Mendez Nuñez (1924)

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar

Construcción:

 Foto del crucero Méndez Núñez.
Méndez Núñez
Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Por la Ley Miranda de 17 de febrero de 1915 se aprobó la construcción de cuatro cruceros rápidos, la pareja Méndez Núñez y Blas de Lezo y años más tarde el Príncipe Alfonso y Almirante Cervera.

La puesta en quilla del primero de ellos se produjo en mayo de 1915. La construcción del llamado Blas de Lezo fue muy lenta por problemas presupuestarios y escasez de materias primas por la guerra mundial. Fue botado en Ferrol en julio de 1922. La quilla del segundo, el Méndez Núñez, se colocó en 1920 y fue botado en mayo de 1923. Por una orden de mayo de 1924 se intercambiaron sus nombres, pasando a llamarse Méndez Núñez el primero de los botados para hacer coincidir su entrega con el centenario del nacimiento de don Casto Méndez Núñez, héroe de la guerra del Pacífico de 1866.

Los dos cruceros ligeros estaban inspirados en los británicos de la clase “C”, aunque eran menos veloces que aquellos. El sistema de propulsión y la velocidad fueron sus principales defectos, dejando de ser clasificados como cruceros rápidos, pasando a ser denominados como cruceros ligeros.

Desplazaba 4.780 toneladas en lastre, 6.045 a plena carga. Medía 134,11 metros de eslora entre perpendiculares y 140,82 en total, 14,02 metros de manga máxima, 5,6 de calado máximo, 7,72 de puntal hasta cubierta. Su dotación era de 320 hombres.

Armados don 6 cañones Vickers de 152 mm, en montajes simples, dos a proa y popa y dos a cada banda en el centro, 4 cañones antiaéreos de 47 mm situados en las bandas entre las chimeneas y 12 tubos lanzatorpedos de 533 mm en montajes triples, montados en 1930.

Disponía de 4 grupos de turbinas Parsons, 12 calderas Yarrow, 6 de petróleo y 6 de carbón, y 4 hélices. Alcanzaba una potencia de 43.000 caballos y una velocidad máxima de 29 nudos. Capacidad para llevar 730 toneladas de petróleo y 800 de carbón. Tenía una autonomía de 5.000 millas a 13 nudos de velocidad económica. Contaba con una protección de 50 a 75 mm en los costados y de 25 mm en cubierta.

Historial:

Salió de Ferrol el 10 de julio de 1924 para realizar pruebas de velocidad y consumo. A bordo viajaba una comisión inspectora, presidida por el almirante don Francisco Yoliff. Alcanzó velocidades de hasta 30 nudos. Volvió a zarpar para realizar nuevas pruebas de consumo el 1º de julio de 1924. Permaneció 24 horas en alta mar utilizando petróleo y carbón. Siguió realizando pruebas el 9 de julio y dos días después realizó las últimas exigidas por contrato. El armamento fue instalado en el mes de agosto. La mañana del 12 de agosto de 1924 salió de Ferrol y regresó a puerto esa noche tras realizar pruebas de artillería.

La entrega oficial a la Armada se produjo en Ferrol el 30 de agosto de 1924. Su primera travesía la realizó a Santander y San Sebastián en septiembre de 1924, donde fue visitado por la familia Real. El 29 de enero de 1925 salió de Ferrol rumbo a Marín para efectuar ejercicios de tiro en el polígono naval. Finalizados los ejercicios recibió órdenes de desplazarse a Cartagena. Llegó a Cádiz la tarde del 7 de febrero de 1925. El 14 de febrero zarpó de Cádiz y llegó a Santa Pola, Alicante, a las cinco de la tarde. El día 15 salió rumbo a Cartagena con el transporte Contramaestre Casado.

El 18 de febrero realizó ejercicios de tiro en Santa Pola con el acorazado Alfonso XIII y los destructores Alsedo y Velasco, éstos salidos de Alicante la mañana del 18. Posteriormente se desplazó a Barcelona, durante la visita del rey Alfonso XIII, entrando en puerto la mañana del 26 de mayo de 1925. Se encontraba al mando del capitán de navío don Antonio López Serón y tripulado por 320 hombres. Embarcó el Rey en el crucero la mañana del 29 de mayo de 1925. Al día siguiente llegó a Castellón, llevando a bordo al general Primo de Rivera. Salió de Alicante la noche del 3 de junio rumbo a Cádiz, incorporándose ese mismo mes de junio a la escuadra española en la bahía de Algeciras.

Los cruceros Méndez Núñez y Blas de Lezo y los destructores Alsedo y Velasco se encontraban en Ceuta a mediados del mes de julio de 1925. Zarparon rumbo a Ferrol y de allí marcharán a Santander y San Sebastián. Los dos cruceros y los dos destructores llegaron a Santander el 27 de julio de 1925, siendo recibidos por el Rey. El 3 de agosto se entregó en Santander la bandera de combate a los dos destructores, adquiridas por suscripción popular, acto en el que se encontraban los dos cruceros ligeros y acudió la familia Real.

El 11 de agosto se encontraban los dos cruceros en Ferrol. Después de abastecerse de combustible partieron rumbo a la costa de Marruecos. A las cinco de la tarde del 19 de agosto de 1925 fondearon en la bahía de Algeciras los dos cruceros.

Tomó parte en el desembarco de Alhucemas el 8 de septiembre de 1925. Los diferentes buques de guerra formaron en dos escuadras, la Escuadra de Instrucción, mandada por el vicealmirante don Francisco Yolif, con los acorazados Alfonso XIII y Jaime I, cruceros Blas de Lezo, capitán de navío don Ángel Cervera y Jácome, y Méndez Núñez, mandado por el capitán de navío don Antonio López Serón, y los destructores Alsedo y Velasco, y la Escuadra del Norte de África, al mando del contraalmirante Guerra Goyena, con el portahidroaviones Dédalo, los cruceros Reina Victoria Eugenia, Extremadura, 6 cañoneros, 4 torpederos, 11 guardacostas, 6 guardapescas, 4 remolcadores, 2 aljibes, 2 transportes, 26 barcazas de desembarco y 24 transportes de tropas.

La escuadra al mando de Yolif, a la que pertenecía el crucero, se reunió en Ceuta y salió el 6 de septiembre de 1925 con las fuerzas de desembarco rumbo a la playa de la Cebadilla, al oeste de Alhucemas, desembarcando las tropas el 8 de septiembre. El 11 de septiembre llevó a cabo una maniobra de diversión en Uad Lau, repitiendo la operación los días siguientes con otros buques de guerra. Durante las operaciones en Alhucemas llegó a disparar 1.750 proyectiles, siendo alcanzado por el fuego enemigo en varias ocasiones, el 9 y el 17 de septiembre. De Cala del Quemado salió la noche del 21 de noviembre de 1925 rumbo a Cartagena para abastecerse de combustible.

A comienzos de marzo de 1926 se concede su mando al capitán de navío don Javier Lafora. Finalizados los ejercicios de artillería realizados en Santa Pola, a mediados del mes de abril de 1926 llegaron a Tarragona los acorazados Alfonso XIII y Jaime I y el crucero Méndez Núñez. El 20 de mayo de 1926 salió de Cartagena con la escuadra, realizó ejercicios navales en aguas de Mazarrón con los dos acorazados, el crucero Blas de Lezo y los destructores Velasco y Lazaga. Al día siguiente entraron en Málaga, continuando travesía hacia Alhucemas. A finales del mes de junio de 1926 llegó el crucero Méndez Núñez a Ferrol.

Los primeros días del mes de julio de 1926 fondearon en Marín los acorazados Alfonso XIII y Jaime I y el crucero Méndez Núñez, donde realizaron prácticas de tiro durante una semana. Finalizados los ejercicios, regresaron a Ferrol el 9 de julio, excepto el crucero, que llegó a Ferrol el 14 de julio procedente de Marín.

El 30 de julio de 1926 salió de Ferrol rumbo a Vigo y Santander. A comienzos de agosto de 1926 se encontraba en aguas de Santander, durante la estancia de los Reyes en el Cantábrico. El 26 de agosto de 1926 salió de Ferrol el crucero Blas de Lezo para relevar al Méndez Núñez en aguas del Cantábrico. A las nueve de la noche del 26 de agosto de 1926 regresó a Ferrol. El 28 de agosto zarpó de Ferrol rumbo a Marín y al día siguiente entró en Vigo con el ministro de Marina a bordo, donde se efectuó la entrega de la bandera de combate la mañana del 30 de agosto. A mediados de septiembre de 1926 se ordenó que el crucero Méndez Núñez saliera de Ferrol rumbo a Barcelona para recibir a una escuadrilla de destructores italianos, que vienen para devolver la visita a Italia de los destructores Alsedo, Velasco y Lazaga.

El 12 de octubre de 1926 se encontraba en Ferrol con el resto de la escuadra, los dos acorazados, los cruceros Reina Victoria Eugenia y Blas de Lezo, y otros buques menores y auxiliares. En la primera semana de enero de 1927 tuvo varios cambios de comandante. Se encontraba en Ferrol cuando murió don Emilio Ripollés Calvo. Se había hecho cargo del mando al suicidarse su comandante en la cámara por una enfermedad crónica el capitán de navío don Javier Lafora y Calatayud el 29 de diciembre de 1926. Antes de finalizar el mes se puso al mando del capitán de navío don Francisco Javier de Salas. Salas llegó a Ferrol el 2 de febrero de 1927 para hacerse cargo del mando.

Al comenzar el mes de marzo de 1927 entró en el arsenal de Ferrol para hacerle unas reparaciones, las cuales duraron un mes. A mediados de junio de 1927 realizó ejercicios de tiro en Marín con los dos acorazados. Procedente de Corcubión, entró la escuadra en Vigo el 7 de julio de 1927. Estaba formada por los dos acorazados, los cruceros Reina Victoria Eugenia y Méndez Núñez y dos torpederos. Unos días después realizó ejercicios de tiro en la ría de Pontevedra. Una vez finalizados, los acorazados Alfonso XIII y Jaime I marcharon a Ferrol y el crucero Méndez Núñez a San Sebastián.

En los meses de junio y julio de 1927 realizó ejercicios navales en aguas gallegas con la Escuadra de Instrucción. Formó la división de cruceros con el Reina Victoria Eugenia. Finalizadas las maniobras, visitó la división varios puertos del Cantábrico. Los dos cruceros entraron en Vigo el 12 de agosto para abastecerse de combustible y salieron el día 15 rumbo a Santander. El 1º de septiembre de 1927 embarcaron los Reyes en Santander en el crucero Méndez Núñez, que les llevó a Bilbao, donde tomarán parte en la regata de balandros. El 6 de septiembre de 1927 salió de Bilbao para incorporarse a la escuadra. A bordo del Jaime I llegaron los Reyes a Vigo el 18 de septiembre, escoltado por el Alfonso XIII y los cruceros Reina Victoria y Méndez Núñez. Con el Rey a bordo de varios buques de la escuadra, visitó los puertos de Ferrol, La Coruña, Villagarcía y Vigo, donde los Reyes desembarcaron el 28 de septiembre.

La escuadra, formada por los dos acorazados, la división de cruceros y otros buques menores, se desplazó a Algeciras. El Rey, que llegó por tierra, volvió a embarcar y salió con la escuadra el 3 de octubre en un viaje de inspección a las zonas pacificadas de Marruecos, regresando a Málaga la mañana del 9 de octubre de 1927. La Escuadra de Instrucción mandada por el vicealmirante Roig se encontraba en el puerto de Valencia a mediados de octubre de 1927. Estaba formada por los dos acorazados y los cruceros Méndez Núñez y Reina Victoria Eugenia.

En el mes de octubre de 1927 firmó el Rey un decreto por el que se reorganiza la Marina. La escuadra deja de llamarse de Instrucción y queda formada por los dos acorazados y los cruceros Príncipe Alfonso y Almirante Cervera, próximo a entrar en servicio. Subordinada a esta escuadra y mandada por un contraalmirante, se forma una división de cruceros con el Méndez Núñez, Blas de Lezo, que se incorporó a finales de año, y Reina Victoria Eugenia. El actual comandante del crucero es el capitán de navío don Francisco Javier de Salas.

A primera hora de la mañana del 1º de marzo de 1928 zarparon de Barcelona los acorazados Alfonso XIII y Jaime I, y los cruceros Reina Victoria Eugenia, Blas de Lezo y Méndez Núñez rumbo a Almería y Málaga. Después de realizar una escala en Cádiz, fondearon en Marín el 9 de marzo los cruceros Méndez Núñez y Reina Victoria Eugenia, quedando el Blas de Lezo en Lisboa al encontrarse gravemente enfermo su tercer comandante.

Los días 15, 17 y 21 de marzo de 1928 realizaron los tres cruceros ejercicios de artillería en Marín. A finales del mes de marzo de 1928 entró la división en cruceros en Ferrol. Estaba al mando del contraalmirante don Manuel Fernández Almeida, con insignia en el Reina Victoria Eugenia. La división entró en Vigo el 20 de abril de 1928. En la segunda semana de mayo de 1928 entraron los tres cruceros en el arsenal de Ferrol para hacerles algunas reparaciones.

El 19 de julio de 1928 zarpó de Ferrol el Méndez Núñez rumbo a La Coruña. Posteriormente partió rumbo a Bilbao llevando a bordo al capitán general del Departamento de Ferrol, donde llegó el día 24. A primera hora de la mañana del 27 de julio salió rumbo a Santander para cumplimentar a los Reyes, fondeando antes en Pasajes, el 28 de julio. Entró en el Musel el 31 de julio y en Gijón el 2 de agosto con el almirante don Emilio Fernández a bordo, continuando viaje para Ferrol.

A mediados de agosto de 1928 salieron de Ferrol los tres cruceros de la división para incorporarse a la escuadra. Llegaron a Marín el 18 de agosto y realizaron ejercicios de tiro y desembarco. El 21 de agosto salieron de Marín rumbo a Vigo para aprovisionarse de combustible los dos acorazados, los tres cruceros de la división mandada por el contraalmirante don Manuel Fernández Almeida, el portaaviones Dédalo y los torpederos T-2, T-7, T-9 y T-10. Mandaba la escuadra el almirante Rojí, a bordo del Jaime I.

El 29 de septiembre de 1928 fondeó en Almería con su gemelo Blas de Lezo para abastecerse de petróleo. En los meses de octubre y noviembre tomaron parte en unas maniobras de conjunto de la escuadra en aguas de las islas Baleares y la costa de Levante. A finales de octubre fondeó en Palma de Mallorca con parte de esa escuadra. Finalizadas las maniobras, el 10 y 11 de noviembre de 1928 llegó la escuadra a Barcelona desde Pollensa. Eran dos acorazados, tres cruceros, cuatro destructores, nueve submarinos, seis torpederos y otros buques menores. El crucero Méndez Núñez estaba al mando del capitán de navío don Julio Varela. La escuadra comenzó a salir de Barcelona el 20 de noviembre. A finales de noviembre llegaron a Ferrol los dos acorazados y los cruceros Príncipe Alfonso, Almirante Cervera, Méndez Núñez y Blas de Lezo.

A finales del mes de febrero de 1929 entraron en Ferrol los dos cruceros Méndez Núñez y Blas de Lezo para entrar en el dique. La mañana del 13 de marzo de 1929 salieron del puerto de Vigo los cruceros Príncipe Alfonso, Méndez Núñez y Blas de Lezo para hacer maniobras en alta mar con otros buques de la escuadra. Estas prácticas fueron realizas a menudo durante más de una semana. La noche del 4 al 5 de abril de 1929 fondearon en Vigo los destructores Alsedo, Velasco y Lazaga y la mañana del día 5 los cruceros Príncipe Alfonso, Méndez Núñez y Blas de Lezo. Los mismos buques entraron en Cádiz el 9 de abril de 1929, volviendo a zarpar los tres cruceros el 17 de abril.

El 9 de mayo de 1929 entró en Sevilla para tomar parte en la inauguración de la Exposición Iberoamericana. El 17 de mayo de 1929 entró en Barcelona la escuadra española al mando del vicealmirante don Rafael Morales con motivo de la inauguración de la Exposición Universal de Barcelona el 19 de mayo. La formaban los acorazados Alfonso XIII y Jaime I, la división de cruceros, con el Príncipe Alfonso, Méndez Núñez y Blas de Lezo, y la división de destructores. Permanecieron en Barcelona durante la estancia del rey Alfonso XIII. También llegaron a puerto otros buques de guerra extranjeros. Finalizados los banquetes, desfiles, visitas y todo tipo de actos, las diferentes escuadras salieron de puerto. La española salió el 1º de junio. Los mismos acorazados y tres cruceros fondearon en Alcudia el 17 de junio, recalando después en Palma de Mallorca. Después de recalar en Valencia a primeros de julio, la misma escuadra, a la que se unió el crucero Almirante Cervera, recaló en Ferrol el 9 de julio de 1929.

Después de aprovisionarse de combustible los cuatro cruceros salieron de Ferrol el 13 de julio rumbo a Santander. El 21 de julio de 1929 se propuso como comandante al capitán de navío don Demetrio López Tomaseti. Reunida la escuadra en Santander, el rey Alfonso XIII y el infante don Juan embarcaron el 20 de agosto de 1929 en el crucero Príncipe Alfonso, insignia del contraalmirante Suanzes Carpegna. La escuadra se hizo a la mar para realizar maniobras frente a la familia Real. La tarde del 30 de julio de 1929 salió el crucero Méndez Núñez de Santander para hacer prácticas.

La segunda semana de septiembre de 1929 salieron de Ferrol rumbo a Cartagena los cruceros Méndez Núñez y Blas de Lezo para incorporarse a la escuadra, que realizará maniobras de conjunto en el Mediterráneo. La escuadra comenzó a salir de Cartagena la mañana del 17 de septiembre de 1929. Para el descanso de las tripulaciones, abastecerse y reparar algunas averías, parte de la escuadra llegó a Barcelona en el mes de octubre de 1929. Una revista naval tuvo lugar el 15 de octubre presidida por el rey Alfonso XIII. Finalizadas las maniobras, parte de la escuadra regresó a Ferrol el 25 de octubre, entre ellos los dos acorazados, los cruceros Méndez Núñez y Blas de Lezo y los destructores Sánchez Barcáiztegui, Alsedo, Velasco y Lazaga.

En el mes de diciembre de 1929 se reunieron en Cartagena los cruceros Almirante Cervera, Méndez Núñez y Blas de Lezo. El comandante de la división es el contraalmirante don Adolfo Suanzes, a bordo del Cervera. El 27 de febrero de 1930 zarpó el crucero de Cartagena y el mismo día entró en Cádiz, donde se le instalaron en el arsenal los tubos lanzatorpedos.

En el mes de marzo de 1930 se reunieron en Marín la escuadra del vicealmirante don Rafael Morales, con los dos acorazados, la división de cruceros al mando del contraalmirante don Adolfo Suanzes, formada por el Príncipe Alfonso, Almirante Cervera, Miguel de Cervantes, Méndez Núñez y Blas de Lezo, y una escuadrilla de destructores. Realizaron ejercicios durante dos meses y después regresarán a Ferrol.

La mañana del 26 de abril de 1930 salieron de Vigo los cruceros Cervera, Méndez Núñez y Blas de Lezo rumbo a Tenerife. La mañana del 29 de abril fondearon en Tenerife para asistir a las fiestas de la conquista de las islas Canarias por la Corona de Castilla. Procedentes de Tenerife, fondearon en Las Palmas el 6 de mayo. El 12 de mayo salieron de Las Palmas rumbo a Vigo, excepto el crucero Blas de Lezo que ese mismo día entró en Cádiz.

Después de las maniobras que se realizaron en la primera quincena del mes de junio de 1930 en la ría de Ferrol, la escuadra de cuatro cruceros y seis destructores regresó a Ferrol. El 18 de julio salieron de Ferrol los cruceros Almirante Cervera, Méndez Núñez y Blas de Lezo rumbo a Santander, mandados por el contraalmirante don Adolfo Suances. Fueron visitados por el Rey el 21 de julio.

Las siguientes maniobras navales que se programaron serían en el Cantábrico, desde Cabo Ortegal a la costa francesa. Participaron los dos acorazados, los tres cruceros clase Cervera, los dos Méndez Núñez y el Reina Victoria Eugenia, además de destructores y los submarinos. Mandada por el almirante Magaz, se dividió la escuadra en dos agrupaciones, la primera (A) con los dos acorazados, los submarinos y aviación naval y la segunda (B) con los cruceros y destructores. La división (A) debía defender Gijón, Santander y Bilbao de los ataque de la división (B). Los buques se concentraron en Ferrol, llegando el 30 de agosto de 1930 los cruceros Miguel de Cervantes, Méndez Núñez y Blas de Lezo y los destructores Sánchez Barcáiztegui, Almirante Ferrándiz, José Luis Díez, Alsedo y Lazaga, además de portahidros Dédalo con 6 aparatos a bordo. Las maniobras finalizaron el 20 de septiembre con un desfile ante el rey Alfonso XIII.

El 27 de septiembre de 1930 entró la escuadra en Cádiz, realizando posteriormente un crucero por el Mediterráneo hasta el mes de diciembre, al mando del vicealmirante don Rafael Morales. Al comenzar el año 1931 entró en el arsenal de La Carraca para realizar varias reparaciones y modificaciones. Con la llegada de la República se redujo bastante su actividad por las restricciones de combustible.

La tarde del 27 de mayo de 1931 llegaron a Ferrol los acorazados España y Jaime I, los cruceros Almirante Cervera, Miguel de Cervantes, Méndez Núñez, República y la escuadrilla de destructores, con el Sánchez Barcáiztegui, Almirante Ferrándiz, Lepanto, Velasco y Lazaga. Se realizó una revista naval con la presencia del ministro de Marina, el capitán general del departamento y el comandante general de la escuadra. También tomaron parte una división de submarinos y el Dédalo.

El 6 de julio de 1931 salió de Vigo el crucero Méndez Núñez para reunirse en Marín con los cruceros Almirante Cervera y Miguel de Cervantes y los submarinos B-1, B-2 y B-4, que realizaron ejercicios en alta mar. Regresaron todos juntos a Ferrol el 10 de julio. La primera semana de agosto de 1931 llegaron a Bilbao los cruceros Cervantes, Cervera, Libertad, República, Méndez Núñez y Blas de Lezo, con 8 destructores y 10 submarinos.

La mañana del 3 de noviembre de 1931 salió de Ferrol rumbo a Cádiz. Allí se encontraba a finales de diciembre, donde recibió la visita del ministro de Marina. El 9 de mayo de 1932 zarparon de Ferrol y llegaron a La Coruña en visita oficial los seis cruceros, mandados por el vicealmirante Guitián. El 14 de mayo siguieron viaje para Vigo el República, Miguel de Cervantes, Méndez Núñez y Blas de Lezo, mientras el resto se quedó en La Coruña. El 25 de mayo de 1932 fondeó en Marín con el crucero República para hacer ejercicios de tiro en el polígono naval.

En el mes de julio de 1932 realizó la escuadra unos ejercicios en la costa gallega. El crucero Blas de Lezo, al mando del capitán de navío don Antonio Guitián, chocó con unas rocas en la costa de Finisterre y se hundió, mientras realizaba un supuesto táctico en el que debían pasar por la costa con el crucero Méndez Núñez y los destructores Sánchez Barcáiztegui y Lepanto. La tripulación fue recogida por el resto de los buques. El Méndez Núñez, Cervera y Cervantes llegaron a Ferrol el 18 de julio. El primero entró en el dique para reconocer sus fondos tras el accidente en el que se hundió su gemelo.

El 12 de junio de 1933 entró en Palma de Mallorca. Al día siguiente salió rumbo a Mahón. Tomó parte en unas maniobras en el mes de julio con otros buques de la escuadra, los cruceros Miguel de Cervantes, Almirante Cervera y Libertad, los destructores Sánchez Barcáiztegui, José Luis Díez, Almirante Ferrándiz, Alcalá Galiano, Almirante Valdés, Lepanto, Churruca, Alsedo, Velasco y Lazaga, el portahidros [[Dédalo PortahidroavionesDédalo]], el guardacostas Tetuán, los torpederos T-17 y T-22, el aljibe África, un remolcador, los submarinos C-2, C-3, C-4, C-5, C-6, B-5 y B-6, tres hidroaviones Dornier y tres Savoia. Estas son las terceras maniobras generales que realiza la escuadra en el Mediterráneo, las primeras fueron en 1928 y 1929.

Se encontraba en la bahía de Cádiz cuando el 18 de julio de 1933 estalló una caldera al haberse inflamado el petróleo. Murió el maquinista Pedro García y quedaron heridos otros cuatro hombres. En los primeros días de enero de 1934 se encontraba en Cádiz, pendiente de reparación. En junio de 1934 se encontraba todavía reparándose en La Carraca.

Al comenzar el año 1835 el crucero Méndez Núñez deja la división de cruceros y pasa a ser buque insignia de las flotillas de destructores en sustitución del crucero República. El 15 de febrero de 1935 llegaron a Valencia los cruceros República y Méndez Núñez. Viajaban a bordo el jefe de la base naval de Cartagena, vicealmirante Cervera, y el jefe de la flotilla de destructores, contraalmirante don Manuel Fernández Pin.

Entre el 29 de mayo y el 9 de junio de 1935 realizó maniobras con la escuadra en el Mediterráneo. A comienzos del mes de junio de 1935 se hallaba en el puerto de Málaga. El 2 de junio salieron a la mar el acorazado Jaime I, los cruceros Méndez Núñez y República y los destructores Sánchez Barcáiztegui, Alcalá Galiano y Lepanto. El 11 de junio de 1935 salió de Mahón rumbo a Palma de Mallorca llevando a bordo a generales y 18 coroneles del curso de aptitud para el ascenso. Entró en Pollensa el 12 de junio. Los restantes buques de la escuadra se encuentran de maniobras en las islas Baleares.

En la primera semana del mes de septiembre de 1935 se encuentra la división de cruceros en Ceuta. El Méndez Núñez salió a la mar la tarde del 9 de septiembre y los cruceros Libertad, Cervantes y Cervera salieron al día siguiente. A las seis de la tarde del 10 de octubre de 1935 salió de Algeciras rumbo al Mediterráneo. En el mes de abril de 1936 se encontraba en el arsenal de La Carraca limpiando sus fondos.

En los primeros días de mayo de 1936 realizó la escuadra maniobras en las islas Canarias. Llegaron a Santa Cruz de Tenerife el 5 de mayo el acorazado Jaime I, insignia del vicealmirante don Francisco Javier Salas que hará de árbitro, el crucero Méndez Núñez, al mando del capitán de navío don José Cervera e insignia del contraalmirante Piña, y los destructores de la 2ª flotilla Sánchez Barcáiztegui, Lepanto, Almirante Antequera, y Almirante Valdés. El 7 de mayo llegaron a Tenerife una flotilla de submarinos, varios cruceros y destructores más. Las maniobras finalizaron el 13 de mayo, y el crucero Méndez Núñez se dirigió a Ceuta para aprovisionarse y partir rumbo al golfo de Guinea. Después de realizar escalas en Las Palmas y Lagos, llegó a Santa Isabel (Fernando Poo) el 25 de junio de 1936.

Se hallaba en el golfo de Guinea cuando comenzó la guerra civil. Su comandante, el capitán de fragata Trinidad Matres, recibe órdenes de regresar a la península. Salió rumbo a Dakar el 23 de julio, llegando el día 5 de agosto para repostar. Al recibir nuevas órdenes, el 7 de agosto salió de regreso a Guinea, donde llegó el día 14. El comité del crucero se hizo con su control y desembarcó al comandante y a la mayoría de los oficiales, zarpando el día 30 rumbo a la península. Quedaron dos oficiales para las maniobras, que desertaron al llegar a Dakar el 9 de septiembre. Fondeó en Málaga la mañana del 21 de septiembre. El 23 de septiembre llegó a Cartagena, donde entró en el arsenal para ser reparado.

Como la escuadra del gobierno se encontraba en el Cantábrico, fue alistado apresuradamente. Puesto al mando del teniente de navío don Pedro Pablo Mendizábal, fue enviado al estrecho a mediados de octubre de 1936 con tres destructores para proteger la llegada de la escuadra a Cartagena a su paso por el estrecho, donde se encontraban los cruceros nacionales Canarias y Cervera. Entraron todos juntos en Cartagena el 17 de octubre.

Con base en Cartagena realizó varias salidas para proteger el tráfico republicano en el Mediterráneo. Fue enviado a Barcelona el 8 de diciembre con los destructores Sánchez Barcáiztegui y Gravina para proteger el puerto de los ataques enemigos. Regresó a Cartagena el 28 de diciembre.

A comienzos de 1937 realizó varias salidas en solitario o en compañía de cruceros y destructores en busca del los cruceros nacionales. El 23 de abril de 1937 salió de Cartagena con el acorazado Jaime I, el crucero Libertad y varios destructores para bombardear Málaga y Motril. En Almería embarrancó el acorazado y regresaron a puerto el 25 de abril.

El 6 de septiembre de 1937 salió de Cartagena con el crucero Libertad y siete destructores para proteger un convoy de cuatro mercantes. Lo encontraron a las cinco de la mañana del 7 de septiembre en la costa de Argel. Cinco horas después apareció el crucero Baleares sobre cabo Cherchel, a unas 30 millas al oeste de Argel. Los dos cruceros se acercaron al Baleares y comenzó el duelo artillero sobre las once menos cuarto, mientras los destructores se alejaron. El Méndez Núñez, después de realizar algunos disparos, se quedó rezagado por su escasa velocidad, reducida en ese tiempo a unos 26 nudos, quedando el combate reducido a los dos cruceros Baleares y Libertad. Se rompió el contacto y se recuperó sobre las cinco y media de la tarde, momento en el que el Méndez Núñez volvió a realizar algunos disparos. Sobre las seis menos cuarto se rompió el contacto de forma definitiva.

En los meses siguientes siguió realizando salidas cortas. La más importante se produjo el 5 de marzo de 1938, acompañado por el crucero Libertad y cinco destructores para bombardear Palma de Mallorca. Poco después se cambió la misión por la de dar caza al crucero Cervera, que navegaba rumbo a Cádiz. A la medianoche del 5 al 6 de marzo se encontraron al este de cabo de Palos con los tres cruceros nacionales, Canarias, Baleares y Cervera, que daban protección lejana a dos mercantes que venían de Italia. En el combate, el Baleares, que navegaba en cabeza, fue alcanzado por los disparos del Libertad y hundido probablemente por los torpedos lanzados por el destructor Lepanto. El Méndez Núñez no entró en combate.

Dado su escaso valor militar, quedó relegado a permanecer en Cartagena y a realizar alguna salida corta. Fue averiado en un ataque aéreo a Cartagena el 29 de diciembre de 1938. Al igual que la mayor parte de la escuadra republicana, salió de Cartagena el 5 de marzo para refugiarse en Bizerta, llegando al puerto tunecino el día 7. Las negociaciones con el gobierno francés dieron su fruto y la escuadra se entregó a los vencedores de la guerra civil. El 27 de marzo de 1939 llegó el destructor Císcar con el almirante don Salvador Moreno Fernández para hacerse cargo de los cruceros Libertad, Cervantes y Méndez Núñez, ocho destructores y un submarino. Dos transportes llegaron a Bizerta el 31 de marzo con las nuevas dotaciones. Los buques llegaron a Cádiz el 8 de abril.

 Foto del crucero Méndez Núñez modificado a antiaéreo.
Méndez Nuñez
Colección de Todoavante. Casaú. Cartagena.

En el verano de 1939 fue enviado a Ferrol. Se le desmontaron los seis cañones de 152 mm y se cedieron al Ejército para su utilización como baterías costeras. La “Junta Modernizadora de Cruceros" decidió convertirlo en crucero antiaéreo. Las obras comenzaron en Ferrol en junio de 1943 y finalizaron en 1947, convertido en crucero antiaéreo. Sus tres chimeneas fueron reducidas a dos más aerodinámicas, el puente fue elevado, la proa alargada. Sus nuevas características eran de 6.312 toneladas a plena carga, 142,3 metros de eslora, 13,86 de manga, 5,4 de calado, 45.000 caballos de potencia, 29 nudos y autonomía de 5.300 millas a 10 nudos. Entregado el 29 de marzo de 1947, pasó a La Carraca a montar el armamento. Quedó formado por 8 cañones de 120 mm en montajes sencillos, 10 de 37 mm, en cinco montajes dobles, 4 cuádruples de 20 mm, 6 tubos lanzatorpedos de 533 mm en dos montajes triples, 4 morteros antisubmarinos y un varadero de cargas de profundidad con capacidad para 6 cargas.

La mañana del 4 de junio de 1948 se constituyó una nueva división naval del Mediterráneo con base en Cartagena y la toma de posesión de su comandante, el contraalmirante don Pedro Fernández Martínez, que izó su insignia en el Méndez Núñez. La división naval del Mediterráneo llegó a Castellón el 16 de marzo de 1949 y permaneció 24 horas en puerto. Compuesta por el crucero Méndez Núñez y los destructores Ulloa, Gravina, Escaño y Alcalá Galiano. La misma división, al mando del contraalmirante Fernández, llegó a Valencia al día siguiente. El 24 de mayo visitó el ministro de Marina al crucero en Cartagena. Durante la estancia de Franco en Barcelona en junio de 1949, permaneció el crucero en el puerto. Estaba al mando del capitán don Pedro Suanzes.

Después de realizar maniobras, entró en Cartagena el 12 de julio de 1949 la división naval de Mediterráneo al mando del contraalmirante Fernández, compuerta por el crucero Méndez Núñez y los destructores Churruca, Lepanto, Ulloa y Escaño. El 7 de noviembre de 1949 fondeó en Palma de Mallorca la escuadra del Mediterráneo al mando del almirante don Pedro Fernández Martín, con el crucero Méndez Núñez y los destructores Alcalá Galiano, Churruca, Gravina y Lepanto, mandando la escuadrilla don Pedro Sans. La escuadra del Atlántico fondeó en el mismo lugar el 12 de noviembre procedente de Cartagena. Eran los cruceros Cervantes, Cervera, Galicia y seis destructores. Todos los buques se pusieron al mando del comandante jefe de la escuadra don Salvador Moreno Fernández. Para descansar de las maniobras recalaron en Barcelona el 10 de noviembre la división de Mediterráneo, donde permanecieron cuatro días, haciéndose a la mar el 14 de noviembre.

El 27 de junio de 1950 llegó el crucero a Palma de Mallorca. Llevaba a bordo al ministro de Marina, almirante Regalado, el jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante Arriaga, y el jefe de la escuadra del Mediterráneo, almirante don Pedro Fernández Martín. El 30 de junio pasaron a visitar la base de Mahón.

En octubre de 1950 participó en unas importantes maniobras que realizó la escuadra entre Cádiz y las islas Canarias. Finalizadas las maniobras, llegaron a Cádiz el 17 de octubre de 1950 los buques que integraban el “bando rojo”, el crucero Méndez Núñez, los destructores Churruca, Escaño, Lepanto, Alcalá Galiano, Almirante Miranda, los cañoneros Vicente Yáñez Pinzón y Sarmiento de Gamboa, el minador Neptuno, el dragaminas Guadalete, varios submarinos y buques auxiliares. El 6 de noviembre de 1950 zarparon para sus respectivas bases los buques de la escuadra.

La división naval del Mediterráneo, mandada por el contraalmirante don José Cervera Tribout, llegó a Almería el 8 de noviembre de 1950. La formaban el crucero Méndez Núñez y los destructores Escaño, Gravina, Lepanto y Almirante Miranda.

El 7 de marzo de 1951 salió de Cartagena para realizar maniobras la división del Mediterráneo, mandada por el contraalmirante Cervera, con el crucero Méndez Núñez y los destructores Escaño, Gravina y Liniers. La división recaló en Barcelona a mediados de marzo. Salió de Barcelona rumbo a Cartagena el 21 de marzo, acompañados los cuatro buques por el dragaminas Ter. Entraron en Cartagena el 23 de marzo.

A las siete de la tarde del 14 de junio de 1951 recaló en Barcelona la división naval del Mediterráneo, mandada por el contraalmirante don José Cervera y compuesta por el crucero Méndez Núñez, capitán de navío don Ricardo Benito, y la flotilla de destructores, mandada por el capitán de navío don Federico López Ruiz, con los destructores Escaño, Liniers, Gravina y Almirante Miranda. Realizaron un crucero de instrucción por las costas de Baleares, Levante y Cataluña. Anteriormente visitó los puertos de Palma de Mallorca, Alcudia y Rosas. El 18 de junio se hacen a la mar para recalar en Tarragona, Valencia, Alicante y finalmente Cartagena.

Al mando del contraalmirante don José Cervera, el 6 de octubre de 1951 salió de Cartagena la división naval del Mediterráneo rumbo a Cádiz. Estaba compuesta por el crucero Méndez Núñez y los destructores Escaño, Liniers y Gravina. Asistirán a las fiestas de la coronación de la Virgen del Carmen.

A las once de la mañana del 25 de octubre de 1951 entraron en Ceuta los destructores de la 2ª flotilla Liniers, Escaño y Gravina, mandados por el capitán de navío don Federico López, con insignia en el primero. Una hora después comenzó a entrar el crucero Méndez Núñez, insignia del contraalmirante don José Cervera. Fueron recibidos por el cañonero Sarmiento de Gamboa, de las fuerzas navales del norte de África. La división salió de puerto la madrugada del 29 de octubre. A última hora de la tarde del 29 de octubre llegaron a Málaga.

A primeros de enero de 1952 se desplazó el crucero Méndez Núñez a Barcelona, donde recibió a dos cruceros y tres destructores norteamericanos de la VI Flota. El crucero llegó a Barcelona desde Cartagena el 8 de enero y al día siguiente los buques norteamericanos.

En el mes de abril de 1952 se realizó una nueva distribución de las fuerzas navales. El crucero Méndez Núñez, desde su nueva base en Ferrol, quedó a las órdenes del jefe de la Flota el vicealmirante don Francisco Regalado, que izaba su insignia en el Canarias. Llegó a Ferrol desde Cartagena con los destructores Císcar y Antequera. El vicealmirante Regalado visitó los departamentos navales. Llegó a Cádiz el 9 de mayo con el crucero Canarias. Al día siguiente llegó el Méndez Núñez y el destructor Ulloa.

El 16 de septiembre de 1952 zarpó la escuadra de Ferrol para realizar maniobras en la costa gallega, representada por los cruceros Canarias, Almirante Cervera y Méndez Núñez, los destructores de la 1ª flotilla Ulloa, Sánchez Barcáiztegui, José Luis Díez, Almirante Antequera, Almirante Valdés, Jorge Juan, Císcar y el minador Neptuno. La escuadra regresó a Ferrol el 15 de octubre al finalizar las maniobras.

El 11 de junio de 1953 regresó a Ferrol, procedente de La Coruña, la escuadra que realizó maniobras durante un mes en las rías bajas. Uno de los buques era el crucero Méndez Núñez, insignia de la 2ª flota al mando del contraalmirante don Santiago Antón Rozas. El 25 de agosto de 1953 tomó posesión del mando del crucero el capitán de navío don Melchor Ordóñez Napelli, sustituyendo al del mismo empleo don Andrés Galán Armario.

Al finalizar las maniobras generales del año 1953, la escuadra realizó un desfile zarpando de Cádiz la tarde del 14 de octubre de 1953 rumbo al cabo de San Vicente. En el buque insignia de la escuadra, el crucero Canarias, embarcaron el jefe del Estado, el general Franco, el jefe del Estado Mayor de la Flota, el almirante Pastor y varios ministros. Ante el crucero desfilaron 4 cruceros, 17 destructores, 5 cañoneros, 4 minadores, un torpedero, 8 dragaminas, 5 submarinos y otros buques auxiliares.

El 1º de junio de 1954 zarparon de Ferrol para realizar ejercicios de tiro la 1ª división de la Flota mandada por don Francisco de Benito Perea. Salieron los cruceros Almirante Cervera, insignia, y Méndez Núñez, y los destructores Jorge Juan, José Luis Díez y Sánchez Barcáiztegui.

El 3 de diciembre de 1954 salió de Ferrol rumbo a La Coruña. Lleva a bordo al nuevo comandante de la Flota, el almirante don Felipe de Abárzuza. Regresó a Ferrol la tarde del 4 de diciembre y marchó posteriormente a Santander.

A comienzos del mes de febrero de 1955 salieron de Ferrol rumbo a Cartagena. Cuando se encontraban en alta mar estalló un tubo de conducción de vapor en el crucero Méndez Núñez, muriendo tres fogoneros y quedando heridos graves un fogonero y un segundo mecánico. Días después murió otro fogonero herido. El crucero regresó a puerto el mismo día y entró en el arsenal. También regresaron el resto de la escuadra, el crucero Canarias, los destructores José Luis Díez, Almirante Valdés y el torpedero Audaz, aunque volvieron a zarpar al poco tiempo, llegando hasta Barcelona. Estos buques realizaron un crucero de instrucción por el Mediterráneo, con escalas en Cartagena, Valencia, Barcelona, Mahón, Porto Cristo, Palma de Mallorca, Málaga y Cádiz.

El 20 de septiembre de 1955 salió de Ferrol la flota mandada por el vicealmirante don Felipe de Abárzuza, con insignia en el crucero Canarias. Conjuntamente con la 2ª y 3ª división de la Flota realizaron maniobras de conjunto en el Mediterráneo, concentrándose en Santa Pola. Además de buque insignia, salieron de Ferrol los cruceros Méndez Núñez y Almirante Cervera, insignia del contraalmirante don Francisco de Benito, los destructores Sánchez Barcáiztegui, insignia del capitán de navío don Daniel Novoas, José Luis Díez, Almirante Valdés y Ulloa, y los cazasubmarinos Audaz y Osado. La escuadra visitó Barcelona el 4 de octubre de 1955. El crucero Méndez Núñez estaba al mando del capitán de navío don Melchor Ortiz Napelli. El 9 de octubre salieron a la mar para continuar las maniobras. A finales del mes de octubre fondeó la escuadra en Palma de Mallorca y posteriormente zarpará cada buque a su base. Para el mes de diciembre se encontraba el crucero Méndez Núñez en Ferrol.

El 5 de diciembre de 1956 se nombró comandante del capitán de navío don Marcial Gamboa y Sánchez-Barcáiztegui. Procedente de Cádiz, el 24 de mayo de 1957 llegó el crucero a Cartagena. Llevaba a bordo al comandante general de la Flota vicealmirante don Pedro Nieto Antúnez y el director de la Escuela General Naval contraalmirante Núñez Iglesias, con quince alumnos, que prepararán las próximas maniobras generales en el Mediterráneo. Las tres divisiones de la Flota iniciaron maniobras en otoño en aguas de sus respectivas bases, para después pasar todas al Mediterráneo y realizar maniobras de conjunto, concentrándose el 3 de noviembre de 1957 en Palma de Mallorca.

En octubre de 1957 se realizaron unas nuevas maniobras generales de la escuadra, mandada por el vicealmirante Nieto Antúnez. En la primera fase de las mismas un grupo intentó bombardear una base en la bahía de Cádiz. Para la segunda fase se reunieron en Cartagena y parte de la escuadra intentó tomar Santa Pola. Durante ese ejercicio, los cruceros Canarias, Cervera y Cervantes y los destructores Lepanto y Ferrándiz acudieron a Valencia para socorrer a los perjudicados por las inundaciones. Los cruceros regresaron a Alicante, donde se reunió la escuadra para su descanso.

El 25 de octubre entraron varios buques en Palma de Mallorca y permanecerán hasta el día 27. Son los cruceros Canarias, Cervera, Cervantes y Méndez Núñez, insignia del contraalmirante Meléndez y comandante de la división con base en Cádiz, los destructores Almirante Miranda, Almirante Antequera, Almirante Ferrándiz, José Luis Díez, Jorge Juan, Lepanto, Churruca y Escaño, el cazasubmarino Meteoro, los dragaminas Nalón, Turia, Júcar y Llobregar y los remolcadores RA.1 y RA.2. Mientras la Flota estaba concentrada en Palma de Mallorca durante las maniobras de conjunto, a primeros de noviembre de 1957 se recibió la orden de enviar tropas al Sáhara, apoyar al Ejército y patrullar la costa.

Para cumplir las órdenes se crearon dos agrupaciones, el “A”, formado por los cruceros Canarias y Méndez Núñez y los destructores Churruca, Gravina y José Luis Díez, y la “B” con los cruceros Cervantes y Cervera y los destructores Miranda, Antequera, Jorge Juan y Escaño. El 4 de noviembre de 1957 llegó a Ceuta la Agrupación “A”, donde embarcó la 6ª Bandera del Tercio Duque de Alba de la Legión, vehículos y pertrechos, saliendo el Canarias el día 6 y el Méndez Núñez el 7, desembarcando tropas y material en el Puerto de la Luz. La 3ª división de la Flota, con el crucero Méndez Núñez y los destructores Churruca, Gravina y José Luis Díez, patrullaron la costa entre Ifni y Villa Cisneros entre el 9 y el 15 de noviembre para mostrar pabellón e impedir el contrabando de armas destinadas a los indígenas del Ejército de Liberación. El día 16 llegaron los tres buques al Puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canarias, donde se concentró toda la Flota, trasladándose después a Santa Cruz de Tenerife. El 23 de noviembre fue invadido el territorio de Ifni por 1.500 hombres.

El día 25 zarpó la Flota rumbo a Cádiz para embarcar más tropas. Comenzó el embarque el día 27 en los cruceros Canarias, Cervantes y Méndez Núñez, que embarcó a la 201 Compañía paracaidista y municiones, saliendo los buques rumbo a Canarias con independencia. La noche del 28 de noviembre, el almirante decide cambiar el plan y dirigirse directamente a Sidi Ifni. El Canarias llegó la mañana del 29, el Méndez Núñez esa misma tarde y el Cervantes la mañana del 30. El 3 de diciembre de 1957 salió el crucero de La Palmas y llegó a Sidi Ifni al día siguiente. Llevaba la insignia del contraalmirante Meléndez, que se puso de acuerdo con el general Zamalloa para realizar apoyo de fuego y logístico donde hiciera falta. El 6 de diciembre de 1957 se recibió la orden de realizar una concentración naval frente a Agadir para disuadir a Marruecos de intervenir en el conflicto. A las 11 de la mañana del 7 de diciembre se realizó la primera pasada frente a Agadir rumbo norte a ocho nudos con los cañones apuntando a tierra por estribor. Iban mandados por el contraalmirante Meléndez y en línea de fila en el siguiente orden: cruceros Canarias, Méndez Núñez, destructores José Luis Díez, Gravina, Escaño y Miranda. Una hora y media después invirtieron la marcha y pasaron con los cañones apuntando por la banda de babor. Poco después de las cinco de la tarde se separaron los buques, regresando el crucero Méndez Núñez a Sidi Ifni con el destructor Gravina. Esta demostración tuvo el efecto disuasorio esperado y cambió la política de Mohamed V en su apoyo a las bandas. El 9 de diciembre bombardeó posiciones enemigas en Telata, Mesti y Si Uarsig con su artillería de 120 mm. Al día siguiente se recibe la noticia de que los rebeldes se están concentrando para atacar la ciudad de Sidi Ifni. Ese día y al siguiente realizó más disparos. El 15 de diciembre se retiró a las islas Canarias con el destructor Churruca, sustituido por el crucero Canarias y los destructores Miranda y Escaño. Permaneció en aguas de las islas Canarias hasta el mes de febrero de 1958.

El 19 de agosto de 1958 entró en Pasajes el crucero Méndez Núñez al mando del capitán de navío don José Jáudenes Junco. El 28 de agosto llegó el crucero a Santander. Subió a bordo el ministro de Marina don Felipe Abárzuza. Procedente de Mahón, entró el crucero en Barcelona la mañana del 25 de noviembre de 1958 mandado por el capitán Jáudenes Junco. Llegó para ponerse a las órdenes del ministro de Marina Abárzuza, que llegó a la ciudad el día 30. El 3 de diciembre llegó a Mahón el ministro de Marina a bordo del crucero. Al día siguiente recaló en Palma de Mallorca. El 1º de febrero de 1959 llegó a Ceuta el crucero con el ministro de Obras Públicas don José Vigón. Finalizada la visita, salió de Ceuta y entró en Algeciras el 2 de febrero. Al comenzar el año 1960 fue destinado como buque de apoyo de la segunda flotilla de dragaminas con base en Palma de Mallorca. En 1962 es destinado a buque insignia de la Agrupación Naval del Mediterráneo, con base en Cartagena. Desde el mes de marzo de 1963 servía en Cartagena como alojamiento a la jefatura de la división naval del Mediterráneo. Fue dado de baja en diciembre de 1963. Se vendió como chatarra en enero de 1964 y fue desguazado poco después.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Álvarez-Maldonado Muela, Ricardo.: “50 Aniversario del conflicto Ifni-Sáhara”. Revista General de Marina. Enero-febrero 2008.

Blanco Núñez, José María. La construcción naval en Ferrol, 1726-2011. Navantia, 2011.

Canales Torres, Carlos, Del Rey Vicente, Miguel.: Breve historia de la guerra Ifni-Salara. 1957. La última guerra española. Ediciones Nowtilus. Madrid, 2010.

Coello Lillo, Juan Luis. Buques de la Armada española. Los años de posguerra. Aqualarga. Madrid. 2000.

González, Marcelino.: 50 Barcos españoles, Fundación Alvargonzález. Gijón, 2009.

Martín Tornero, Antonio.: “El desembarco de Alhucemas. Organización, ejecución y consecuencias”. Revista de Historia militar. Año XXV, nº 70. Madrid. Servicio Histórico Militar, 1991.

Diarios ABC, La Correspondencia Militar, La Época, Heraldo de Madrid, La Libertad, El Sol, La Vanguardia.

Sánchez Pastor, Antonio.: “Relatos de la guerra Ifni-Sahara (1957/1958). Revista General de Marina. Febrero 1993, páginas 199-210.

Semanario Vida Marítima.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas