiga, por ello se perdieron los navíos españoles San Rafael y Firme, el resto por la niebla y las dudas en reanudar el combate por ambas partes fondeó el 27 en la ría de Vigo, su navío arribó en malas condiciones por el fuego sufrido, viéndose forzado a permanecer en Ferrol hasta ser reparado, esto le evitó participar en el combate de Trafalgar, de cuyas resultas y por la promoción especial ordenada por el Rey, se le entregó la Real orden del 9 de noviembre siguiente con su ascenso al grado de brigadier.

Recibió la orden de desembarcar por pasar a desarme su navío, siendo transportado a la bahía de Cádiz y algo más tarde a Cartagena, donde el 21 de noviembre de 1807 fue nombrado comandante del Arsenal, tomando el mando entrado 1809, permaneció hasta 1811 regresando a Cádiz, donde el 9 de septiembre de 1812 fue nombrado vocal de la Junta de Asistencia del Departamento.

Por Real orden del 14 de octubre de 1814 fue ascendido al grado de jefe de escuadra, al ser creada en 1815 le fue entregada por tener los requisitos cumplidos la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, poco después fue nombrado comandante General del Arsenal de La Carraca, su trabajo resulto arduo y duro, entre otras acciones dirigió los trabajos para apagar el incendio del Arsenal, siendo reconocido por S. M., quien por Real orden del 21 de agosto de 1818 le dió las Reales gracias.

Al producirse el alzamiento del general Riego en Cabezas de San Juan el 1 de enero de 1820, el general revolucionario Quiroga se adueñó del Arsenal, por ello fue hecho prisionero, pero poco después en un descuido logro fugarse pudiendo despistar a sus perseguidores, presentándose en el Departamento de Cádiz a su jefe el general don Juan María de Villavicencio.

Al serle devueltos los poderes absolutistas al rey don Fernando VII por el duque Angulema el 1 de octubre de 1823, fue confirmado por el Rey continuando en el Departamento como vocal de la Junta de Asistencia, hasta el 7 de julio de 1830 que falleció, cuando contaba con setenta y cuatro años de edad, de ellos cincuenta y ocho de excelentes servicios a España.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

VV. AA.: Dos Expediciones españolas contra Argel, 1541 y 1775. Servicio Histórico Militar. Madrid, 1946.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas