Domas y Balle, Jose Biografia

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar


Biografía de don José Domas y Balle



Jefe de escuadra de la Real Armada Española.
II Marqués del Bloqueo.


Orígenes

Vino al mundo el 7 de octubre de 1723 en Cartagena, fue bautizado en la parroquia de Santa María el 13 seguido, era hijo de Joseph Domas Gris y doña María Francisca Balle. Heredó el título de Marqués del Bloqueo de su tío Donato. Su padre era Cónsul de Francia y del Consejo de su Majestad Cristianísima.

Hoja de Servicios

Realizó sus estudios elementales en la misma ciudad y siendo la base de las galeras, se alistó en ellas como soldado aventajado el día 13 de mayo del año de 1737.

En el año de 1739 embarcado en la galera San Genaro, navegando una división de estos buques al mando del marqués de los Camachos, en las aguas de la ciudad de Málaga avistaron una división de cuatro fragatas británicas mercantes, a la cual atacaron y consiguieron apresarlas, al ser abordadas la que más cañones llevaba eran dieciocho, lo cual se transformó casi en una heroicidad el haberlas capturado.

En el año de 1740 la misma división atacó a un pingue corsario de Mahón, al cual se le combatió durante seis horas consiguiendo apresarlo, capturando a su tripulación formada por noventa y cinco hombres, represando a dos saetias que el día anterior habían sido capturadas por el corsario de bandera española.

Un tiempo después encontrándose sobre el cabo Sicie, divisaron a un jabeque argelino, que presentó duro combate y tras dos horas de extrema defensa consiguieron abordarlo, al estar encubierta se dieron cuenta que el arráez era un renegado llamado Desiche, con él fueron apresados ciento ochenta argelinos; supieron que estaba a la espera de un convoy procedente de la ciudad Condal. Siendo marinado hasta el puerto de Tolón.

El día trece de febrero del año de 1743 se le ascendió al grado de guarda estandarte, que normalmente lo tenía un alférez.

Con la división del jefe de la división don Donato Domas, se encontraba en el puerto de Saint Tropez en el mes de junio del año de 1744, siendo atacada por una división de navíos al mando del comodoro Norris, que pertenecía a escuadra del almirante Mathews, fue destacada para bombardear el puerto y como éste no tenía defensas, las galeras no podían ofender con mucho fuego al enemigo, no obstante se mantuvieron en sus puestos haciendo todo lo posible, pero llegado el momento de que las vasos comenzaron a saltar hechos astillas e incendiarse lo que obligó a abandonarlos, aunque herido en la cabeza y en un brazo consiguió llegar a tierra.

Fue elegido por el general para llevar los pliegos de lo sucedido al infante don Felipe que se encontraba en la ciudad de Antibes en Francia y en su puerto la única galera que quedaba en condiciones de navegar, por nombre San José que se había quedado en este lugar por falta de capitán, se quedó en este puerto para proteger al comercio entre España y Nápoles, realizando varias salidas en auxilio de estos, en una de ellas se enfrentó a las fuerzas sutiles británicas, causándoles un oficial y tres tripulantes muertos en el combate.

Por disolverse el cuerpo de galeras en el mes de noviembre del año de 1748, paso al cuerpo general.

Ascendió a alférez de fragata el día veinte de noviembre del año de 1749, pasando a bordo del navío San Felipe, con el que realizó el corso por el Mediterráneo y transportó a Mallorca al nuevo capitán general y al obispo de la Diócesis.

Poco tiempo después paso a formar parte de la escuadra del general don Pedro Mesía de la Cerda, con la que acudió a socorrer con tropas y caudales a la plaza de Orán.

A su arribada a la bahía de Cádiz, se le ordenó transbordar al navío San Fernando, el cual ya estaba cargado con pertrechos de guerra para la misma plaza zarpando inmediatamente.

A su arribada al puerto de salida, el navío pasó a desarme, siendo destinado de nuevo al San Felipe, con el que realizó varios cruceros sobre el cabo de Espartel y vigilando el Estrecho.

Fue ascendido al grado de alférez de navío el día veintiocho de octubre del año de 1751 y destinado al navío América, con el que arribó al Arsenal de Ferrol quedando allí desembarcado.

Después de pasar un corto tiempo con destino en tierra, pasó embarcado al navío Serio, el cual se unió en alta mar con los Castilla y Magnánimo, con la misión de proteger la recalada del Asia que provenía de la Habana con caudales, lo divisaron y le prestaron protección hasta la bahía de Cádiz, al dejarlo en franquicia hicieron rumbo al Arsenal de Ferrol.

Aquí fue destinado el buque a guarda costas entre los cabos de Ortegal y Finisterre, soportando un temporal que hizo perder el timón al navío, se le pudo poner uno de fortuna y arribar al Arsenal de Ferrol, quedando otra vez desembarcado.

Ascendió al grado de teniente de fragata el día veinte de marzo del año de 1754, poco tiempo después recibió la orden de embarcarse en el navío Oriente, que estaba al mando de don Miguel Gastón, realizando la misma misión de guarda costa sobre las del mar Cantábrico, al arribar al Arsenal de Ferrol pasó al navío Gallardo perteneciente a la escuadra del general don Francisco Lastarria, realizando con ella una salida sobre las islas Terceras para proteger a una flota proveniente de Tierra Firme, al arribar de nuevo a Ferrol quedó desembarcado.

Se le ascendió al grado de teniente de navío el día dieciocho de diciembre del año de 1757, recibiendo la orden de embarcarse en el navío Campeón, perteneciente a la escuadra del conde de Vega Florida, con la que realizó varios cruceros por el océano.

Viendo ya sus jefes que era un perfecto conocedor del oficio se le entregó su primer mando, que fue la urca Bizarra del porte de 40 cañones, siéndole encarga una comisión de transportar al nuevo batallón de infantería de Santa Fe desde Ferrol a La Guayra, pasando a la Habana para transportar a la Península a ochenta jesuitas.

Zarpó de la Habana y los vientos desatados le ocasionaron gran retraso con los consabidos sufrimientos, pero para terminar de aclarar la situación en que se vivió, en el viaje la urca recibió por tres veces impactos de rayos lo que provocó quedara desarbolada por completo, consiguiendo arribar a la bahía de Cádiz después de ciento catorce días de duro navegar y además él, por efecto de uno de los rayos que arrancó parte de la arboladura ésta le cayó en parte encima de su cuerpo, teniendo que ser desembarcado en camilla por su penoso estado de salud y las múltiples fracturas, que no le impidieron sin embargo seguir dando las órdenes para poder arribar.

En los destinos en tierra durante todos estos años en sus grados subalternos, permaneció siempre destinado en las brigadas de Artillería de Marina, llegando a totalizar diecisiete años en ellas.

Por el valor y conocimientos demostrados en este viaje de le concedió el ascenso al grado de capitán de fragata el día dieciséis de marzo del año de 1769. Ya repuesto de su accidentado viaje se reincorporó al servicio, siéndole entregado el mando de la fragata Soledad, con la que zarpó con rumbo a las islas Terceras en espera de un convoy proveniente de las islas Filipinas, fue tan eficaz su actuación que varios buques corsarios de la Regencia de Argel que se encontraban a la espera, se quedaron sin poderse hacer con las especias que traían a pesar de ser muchos más.

Ocupó la plaza de ayudante del Mayor General del Departamento de Ferrol por espacio de siete años.

Se le ascendió al grado de capitán de navío el día diecisiete de febrero del año de 1776.

Al declararse la guerra entre el Reino Unido y España en el año de 1778 se le entregó el mando del navío Asís del porte de 74 cañones, realizando un viaje con rumbo a Veracruz consiguiendo burlar a los muchos buques enemigos que vigilaban las derrotas, demostrando sus grandes conocimientos náuticos.

Arribó sin novedad a Veracruz, allí se le cargaron cinco millones de pesos para la Real Hacienda; los enemigos estaban por todas partes, ya que en las Antillas estaba el almirante británico Rodney con su escuadra, aguardando en la Sonda de la Tortuga pues le habían llegado informes del viaje que se tenía que realizar, pero a pesar de todo incluido, porque al parecer atraía a los rayos, otro le volvió a caer en su buque y le desarboló del mastelero de velacho, pero a pesar de todo ello consiguió arribar a la Habana y poner a salvo los caudales. Presto un servicio al capitán general de la isla, transportando a Guarico a un batallón de infantería del regimiento de la Corona.

Al estar en la Habana, el general Solano lo incorporó a su escuadra, participando así en la toma de la plaza de Penzacola, al terminar ésta regresó a la Península pero al mando del navío Astuto.

Fue ascendido al grado de brigadier el día 4 de octubre del año 1783, después de tener su mando a flote, se le nombró Gobernador de Panamá donde permaneció por espacio de ocho años.

Se le ascendió al grado de jefe de escuadra el día 2 de marzo del año 1791, pasando a la península un tiempo, donde ocupó varios destinos correspondientes a su alto cargo.

Un tiempo después se le nombró Gobernador y Capitán General de Guatemala, así como Presidente de la Real Audiencia en la que permaneció por espacio de diez años, interrumpidos por sobrevenirle el óbito el día 9 de octubre del año 1803.

A su fallecimiento contaba con ochenta y seis años de edad, de los que setenta de ellos los había utilizado para estar al servicio de España.

Bibliografía:

Enciclopedia Universal Ilustrada. Espasa. Tomo 18. 1915, página 1802.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid 1873.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas