Reina Luisa (1792)

De Todoavante.es

Revisión a fecha de 19:17 10 ene 2016; Todoavante (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a navegación, buscar
Dibujo del navío que solía ser el insignia de las diferentes escuadras, era de tres baterías o puentes, y casi siempre al mando de un brigadier, en vez de como el resto al de un capitán de navío, su poder de ciento veinte bocas de fuego, cañones, le permitía soportar largos combates y su altura, le facilitaba el ataque a los de dos baterías por ser más bajos, sobre todo a los infantes de marina para hacer blanco en oficiales enemigos, era el Rey del combate. Por las variaciones sufridas en su casco de uno de este tipo que fue el Santísima Trinidad, se le subió una cuarta batería, llegando a montar ciento cuarenta y cuatro cañones, siendo el más grande y pesado que nunca ha existido y como lo denomina don Benito Pérez Galdós en su obra los Episodios Nacionales, era el Escorial de los mares.

Construcción:

Perteneciente a la serie de navíos de tres puentes conocidos como “Meregildos”, siendo uno de los de mejores cualidades, junto al navío Santa Ana y al Príncipe de Asturias. Su quilla fue colocada en 1790 en el arsenal de Ferrol, construyéndose con los planos del navío Santa Ana, aunque con algunas pequeñas diferencias como una mayor eslora. Botado el 12 de septiembre de 1791 se entregó al año siguiente.

Estas diferencias, por licencia o error del constructor, eran de tres pies y medio más de eslora con respecto al Santa Ana. Por decisión del Capitán General del departamento de Ferrol se siguió con la construcción para evitar gastos y retrasos. Sus dimensiones quedaron así: 185 pies y 10 pulgadas de quilla, 210 de eslora, 58 de manga, 27 y 6 pulgadas de puntal, 29 pies de plan, 28 pies y 10 pulgadas de calado a popa, 26 pies y 6 pulgadas de calado a proa. Desplaza 2.308 toneladas.

Historial:

En 1793 se encontraba desarmado en el departamento de Ferrol al mando del brigadier don Diego Quevedo. Cuando en marzo de 1793 se entró en guerra con la República francesa se encontraba en el departamento de Ferrol, zarpando el 5 de mayo y entra en Cádiz el día 12 para incorporarse en Cartagena a la escuadra mandada por el teniente general don Francisco de Borja. Al mando del brigadier don Tomás Gómez Gayangos zarpa de Cádiz el 6 de julio de 1793 rumbo a las costas catalanas para colaborar en la campaña marítima del Rosellón con la escuadra del teniente general don Juan de Lángara.

Con la escuadra del teniente general Lángara toma parte en el bloqueo del arsenal francés de Tolón hasta su evacuación el 18 de diciembre de 1793, izando su insignia en el Reina Luisa el general Lángara. Con el avance de las fuerzas republicanas francesas, la escuadra aliada se retiró de Tolón y el grueso de la escuadra española entró en Cartagena el 31 de diciembre.

Al mando del brigadier don Francisco Milláu, con la escuadra al mando de don Juan de Lángara, compuesta por los navíos Reina Luisa, San Joaquín, San Francisco de Paula, San Agustín, Bahama, Oriente, San Juan Nepomuceno, San Fulgencio, Vencedor, las fragatas Santa Cecilia, Diana, Santa Florentina, Nuestra Señora de Atocha y los bergantines Resolución y Vivo, zarpa de Cartagena el 2 de abril de 1794 rumbo al puerto de Liorna para trasladar a España al infante don Luis, príncipe heredero de Parma. El navío Reina Luisa es el navío insignia del teniente general Lángara.

En Liorna, donde llegan el 11 de abril, se incorpora a la escuadra en navío San Ildefonso. El príncipe se embarca el 30 de abril y zarpan de Liorna esa misma noche, entrando en Cartagena el 10 y 11 de mayo. El 11 de julio de 1794 zarpa de Cartagena con una escuadra compuesta por 10 navíos y 6 fragatas y llegan a Rosas el día 22. Reconocen los puertos de Tolón y Marsella y bloquean a una escuadra francesa en la rada de Tour-jean, frente a la isla de Santa Margarita, compuesta por seis navíos, tres fragatas y otros buques menores. Este bloqueo, auxiliado por seis navíos británicos, tres fragatas y dos urcas duró hasta el 31 de agosto. La escuadra de Lángara estaba compuesta por dieciséis navíos, cuatro fragatas y un bergantín.

Acuarela a color de un navío español de 112 cañones.
Navío Español de 112 cañones por Agustín Berlinguero.
Cortesía del Museo Naval. Madrid.

A finales de septiembre de 1794 estaba basado en Cádiz con la escuadra del Océano. Estaba al mando del brigadier don José Escaño y era insignia del general don Juan de Lángara. El 17 de diciembre de 1794 zarpa la escuadra de Lángara de Cartagena, izando su insignia de nuevo en el navío Reina Luisa, llegando frente a Rosas el 9 de enero de 1795. Los temporales fueron tan fuertes que dispersó la escuadra.

El 17 de enero de 1795 se estrenó en combate al apresar a la fragata francesa Iphigenia, de 34 cañones, dándola caza con el apoyo del navío Montañés, mientras los demás buques de la escuadra no pueden alcanzarla. La escuadra de Lángara abandona la costa catalana después de evacuar las tropas frente a Rosas la noche del 2 al 3 de febrero de 1795, dirigiéndose a Mahón para reparar los daños causados por las tormentas.

A finales de marzo de 1795 zarpa la escuadra de Mahón para perseguir a la escuadra francesa que había combatido con el navío Montañés en San Feliú de Guixols. La escuadra regresa a Mahón el 1 de mayo. Seguía al mando del brigadier don José Escaño. El 30 de julio abandona Lángara su insignia y se traslada al navío Infante don Pelayo al ser nombrado capitán general del departamento de Cádiz.

A finales de 1795 don Federico Gravina traslada su insignia al navío Reina Luisa desde el Salvador del Mundo. En el verano de 1796 se encontraba en Cartagena con la escuadra del Mediterráneo mandada por el teniente general don José de Mazarredo. El 16 de julio de ese año entra en el dique para ser carenado. Se encontró en Cádiz con la escuadra de Mazarredo bloqueada por la británica de John Jervis. Arbolaba su insignia en este navío el jefe de escuadra don Domingo de Nava.

En 1798 realizó una salida con la escuadra de Mazarredo en persecución de la británica. El 12 de mayo de 1799 zarpa de Cádiz con la escuadra de don José de Mazarredo y entra en el Mediterráneo para unirse a la francesa al mando de Bruix. El 20 de mayo fondean en Cartagena después de sufrir una tormenta. En este puerto pasa a ser mandado por el capitán de navío don José Gardoqui e insignia del jefe de escuadra don Domingo de Nava. Unida la escuadra a la francesa, zarpan de Cartagena, pasan por Cádiz y el 18 de agosto entran en Brest, donde quedan las escuadras bloqueadas por los británicos hasta el final de la guerra que llega en 1802 con la paz de Amiens.

Cuando el teniente general don Federico Gravina zarpa de Brest rumbo a Santo Domingo se hace cargo de la escuadra española en Brest el jefe de escuadra don Antonio de Córdoba y Lasso, que tiene izada su insignia en el Reina Luisa, el cual pasa a ser mandado por el capitán de navío don Antonio de Escaño. El 29 de abril de 1802 zarpa de Brest con la escuadra de don Antonio de Córdoba y llega a Cádiz el 13 de mayo. Durante la travesía destacó a los navíos Mejicano y San Juan Nepomuceno para que entraran en el departamento de Ferrol. Una vez llegados a Cádiz el 13 de mayo, el jefe de escuadra Córdoba arrió su insignia.

En mayo de 1802 se pone al mando del brigadier don Juan José Ruiz de Apodaca y Eliza y su segundo el capitán de navío del José de Varas y Varaez, incorporándose a la división del jefe de escuadra don Domingo de Nava para realizar un crucero sobre Argel, zarpando de Cádiz el 4 de junio con el navío Argonauta y las fragatas Santa Casilda y Flora. Se separa de esta escuadra y entra en Cartagena el 26 de junio para volver a zarpar con una escuadra rumbo a Liorna para traer a España a los reyes de Etruria.

El 2 de octubre de 1802 embarcan los reyes de Etruria y llegan a Barcelona dos días más tarde con una escuadra compuesta por 4 navíos y 2 fragatas. Estaba al mando del brigadier don Juan José Martínez. Regresa a Cartagena el 15 de octubre. Ese mismo día, cuando se encontraban navegando cerca del cabo de Palos y antes de llegar a Cartagena, caen dos rayos en los navíos Reina Luisa y Argonauta. Tras regresar a Cartagena es desarmado y su comandante Martínez deja el mando.

El 9 de febrero de 1803 se concede su mando al brigadier don Rafael Hore, cesando en el mismo el 8 de octubre de 1803. En 1805 se encontraba armado y asignado al departamento de Cartagena. Estando en Cartagena el 29 de marzo de 1805 iza su insignia en este navío el nuevo comandante general de la escuadra del departamento, el jefe de escuadra don José Justo Salcedo, que se hizo cargo de la escuadra el 27 de marzo, siendo su comandante el brigadier don Isidoro García de Postigo.

Una nueva guerra con Gran Bretaña es declarada en diciembre de 1804. La escuadra con base en Cartagena, compuesta por ocho navíos y dos fragatas, se manda armar el 12 de diciembre. La escuadra de Salcedo realiza una primera salida de instrucción el 17 de abril de 1805 con los navíos Reina Luisa, San Carlos, San Francisco de Paula, San Joaquín, San Ramón y Asia. Vuelven a zarpar y cruzan frente a Cartagena los días 18, 19 y 20 de mayo y 8, 9 y 11 de junio. Se les había unido en esta tercera salida el navío Guerrero y el bergantín Vigilante. Debían dirigirse a Cádiz para unirse a la escuadra de don Ignacio María de Álava y bloquear la escuadra británica en Gibraltar. Varias averías en las naves obligaron su regreso a Cartagena el 11 de junio.

El 16 de junio zarpó otra vez la escuadra para realizar una nueva tentativa de unión con Álava, pero la presencia de siete navíos y una fragata británicos y la debilidad de la escuadra de Álava que contaba con sólo dos navíos, obligó a retirarse a Cartagena. Una nueva salida se efectuó entre el 17 y el 22 de julio, que sería la última de esta campaña.

Cuando el almirante Villeneuve pasó por Cartagena el 7 de abril de 1805 rumbo a América, debía incorporar los buques de Salcedo, pero este general argumentó que sus buques no estaban listos y que no tenía órdenes precisas para unirse a la escuadra francesa, salvándolo quizás del desastre de Trafalgar. El 19 de mayo de 1807 se concede su mando al brigadier don Juan José Martínez al haber fallecido su anterior comandante, el brigadier García de Postigo.

Desde el 24 de marzo de 1808 era el buque insignia del jefe de escuadra don Cayetano Valdés y Flores, estando al mando del capitán de navío don Baltasar Bennazar. Según las órdenes recibidas de don Manuel Godoy el 4 de febrero, debía Valdés incorporar esta escuadra a la francesa en Tolón. Zarpa de Cartagena el 10 de febrero pero en vez de dirigirse a Tolón y entregar los navíos a Napoleón, entra en Palma de Mallorca el 15 de febrero, argumentando Valdés que le fue imposible pasar de las islas Baleares para dirigirse al norte por los vientos contrarios.

Vuelven a zarpar el día 18 y regresan a puerto por las mismas razones el 20 de febrero. El 5 de marzo entra la escuadra en el puerto de Mahón. Godoy ordena destituir a Valdés y envía al teniente general don José Justo Salcedo. Caído Godoy por el motín de Aranjuez, Valdés era de nuevo requerido para dirigirse a Tolón a lo cual se negó, siendo sustituido por Salcedo el 28 de marzo. El 16 de mayo, tras una investigación por su conducta, don Cayetano Valdés iza su insignia de nuevo en el navío Reina Luisa el 16 de mayo.

En mayo de 1808 formada parte del las fuerzas del departamento marítimo de Cartagena, compuestas por los navíos Reina Luisa, San Pablo, Guerrero, San Ramón, Asia, San Francisco de Paula, Ángel de la Guarda, San Carlos, San Lorenzo y Joaquín, encontrándose los seis primeros en el puerto de Mahón, las fragatas Sirena y Proserpina, una corbeta, dos urcas, ocho bergantines, diez goletas y otras embarcaciones menores. Murat, lugar-teniente general del reino, destituye a Valdés al frente de la escuadra, quedando como jefe de ella el brigadier Martínez.

El 10 de agosto llegó la noticia de la paz con Gran Bretaña, firmada el 4 de julio. A los pocos días, día 14, salió la escuadra de Mahón y entró en Cartagena el día 18 de agosto. La escuadra queda desarmada, excepto el navío Paula.

A primeros de 1810 se encontraba en el puerto de Cádiz, asediado por el ejército francés. Es enviado a Mahón en septiembre de 1810 para evitar que caiga en manos francesas junto a los otros navíos San Carlos, Neptuno, Glorioso, San Francisco de Paula y San Justo. El 18 de marzo de 1809 es rebautizado con el nombre de Fernando VII.

Tras varios años de abandono se decide llevarlo a Cartagena en 1815 para repararlo y ponerlo de nuevo en servicio. Para esta travesía es tripulado por dos oficiales, un piloto, 40 marineros y 50 soldados del Regimiento de Nápoles, al mando del capitán de fragata don Vicente de Lama Montes. Para completar esta dotación, los norteamericanos, que tenían en Mahón la base de su escuadrilla en el Mediterráneo, al mando del comodoro John Shaw, cedieron al teniente de navío G.B. M. Culloch, dos guardiamarinas y 60 marineros.

Zarpa de Mahón el 4 de diciembre de 1815 con la escolta de la fragata United States, la corbeta norteamericana Ontario y el navío británico Boyne. Al pasar al sur de la isla de Cabrera se separaron el navío español y la fragata norteamericana. El día 6 cambió el viento al NO con mucha fuerza y mar. Sorprendido por un temporal mientras se dirigía a Cartagena, su escasa tripulación no pudo evitar que se hundiera cerca del cabo Bujía, en Argelia, el 10 de diciembre de 1815.

La tripulación norteamericana fue liberada por los argelinos, mientras la española quedó prisionera. Después de largas negociaciones, el navío Asia pasó a Argel a recoger a los prisioneros en mayo de 1816.

Nota: Para mayor información sobre su naufragio, se puede consultar el artículo: Naufragio del navio Fernando VII.

Bibliografía:

A.G.I. Estado, 18, N.95A. Carta de Antonio de Córdoba al ministro de Estado Pedro de Ceballos. Brest, 21 de abril de 1802.

A.G.I. Estado, 18, N.95C. Carta de Antonio de Córdoba a Pedro de Ceballos. Cádiz, 13 de mayo de 1802.

A.H.N. Sección Nobleza, OSUNA, CT, 158, D.45. Carta de don Manuel Raimundo de Ocariz a la condesa-duquesa de Benavente María Josefa Pimentel Téllez-Girón, Navío Arrogante, a la vela frente a Santa Margarita, 26 de agosto de 1794.

Gaceta de Madrid, nº 45, 6 de junio de 1794, páginas 664 y 665.

Alcofar Nassaes, José Luis.: “Los tres puentes españoles”. Revista General de Marina. Agosto 1980.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomos VIII y IX. Museo Naval. Madrid, 1973.

Fernández Duro, Cesáreo.: Naufragios de la Armada española. Madrid, 1867.

Franco Castañón, Hermenegildo.: La Real Armada y su Infantería de Marina en la guerra de la Independencia. Galland Books, 2008.

Fernández de Navarrete, Martín.: Biblioteca marítima española. Obra póstuma. Tomo II. Madrid, 1851.

Gómez Vizcaíno, Juan Antonio.: “Los capitanes generales del departamento marítimo de Cartagena durante la guerra de Independencia (1808-1814)”. Revista de Historia Naval. Año 2008, nº 101.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Martínez Martín, Carmen.: “Vida y obra del marino Francisco Millau Maraval (1728-1806”. Revista de Historia Naval. Año 2009, nº 107.

Martínez-Valverde, Carlos.: "La Real Armada y D. Federico Gravina en Tolón, en 1793". Revista General de Marina. Agosto-septiembre 1967.

Núñez Iglesias, Indalecio, Blanco Núñez, José María.: La diversión de Tolón. 2 Tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Paula Cuadrado, Francisco de.: Elogio histórico del Excmo. Sr. Don Antonio de Escaño. Imprenta Real Academia de la Historia. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas