Zaragoza (1867)

De Todoavante.es

Revisión a fecha de 18:44 8 nov 2016; Todoavante (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a navegación, buscar

Construcción:

 Fotografía en blanco y negro de la fragata acorazada Zaragoza.
Fragata acorazada Zaragoza.
Colección de don José Lledó Calabuig.

Fragata blindada construida en Cartagena, en 1867. Se autorizó su construcción el 15 de octubre de 1860 como una fragata de hélice y casco de madera del mismo tipo que la Villa de Madrid. El 15 de junio de 1861 se colocó su quilla en la grada nº 1 del arsenal de Cartagena.

El 22 de abril de 1862 se paralizaron las obras al decidirse su transformación en fragata blindada, llegando la orden para continuar las obras el 26 de junio. Fue botada el 6 de febrero de 1867, terminando los trabajos a flote el 15 de junio de ese mismo año. Realizó los planos el ingeniero don Tomás Tallerie y Ametler, del Cuerpo de Ingenieros de la Armada. Costó 7.096.460 pesetas.

Desplazaba 5.620 toneladas. Medía 85 metros de eslora, 16 de manga, 7,56 de puntal y 7,25 de calado. Tripulada por 536 hombres.

Con una máquina “Penn” de 800 caballos nominales y 6 calderas, podía alcanzar los 11 a 12 nudos de velocidad. Podía llevar 600 toneladas de carbón, que le daban una autonomía de 2.775 millas.

Poseía una coraza de hierro de 12 cm que cubría la mayor parte del casco desde la cubierta alta hasta 1,20 metros por debajo de la línea de flotación.

En el diseño original, debía estar armado con 51 cañones de avancarga de 20 cm, y en un diseño posterior con 30 cañones de 20 cm. Al ser entregada a la Armada, estaba armada con 4 cañones de 28 cm y otros 14 de 20 cm, todos en batería, además de 4 cañones de 22 cm en un reducto blindado.

Historial:

A primeros de julio de 1868 realizó una de sus primeras travesías, de Cartagena a Cádiz. Poco después, con el vapor de ruedas Colón y la goleta Caridad, llegó al mar Cantábrico, a Lequeitio, donde veraneaban los reyes. Fue visitada por el almirante don Francisco de Paula Pavía, capitán general del departamento de Ferrol, y el 22 de agosto de 1868 por los reyes Isabel II, su esposo don Francisco y el Príncipe de Asturias, el futuro Alfonso XII.

El 23 de agosto salió la fragata para Ferrol, llegando finalmente a Cádiz el 5 de septiembre. El 18 de septiembre de 1868 se sublevaron en Cádiz el brigadier don Juan Bautista Topete y el general don Juan Prim. La fragata acorazada Zaragoza, que se unió a la sublevación contra la reina Isabel II, estaba al mando del capitán de navío don José Malcampo y Monje, y fue elegido el buque insignia por los sublevados. Desde esta fragata anunció Topete el derrocamiento de la reina.

La mañana del 23 de septiembre zarpa de Cádiz con el general Prim a bordo para visitar varios puertos y hacer propaganda de la revolución, conocida como la “Gloriosa”. Recalaron en Tarifa, Algeciras, Ceuta y Málaga. Con la fragata de hélice Villa de Madrid zarpó rumbo a Cartagena, que también se unió a la revolución. Se encontraba en Cartagena cuando ocurrió la batalla de Alcolea, el 29 de septiembre, donde las tropas revolucionarias vencieron a las realistas al mando del general don Manuel Pavía. El 2 de octubre zarpa de nuevo con el general Prim y siguió visitando varios puertos del Mediterráneo. Llegó a Valencia la mañana del 3 de octubre y, ese mismo día, zarpó de nuevo y llegó a Barcelona a la noche del 3 de octubre. La mañana del 4 de octubre fondeó en Tarragona, donde Prim y su Estado Mayor salieron hacia Madrid, terminando así la actuación de la fragata durante la “Gloriosa”.

En el mes de noviembre de 1868 se incorporó a la Escuadra del Mediterráneo. Estaba al mando del capitán de navío don Victoriano Suances y Campos. El comandante de la misma era el brigadier don Juan Bautista Antequera y Bobadilla, que izaba su insignia en la fragata Zaragoza desde el 10 de diciembre de 1868. La escuadra, formada por las fragatas Zaragoza, Tetuán, Gerona y Villa de Madrid, el vapor Isabel II, rebautizado Ciudad de Cádiz, y la goleta Ligera, llego a finales de diciembre a Cádiz para apoyar las operaciones contra insurrectos revolucionarios. El 1º de enero de 1869 bombardeó en Málaga varios focos de los revolucionarios. El 30 de enero de 1869 regresó la escuadra a Cartagena y después pasó a Santa Pola, donde permaneció más de tres meses. El comandante Antequera tuvo que resolver varios conatos de indisciplina desde la revolución de septiembre.

En noviembre de 1869 es destinada al apostadero de la Habana. Un año antes había estallado una sublevación independentista en Cuba. Permaneció en aguas de las Antillas hasta el año 1872, cuando fue relevado por la fragata blindada Arapiles, y regresó a la península vía Liverpool, de donde zarpó el 3 de septiembre rumbo a Cádiz, desde donde debía incorporarse a mediados de octubre de 1873 a la escuadra del contraalmirante don Miguel Lobo y Malagamba y combatir a la escuadra cantonal de Cartagena.

Cuando los buques cantonales salieron de Cartagena el 13 de octubre, el contraalmirante Lobo rehusó el combate y una de las excusas para ello fue que no había llegado la fragata blindada Zaragoza, retirándose a la bahía de Algeciras a esperar la llegada de la fragata. Por esa actuación Lobo sería sustituido por el contraalmirante don Nicolás Chicarro. Se incorporó a la escuadra al mando de Chicarro en la bahía de Algeciras y el 23 de octubre se presentaron ante Cartagena.

El 12 de enero de 1874, tras aceptar las condiciones de rendición, muchos líderes cantonales, junto con unos 1.750 militares, voluntarios y familiares, salieron de Cartagena rumbo a Orán a bordo de la fragata Numancia y del vapor Darro. Chicarro bloqueaba Cartagena navegando con las fragatas Vitoria y Zaragoza en línea de fila, las fragatas Almansa y Carmen a los lados y como reserva a la fragata Navas de Tolosa. Las dos fragatas blindadas dispararon contra la Numancia, que paró sus máquinas, entendido por Chicarro como una rendición, por lo que ordenó cesar el fuego y disminuir la velocidad. En ese momento, la Numancia avanzó a toda máquina frente a la fragata Vitoria y se abrió paso disparando entre las fragatas Carmen y Zaragoza. El vapor Darro fue capturado, y la Numancia llegó a Orán la mañana del 13 de enero de 1874.

Entre 1874 y 1876 se le cambió su artillería, quedando en la batería con 4 cañones rayados Armstrong de 250 libras y 10 rayados Palliser de 16 cm. En la cubierta llevaba 2 cañones rayados Palliser de 18 cm dispuestos en un reducto blindado y uno rayado Palliser de 18 cm en colisa a proa. Disponía de otros 6 cañones de bronce de 12 y 8 cm para las embarcaciones menores. Volvió al servicio activo en 1876 cuando en España había vuelto la monarquía. El pronunciamiento de Martínez Campos, en diciembre de 1874, supuso la proclamación como rey de Alfonso XII.

En 1880 se incorporó a la Escuadra de Instrucción, que estaba mandada por el contraalmirante don José Polo de Bernabé y Mordella. Con varios buques de esta escuadra estuvo en aguas de Galicia en el verano de 1881 con motivo de la visita de los reyes Alfonso XII y María Cristina. Efectuó unas maniobras con la escuadra el 9 de agosto, desfolando la escuadra frente al rey. La escuadra regresó a Ferrol a finales del mes de agosto.

En 1882 realizó una travesía por el Mediterráneo oriental, visitando varios puertos hasta Egipto y el Canal de Suez, a causa de la intervención británica en Egipto, para defender los intereses españoles en la zona. La fragata Zaragoza llegó en conserva de la fragata Carmen.

Durante la crisis de las Carolinas con el imperio alemán, en los primeros meses de 1886, no fue alistado, al estar necesitado de entrar en dique para ser carenado, además de reemplazar sus calderas. Quedó en Cartagena desarmada, pendiente de destino.

En 1890 estaba pendiente de ser carenada. Ese mismo año, sustituyó a la corbeta de hélice Tornado en la Escuela de Torpedos, por una Real Orden de 6 de febrero, aunque pocos meses después sería dada de baja.

Permaneció en servicio en Cartagena como buque pontón y después depósito de marinería hasta 1897, año en que se dio su orden para ser subastada. Desguazada en 1898.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

González, Marcelino.: 50 Barcos españoles. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2009.

González, Marcelino.: Otros 50 Barcos españoles. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2012.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Pérez Crespo, Antonio.: El cantón murciano. Academia Alfonso X el Sabio. Murcia, 1990.

Piñera y Rivas, Álvaro de la.: “El almirante Juan Bautista Antequera y Bobadilla y su vinculación con la región murciana”. Revista Murgetana. Año 1990, nº 82.

Rodríguez González, Agustín Ramón y Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales, S.A. 2003.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas