Zapiani y López Valladares, Miguel Biografia

De Todoavante.es

Saltar a navegación, buscar


Biografía de don Miguel Zapiani y López Valladares

Capitán de navío de la Real Armada Española.

Orígenes

Vino al mundo en Cartagena el 22 de noviembre de 1741, fue bautizado el 30 seguido en la parroquia de Santa María de la ciudad, siendo sus padres don Miguel Zapiani y Chavarría y doña María López Valladares y Calisto Criado.

Hoja de Servicios

Comenzó su carrera como marinero aventurero, pasando embarcado al navío Astuto el 7 de marzo de 1760, cruzando entre los cabos de Catín y San Vicente, arribó a la bahía Cádiz y por orden pasó a Cartagena, zarpando con rumbo a Barcelona transportando fusiles y matricula, regresando a Cartagena, siéndole ordenado trasbordar al Atlante el 1 de julio siguiente transportó al Príncipe de Achi, a su regreso embarco tres regimientos de Infantería en varios viajes entre Mallorca y Barcelona.

Regresó a Cartagena, zarpando incorporado a la división del jefe de escuadra don Agustín de Idiáquez, permaneciendo hasta su arribada a la bahía de Cádiz el 27 de junio, quedando a las órdenes del general don Carlos Reggio, continuó en el mismo buque hasta recibir la orden el 1 de abril de 1763 de trasbordar al Héctor, zarpando con rumbo a la Habana, llevando de transporte al conde de Riela, el primer capitán general al ser devuelta la ciudad por los británicos, al arribar se le ordenó trasbordar al paquebote Marte, realizando el viaje de regreso a la bahía de Cádiz, trasbordando el 10 de octubre al navío América de la escuadra de don Agustín de Idiáquez, zarpando el 27 de septiembre de 1764 con rumbo a Veracruz, quedando en aquellas aguas trasbordando el 4 de junio de 1765 al paquebote Volante, pasando el 7 de noviembre seguido a la fragata Júpiter.

Durante este tiempo fue ascendiendo a marinero, artillero, pilotín, piloto y piloto de 1ª, recibiendo el ascenso a alférez de fragata el 12 de julio de 1774, habiendo navegado prácticamente por todas las aguas del planeta, el 1 de agosto siguiente se le ordenó embarcar en el navío Poderoso, participando en la campaña de Saleé y Larache en agosto seguido, al regresar trasbordó a la fragata Palas, zarpando con rumbo a la Habana y Veracruz, desembarcando azogue y embarcando caudales, encontrándose aquí le fue entregada la Real orden del 16 de marzo de 1776 con el ascenso al grado de alférez de navío.

Por orden del general fue comisionado para reconocer los montes de la laguna de Términos, para marcar las maderas a cortar y establecer un sistema para su transporte a la Habana, levantando al mismo tiempo planos de la laguna, regresó a la Habana el 5 de abril de 1777, embarcó en la fragata Santa Águeda zarpando con rumbo a la sonda de la Tortuga, manteniéndose a la espera para dar escolta a la fragata Volante y chambequín Caimán, por haber zarpado de Veracruz en demanda de la Habana con caudales, al arribar se le ordenó el 4 de junio siguiente trasbordar al Caimán, dando la vela en derrota de San Juan de Puerto Rico y Santo Domingo, al regresar a la Habana el general don Juan Bautista Bonet lo eligió como su ayudante, permaneciendo a sus órdenes hasta recibir la orden del 21 de enero de 1778 otorgándole el mando de la balandra Carmen, zarpando en cuatro ocasiones para realizar cruceros a las órdenes de don Antonio de Ulloa hasta la salida del canal.

El 11 de abril seguido zarpó con destino a Nueva Orleans transportando situado y pliegos de interés, regresando a su puerto de partida, donde le fue entregada la Real orden del 23 de mayo siguiente con su ascenso al grado de teniente de fragata, zarpó de la Habana el 25 de junio seguido con rumbo a Cayo Sal, arribando de regreso el 1 de julio, el 9 siguiente zarpó con rumbo a Campeche, pasando posteriormente a la laguna de Términos, regresando a su puerto base el 8 de septiembre.

El 1 de febrero de 1779 con marineros de transporte zarpó con destino a Campeche, pasando después a Veracruz, dando la vela con rumbo a la laguna de Términos, habiendo embarcado situado con destino a la Habana donde fondeó el 24 de julio, zarpó de la Habana dando escolta a un convoy el 13 de agosto hasta dejarlo a salvo en la salida de la boca del canal, uniéndose a la división de don Gabriel Aristizábal para dar caza a un convoy británico, arribando a la Habana con pliegos de éste jefe para el del apostadero, continuando en estos servicios repetitivos no por ello menos importantes para la seguridad de las aguas.

El 7 de mayo de 1781 fue incorporado a la escuadra del general don José Solano participando en la toma de Penzacola, siendo comisionado en diferentes ocasiones por ser un gran conocedor de la zona, se le entregó la Real orden el 4 de agosto notificándole su ascenso al grado de teniente de navío.

En enero de 1782 desembarco de su balandra Carmen por desarme, embarcando en el navío San Luis de la escuadra de don José Solano, poco después se le ordeno trasbordar al San Ramón realizando dos viajes al Guarico, pasando a la escuadra del general don Francisco de Borja, realizando el segundo regresó a la Habana, zarpando con rumbo a la Sonda de la Tortuga, pasando a Veracruz y regresando a la Habana, incorporándose de nuevo el navío a la escuadra de don José Solano, regresando a la bahía de Cádiz donde desembarcó el 26 de agosto de 1783.

Recibió la orden del 1 de abril de 1784 de embarcar en el navío Septentrión, formando parte de la expedición contra Argel al mando de don Antonio Barceló, se le otorgó el mando de la lancha bombardera número 11, participando en los distintos bombardeos de la ciudad, al concluir regresó a Cartagena, zarpó el 30 de octubre siguiente con rumbo a Málaga para unirse al Rayo, con destino a la plaza de Orán, regresando a la bahía de Cádiz, de donde zarpó con rumbo a su puerto base, estando en ruta se desató un duro temporal del SE., levantando una mar gruesa que le impidió poder variar el rumbo por ser aconchado por la corriente sobre la costa, aguantando hasta el 3 de noviembre cuando varó entre el primer y segundo cantil a unas ocho millas al E., del puerto de Málaga, dio orden de picar los palos y construir jangadas, con ellas logro sacar del buque seis morteros, ciento veinte pedreros, muchos de los herrajes y otros metales que llevaba de transporte, siendo todo embarcado en las fragatas Pilar y Loreto, llegadas desde Cartagena más otros buques salidos de Málaga fletados para tal objeto, siendo a su vez repartida la dotación, embarcó en la última el 20 siguiente, arribando a Cádiz el 15 de enero de 1785, después de realizar un crucero quedó desembarcado.

Recibió la orden del 27 de septiembre de embarcar en la fragata Santa María de la Cabeza, a las órdenes del capitán de navío don Antonio de Córdova, zarpando con rumbo al estrecho de Magallanes para levantar sus cartas náuticas, regresando a la bahía de Cádiz el 3 de julio de 1786, desembarcando.

El 1 de septiembre de 1788 embarcó en el paquebote Santa Casilda a las órdenes del mismo jefe, regresando al mismo estrecho, terminando de levantar las cartas, regresando a la bahía el 15 de junio de 1789, al regresar se le entregó la Real orden del 14 de enero próximo pasado con su ascenso al grado de capitán de fragata, se le destinó a la Habana arribando de transporte en la fragata Rosario, al llegar se le otorgó el mando de la Minerva, permaneciendo en diferentes comisiones típicas de aquellas aguas hasta marzo de 1793, siéndole otorgado el mando de la Ceres, zarpando en febrero de 1794 con destino a la bahía de Cádiz.

Quedando incorporado su buque a la escuadra del general don Francisco de Borja, dando la vela con rumbo a Ferrol de donde pasó en comisión a Santander, fondeando de regreso a su puerto base el 3 de noviembre, saliendo a la mar el siguiente 26 de diciembre con rumbo a Cádiz, zarpó con rumbo a Algeciras el 1 de abril de 1795, regresando a la bahía, volviendo a la mar el 4 de septiembre con rumbo a la Ciudad Condal, de donde regresó a su puerto base el 3 de octubre seguido.

El 2 de noviembre consecutivo entregó el mando de su fragata pasando el mismos día a mandar la Pilar, zarpando de la bahía de Cádiz incorporado a la escuadra del general don Ignacio María de Álava, arribando a las islas Malvinas el 30 de enero de 1796, donde se prepararon los buques para doblar el cabo de Hornos, visitando Concepción de Chile y Valparaíso arribando al Callao el 4 de mayo, por Real orden del 27 de agosto fue ascendido al grado de capitán de navío, zarpando en septiembre siguiente visitando las islas Marianas arribando a las islas Filipinas y su apostadero de Manila el 24 de diciembre.

Por estar en guerra con el Reino Unido zarpó la escuadra el 20 de abril de 1797 para dar caza a un convoy británico, en su derrota se desató un duro temporal dejando a todos los buques desarbolados y sin timones, regresando al apostadero para reparar, al año siguiente realizó dos viajes con rumbo a Acapulco, permaneciendo en aquellas aguas se le otorgó el mando el 15 de junio de 1801 del navío San Pedro Alcántara, pasando a mandar el 24 de septiembre de 1802 la fragata Fama, dándose a la vela con rumbo a la península en enero de 1803, pero su buque comenzó a hacer mucha agua, obligándole a arribar a la isla de Francia, donde se le dio a la banda y reparó arribando a Montevideo.

Al fondear quedo incorporado a la división del jefe de escuadra don José de Bustamante y Guerra, formada junto a las Medea, Mercedes y Clara, fueron cargadas con caudales para la Real Hacienda, por estar en paz transportaban gran número de viajeros con sus caudales y bienes, así como otros correspondientes a la compañía de comercio de Cádiz, abandonando el puerto el 9 de agosto de 1804.

El 5 de octubre siguiente sobre el cabo de Santa María fue interceptada por otra división británica, con la pretensión de ser todas llevadas a puertos del Reino Unido a pesar de seguir en paz ambos países, a ello se negaron todos los oficiales en Consejo de Guerra, entablándose un combate, al poco de comenzar la Mercedes voló por estallar su santabárbara, esto causó un gran impresión en ambas fuerzas, momento aprovechado por Zapiani para con su fragata poder alejarse, pero habiendo sido capturadas sus otras dos compañera de viaje se lanzaron en su persecución las británicas Libely y Medusa, las cuales le dieron alcance comenzando un combate, el cual ante la superioridad enemiga y después de una dura defensa fue capturada, arribando el 17 siguiente a Portsmouth.

El 7 de abril de 1805 fue canjeado saliendo con destino a Santoña, arribando el 17 seguido, pasando a Madrid donde se presentó el 5 de julio siguiente, falleciendo en la misma Villa y Corte el 6 de septiembre continuo de una pulmonía, cuando contaba con sesenta años de edad, de ellos cuarenta y cinco de ejemplares servicios a España.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Fernández Duro, Cesáreo.: Naufragios de la Armada Española. Establecimiento tipográfico de Estrada, Díaz y López. Madrid, 1867.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas