Real Carlos (1789)

De Todoavante.es

Revisión a fecha de 09:23 16 dic 2016; Todoavante (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a navegación, buscar
Dibujo del navío que solía ser el insignia de las diferentes escuadras, era de tres baterías o puentes, y casi siempre al mando de un brigadier, en vez de como el resto al de un capitán de navío, su poder de ciento veinte bocas de fuego, cañones, le permitía soportar largos combates y su altura, le facilitaba el ataque a los de dos baterías por ser más bajos, sobre todo a los infantes de marina para hacer blanco en oficiales enemigos, era el Rey del combate. Por las variaciones sufridas en su casco de uno de este tipo que fue el Santísima Trinidad, se le subió una cuarta batería, llegando a montar ciento cuarenta y cuatro cañones, siendo el más grande y pesado que nunca ha existido y como lo denomina don Benito Pérez Galdós en su obra los Episodios Nacionales, era el Escorial de los mares.

Construcción:

Navío de 112 cañones construido en la Habana por el ingeniero don Vicente Plo. Se colocó su quilla en el astillero el 25 de enero de 1787. Botado la mañana del 4 de noviembre de 1787.

Pertenece a la misma clase que el navío Santa Ana, serie conocida como los “Meregildos”. Bajo la advocación de “Santiago Apóstol”. El mismo día de la botadura escribió don Vicente Plo a Valdés comunicando el hecho, llamando al navío “San Carlos”, alias “Santiago”.

Sus dimensiones principales eran 210 pies de eslora, 58 de manga, 27 pies y 6 pulgadas de puntal. Las dimensiones en arqueo eran 205 pies y 5 pulgadas de eslora, 183 y 9 pulgadas de quilla, 54 y 7 de manga, 26 de puntal, 31 de plan, 28 y 2 de calado a popa, 26 y 2 de calado a proa. Desplaza 2.308 toneladas de arqueo.

Contada con 30 cañones de a 36 libras, 32 de a 24, 32 de a 12 y 18 de a 8 libras.

Historial:

El 18 de marzo de 1788 zarpa de la Habana para dirigirse a Cádiz, pero debe regresar a la base cubana por una vía de agua. Vuelve a zarpar a primeros de junio de ese año con la escuadra de don Juan de Araoz. Entró finalmente en Cádiz el 13 de abril de 1789, donde recibe los últimos apresto y es entregado a la Real Armada, quedando asignado al departamento marítimo de Cádiz.

El 13 de marzo de 1793 toma su mando en Cádiz el brigadier don Baltasar de Sesma y Zaylorda para armarlo ante el comienzo de una guerra con los franceses. El 28 de marzo zarpa rumbo a Cartagena con el navío Gallardo y la fragata Florentina. El 11 de abril, al día siguiente de su llegada a Cartagena, iza su insignia en el Real Carlos el teniente general don Francisco de Borja, marqués de los Camachos.

 Óleo en representación del navío Real Carlos, por Agustín Berlinguero.
Real Carlos, por Agustín Berlinguero. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

El 6 de mayo de 1793 zarpa de Cartagena la escuadra del general Borja para efectuar la campaña de Cerdeña, estando esta escuadra formada por 24 navíos y 4 fragatas. La tarde del 21 de mayo entran en el golfo de Cerdeña 15 de los navíos y las cuatro fragatas, dejando el resto de la escuadra en crucero. Capturaron a la fragata francesa Helene. Las operaciones se encaminaron al desalojo de los franceses de las islas de San Pietro y San Antioco, rindiéndose el enemigo la mañana del 25 de mayo.

La escuadra de don Francisco de Borja puso rumbo a Barcelona para desembarcar a los 1.225 prisioneros. Pasó después a las costas de Provenza, Génova y Córcega obligando a permanecer en puerto a la escuadra francesa surta en Tolón. Apoyó las operaciones de los ejércitos piamonteses y napolitanos en las riberas del Var, en cuyas costas sufrió la escuadra una epidemia de tifus que obligó al general Borja a regresar a Cartagena el 8 de julio de 1793, desembarcando unos tres mil enfermos de la escuadra.

Se preparó la escuadra para la siguiente campaña que les llevaría a Cádiz. Zarpa la escuadra de Cartagena el 8 de agosto de 1793 y llega a Cádiz el día 14 de ese mes. Zarpa la escuadra de Cádiz en abril de 1794 rumbo a Ferrol y a las costas del Cantábrico, regresando la escuadra a Ferrol en noviembre de 1794 y a Cádiz en agosto de 1794. El general Borja dejó el mando y su escuadra se agregó a la del general Lángara.

En el año 1794 zarpa de Cartagena para escoltar a las fragatas Diana y Nuestra Señora de la Soledad, que llevaban caudales para la tesorería del Ejército en Cataluña. Ese mismo año zarpa rumbo a América, regresando en 1795 escoltando un convoy al mando del brigadier don Andrés Tacón, quedando después desarmado. Al mando del brigadier don Diego Guiral zarpa de Cádiz el 20 de mayo de 1795 y llega a Ferrol el 6 de septiembre en conserva de la urca Presentación. Posteriormente quedó desarmado.

El 28 de abril de 1799, siendo el navío insignia del teniente general don Francisco Javier de Melgarejo Rojas y mandado por el capitán de navío don Juan Nepomuceno Moreno, zarpa con la escuadra compuesta por los navíos Argonauta, Monarca, San Agustín y Castilla, la fragata Paz y varios transportes. Su destino era el puerto de Brest por exigencias del directorio francés para tomar parte en una hipotética invasión de Irlanda. Las fuerzas enemigas superiores que cruzaban por aquellas aguas y los fuertes vientos obligaron a Melgarejo a entrar en el puerto de Rochefort el 5 de mayo. Habían embarcado 2.400 soldados, 14 cañones y catorce mil armas portátiles al mando del teniente general don Gonzalo O’Farril.

La invasión no se produce y la escuadra de Melgarejo queda bloqueada en Rochefort por las escuadras británicas. La escuadra de Melgarejo es atacada el 2 de julio en Rochefort por una escuadra británica compuesta por seis navíos, cuatro fragatas, cuatro corbetas y varios buques menores. Son rechazados con muchas pérdidas por las fuerzas sutiles preparadas por los españoles.

A finales de agosto de 1799 zarpan de Rochefort para unirse en Brest a la escuadra española del teniente general don José de Mazarredo. El 2 de septiembre descubren unos cuarenta buques británicos que bloquean el puerto francés. Al no poder entrar en el puerto, la escuadra española regresa a Ferrol a mediados de septiembre.

El 18 de noviembre izó su insignia en este navío el teniente general don Juan Joaquín Moreno, nuevo comandante de la escuadra del departamento del Ferrol, zarpando para realizar un crucero por las aguas del cabo Ortegal a primeros del año siguiente formando escuadra de tres navíos, una fragata y un bergantín. Tras un furioso temporal que duró nueve días, entraron en Ferrol para reparar las averías.

Al mando del capitán de navío don José de Ezquerra Guirior se encontraba en la base de Ferrol cuando los británicos atacan la base naval a finales de agosto de 1800, siendo rechazados con el apoyo de los hombres de la escuadra en la batalla de Brión.

El 20 de abril de 1801 zarpa de Ferrol con la escuadra del teniente general don Juan Joaquín Moreno rumbo a Cádiz, donde entraron el 25 de abril. Esta escuadra estaba compuesta por los navíos Real Carlos, insignia de Moreno, San Hermenegildo, Argonauta, San Fernando y San Agustín. Acompañados por la fragata Santa Sabina y otros buques franceses zarpan de Cádiz el 9 de julio para auxiliar a la escuadra francesa de Linois que se encontraba en Algeciras, bastante dañada después el combate contra la británica al mando de Saumarez.

El 12 de julio zarpan de la bahía de Algeciras. Esa mismo noche y perseguidos por la escuadra británica, el navío de 74 cañones Superb se acercó por la popa y disparó una andanada, comenzando el encuentro naval que se conocería como batalla del estrecho. Los navíos españoles Real Carlos y San Hermenegildo, sin darse cuenta del error, comenzaron a cañonearse mutuamente hasta que ambos navíos explotaron. Entre los dos sumaban más de 2.000 tripulantes y sólo se encontraron entre 22 y 40 supervivientes, convirtiéndose en una de las mayores catástrofes marítimas. De este navío se salvaron el segundo comandante, un guardiamarina y unos 20 hombres.

Bibliografía:

Gaceta de Madrid, nº 1. Habana, 4 de noviembre de 1787, página 6. Publicado en Madrid el 1º de enero de 1788.

Gaceta de Madrid, nº 36, 21 de abril de 1789, página 314. Publicado en Madrid el 5 de mayo de 1789.

Mercurio histórico y político. Imprenta Real, Madrid, mayo 1787, tomo I, p. 67.

A.G.I. Estado, 16, N.15. Relación de servicios del capitán de fragata D. Juan Pytti y Lacy.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

García-Parreño y Kaden. Jorge.: “En torno al inexplicable combate del estrecho”. Revista General de Marina. Agosto 1981.

Juan-García Aguado, José María de.: José Romero Fernández Landa. Un ingeniero de Marina en el siglo XVIII. Servicio publicaciones Universidad de La Coruña, 1998.

Marliani, Manuel.: Combate de Trafalgar. Vindicación de la Armada española contra las aserciones vertidas por Mr. Thiers en su Historia del Consulado y el Imperio. Imprenta y Librería de Matute, Madrid, 1856.

Núñez Iglesias, Indalecio, y Blanco Núñez, José María.: La diversión de Tolón, Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Núñez Iglesias, Indalecio, Fernández Núñez, Pedro.: El coloquio de Brión. Museo Naval. Madrid, 1977.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: Victorias por mar de los españoles. Grafite Ediciones S. L. Madrid, 2006.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas