Soledad, Nuestra Señora de la (1788)

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar
Dibujo de una fragata de veinte a treinta y cuatro cañones eran por su mayor velocidad las que solían ir en cabeza, descubierta, de las escuadras, también se les utilizaba como buques correo y de transporte, no siempre llevaban la artillería descrita, pues dependía de la comisión y mucho el armamento que llevaban. La diferencia más notable entre un navío y una fragata, era que éstas solo llevaban una batería o puente, de forma que eran mucho más bajas que aquellos, por su menor calado, profundidad del casco en el agua, les permitía acercarse mucho más a tierra y batir mejor ciertos lugares, como fortalezas o castillos. Su arboladura era igual a la de un navío, tres palos que salían de la cubierta y un bauprés que salía hacia proa.

Construcción:

El 22 de febrero de 1788 mandó Romero Landa los planos de esta fragata a Antonio Valdés para su aprobación. Se ordenó su construcción el 26 de febrero de 1788 y fue botada en el arsenal de Cartagena el 3 de mayo de 1788.

Proyectada por Romero Landa, fue una mejora de los planos de la Florentina, fragata que resultó excelente en sus pruebas. Respecto a la fragata anterior, se le redujo la eslora en 1,6 pies, aumento de la manga en 7 pulgadas, reducción del puntal en 2 pulgadas, aumento del desplazamiento en 39 toneladas y 760 libras.

Pasaron sólo 40 días desde que se puso la quilla hasta el día que estuvo lista para hacerse a la vela.

Medía 158 pies de eslora (45,40 metros), 42 pies de manga (12,07 metros), 20 pies y 6 pulgadas de puntal (5,89 metros), 17 pies y 7 pulgadas de calado a popa y 16 pies y 7 pulgadas de calado a proa, 589 toneladas de arqueo y 1.122 de desplazamiento.

Estaba armada con 26 cañones de a 12 libras y 8 de a 6 libras. Según reglamento de 1788, estaba tripulada por 302 hombres (7 oficiales de guerra, 6 oficiales mayores, 19 oficiales de mar, 56 tropas de infantería, 19 tropas de artillería, 10 artilleros de preferencia, 55 artilleros ordinarios, 60 marineros, 60 grumetes y 10 pajes).

Historial:

Al entrar en servicio, se incorporó en 1788 a la escuadra de evoluciones mandada por el jefe de escuadra don José de Córdoba y Ramos. El 14 de septiembre de 1788 se puso al mando del capitán de fragata don Juan José Martínez. Al mando del capitán de fragata Martínez realizó viaje a Barcelona en mayo de 1789 y regresó a Cartagena.

En Barcelona se incorpora a la escuadra de evoluciones de don Félix de Tejada con la que realizó travesía a Nápoles y Liorna y regreso a Cartagena en el mes de agosto. Con la escuadra de Tejada realizó pruebas de navegación y comparación de sistemas entre el 1º de mayo y el 24 de septiembre de 1789.

En octubre de 1789 es destinada a llevar de Ceuta a Constantinopla a un embajador del emperador de Marruecos y su comitiva. En el puerto de destino embarcó otro embajador que el Sultán enviaba al de Marruecos. Después de hacer la cuarentena en Siracusa y Mahón, llegó a Ceuta a primeros de junio de 1790.

En Cádiz se incorpora a la escuadra del marqués de Socorro tras el incidente de Nootka realizando cruceros en cabo Finisterre. Seguía al mando del capitán Martínez de Espinosa. El 27 de diciembre de 1790 zarpa de Ceuta para llevar a Cartagena al embajador Mohamet Ben Otomat. La fragata queda desarmada en Cartagena el 6 de enero de 1791, dejando el mando su capitán Martínez.

Tras esta última campaña, se incorpora a la división del jefe de escuadra don Felipe López de Carrizosa, acude en junio de 1791 al socorro de las plazas de Ceuta, Orán, Mazalquivir y al bloqueo de Larache.

Entre los días 9 y 29 de agosto de 1792 realizó pruebas comparativas con la fragata Diana. Estaba al mando del capitán de fragata don José Olózaga. A mediados de octubre realiza nuevas pruebas comparativas hasta el 3 de diciembre. Se les había unido la fragata Perla.

En el mes de septiembre de 1792 llevó a bordo parte del segundo batallón del regimiento de infantería Murcia y lo desembarcó en Tortosa, Tarragona. El resto del batallón llegará a bordo de la urca Aduana.

En 1793 se encontraba armada en el departamento de Cartagena al mando del capitán de fragata don José Olózaga. En julio de 1793 es destinada a patrullar las aguas de la costa norteafricana contra los corsarios argelinos. En 1794 zarpa de Cartagena con la fragata Diana para llevar caudales a la tesorería del ejército en Cataluña, protegidas por el navío Real Carlos.

A finales de septiembre de 1794 pertenecía a la escuadra del Mediterráneo y se encontraba en la escuadra de don Federico Gravina al mando del capitán de navío don Agustín Villavicencio. A finales de enero de 1796, cuando formaba parte de la escuadra del Mediterráneo, se le da su mando al capitán de fragata don Pedro Ruiz Mateos, zarpando de Cartagena para llevar pliegos a las plazas de Trípoli y Túnez, regresando a Cartagena el 28 de abril.

En el mes de julio de 1796 sale de Cartagena en misión científica al mando del brigadier don Gabriel Ciscar. Navegó por el Mediterráneo, recalando en varios puertos antes de regresar a Cartagena. A mediados de 1797 entró en el puerto de Barcelona con las fragatas Sabina, Flora, Santa Teresa y el bergantín Vencejo. Embarcan pertrechos militares para ser desembarcados en Cádiz.

A mediados de junio de 1799 se arma en Cartagena y, al mando del capitán de fragata don Antonio García de Quesada, se incorpora a la escuadra mandada por el teniente general don José de Mazarredo. Zarpa con la escuadra el 28 de junio y llegan a Cádiz el 10 de julio. Rumbo a Brest zarpa la citada escuadra con la francesa al mando de Bruix el 21 de julio.

Terminada la guerra, zarpa de Brest con la escuadra del teniente general don Federico Gravina el 14 de diciembre de 1801 para apoyar a una escuadra francesa en la expedición a Santo Domingo. Seguía al mando del capitán de fragata don Antonio Quesada. Procedente de San Juan de Puerto Rico entró a Cádiz el 30 de mayo de 1802.

En septiembre de 1802 zarpa de Cartagena rumbo a Nápoles con los navíos Príncipe de Asturias, Bahama, Guerrero, la fragata Atocha y un bergantín, escuadra que estaba al mando del marqués de Socorro. Cuando se encontraba en Nápoles, el brigadier Dionisio Alcalá Galiano pasó a mandar la fragata Soledad, mientras el capitán de fragata don Antonio Quesada, comandante de la fragata, quedó al mando del Bahama.

La fragata era destinada a navegar las aguas de Grecia y Constantinopla, realizando observaciones astronómicas y corregir cartas de navegación. Se hizo a la vela desde la bahía de Nápoles el 30 de noviembre de 1802. Tras hacer cuarentena en Mallorca, regresó a Cartagena el 2 de octubre de 1803. En 1805 se encontraba desarmada y asignada al departamento de Cartagena.

En 1808 está al mando del capitán de fragata don José Ussel de Guimbarda. En Cartagena se hace cargo de su mando, el 20 de abril de 1809, el capitán de navío don Juan Javat. Zarpó rumbo a Constantinopla, donde el 9 de julio deja el mando al ser nombrado ministro plenipotenciario de la Sublime Puerta. Su segundo comandante, don Juan Sarraoa, asumió el mando de la fragata.

Desde mediados de abril de 1813 realizó varias travesías a los presidios de la costa de África. A primeros de octubre de 1813 se encontraba armada en el departamento marítimo de Cádiz. El 15 de marzo de 1815 es puesta al mando del capitán de fragata don Luis Coig, realizando varias navegaciones desde Cádiz. El 30 de junio de 1815 es puesta al mando del capitán de navío don Francisco de Berenguer.

Zarpa de Cádiz el 16 de julio de 1815 llevando a bordo al teniente general don Casimiro Vigodet y Garnica para una comisión reservada en los mares del Sur. En Río de Janeiro embarcan las princesas del Brasil, futuras esposas del rey Fernando VII y el infante Carlos. Con el navío portugués San Sebastián zarpan de Río de Janeiro y llegan a Cádiz el 3 de septiembre de 1815.

El 12 de octubre de 1816 pasa a ser mandada por el capitán de fragata don Melitón Pérez de Camino. Pasó de Ferrol al Mediterráneo con la división del brigadier don José Rodríguez de Arias, desempeñando varias comisiones en Argel, Túnez y Trípoli, además de proteger a los buques que llegaban de América cruzando entre los cabos de San Vicente y Santa María.

Dada de baja en 1821.

Bibliografía:

A.H.N. Sección Nobleza, LACY, C. 1, D.293. Oficio de José de Conty, oficial al mando del batallón, a Francisco Antonio Lacy, conde de Lacy. San Carlos de la Rápita, 27 de septiembre de 1792.

A.G.I. Estado, 42, N. 7. Carta de Rafael Orozco, juez de Arribadas de Cádiz, a Pedro Cevallos, Ministro de Estado. Cádiz, 4 de junio de 1802.

Mercurio histórico y político. Tomo I, febrero 1791, página 140.

Carlan, J. M.: Navíos en secuestro. La escuadra española del Océano en Brest (1799-1802). Instituto Histórico de Marina. CSIC. Madrid, 1951.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomos VIII y IX. Museo Naval. Madrid, 1973.

Juan-García Aguado, José María de.: José Romero F. Landa. Un ingeniero de Marina en el siglo XVIII. Servicio publicaciones de la Universidad de La Coruña, 1998.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Rodríguez González, Agustín Ramón, Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales. S.A., 2003.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas