España (1913)

De Todoavante.es

(Redirigido desde Espana (1913))
Saltar a navegación, buscar

Construcción:

 Foto del acorazado España.
España
Colección Todoavante, Casaú, Cartagena.

Los tres acorazados, España, Alfonso XIII y Jaime I, pertenecen al plan de escuadra Maura-Ferrándiz. Se concibieron con arreglo a los nuevos acorazados Dreadnought. El 27 de noviembre de 1907, y gracias a la defensa realizada por Antonio Maura, se aprobó en el Congreso la ley de reforma naval (más conocido como Plan Ferrándiz o Ley de Escuadra de 1908) casi por unanimidad. La ley fue promulgada el 7 de enero de 1908. El núcleo del plan eran los 3 acorazados tipo Dreadnought, aunque su reducido desplazamiento los convirtió en los más pequeños de este tipo del mundo.

Construidos los tres en el Ferrol por la recién nacida SECN (Sociedad Española de Construcciones Navales), fueron los primeros y últimos acorazados de este tipo construidos en España. Al concurso presentado para su construcción en el mes de abril de 1908 se presentaron varias firmas, entre ellas un grupo con capital británico y español. El 18 de agosto, tres días antes de finalizar el plazo de presentación, este grupo se constituyó en la SECN (Sociedad Española de Construcción Naval), que fue la que se adjudicó la construcción de los tres acorazados en Ferrol.

Diseñados por la firma británica Vickers Ltd, el proyecto se podía considerar como una reducción de los cruceros de batalla británicos clase Indefatigable, dando máxima prioridad al armamento en detrimento de la velocidad y la protección. El coste total de los tres buques fue de 130 millones, a unas 2.870 pesetas tonelada.

Por un Real decreto de 22 de junio de 1909 se les adjudicaron los nombres de España, Alfonso XIII y Jaime I, y el nombre genérico era de acorazados España, al ser el primero de la serie. Se colocó su quilla en Ferrol el 5 de febrero de 1909. Botado el 5 de febrero de 1912 en una acto presidido por los Reyes y fue su madrina la reina Victoria Eugenia.

Desplazaba 15.700 toneladas estándar, 16.400 toneladas a plena carga. Medía 139,90 metros de eslora, 24 de manga, 12,74 de puntal y 7,70 de calado. Tripulado por 850 hombres.

Disponía de cuatro turbinas Parsons con una potencia 11.270 caballos a tiro natural y 20.000 caballos a tiro forzado, 12 calderas Yarrow y cuatro hélices, alcanzando una velocidad de 19,5 nudos. Con una capacidad de 1.900 toneladas de carbón, tenía una autonomía de 6.000 millas ó 7.500 millas a 10 ó 10,75 nudos.

Su protección o blindaje era de un espesor de 230 mm, 150 mm en la parte media y 75 mm en la parte alta, disminuyendo en los extremos a 100 mm a proa y 50 mm a popa. Las torres artilleras principales tenían un blindaje de 250 mm y la artillería mediana de 75 mm.

Armado con 8 cañones de 305 mm Vickers montados en cuatro torres dobles, 20 cañones Vickers de 101,6 mm, diez a cada banda, 2 montajes Skoda de 47 mm situados en las torres de proa y popa, 2 antiaéreos Vickers de 47 mm, montados en los años veinte, 2 de desembarco de 70 mm y dos ametralladoras Maxim.

Historial:

Comenzó sus pruebas de mar el 1º de junio de 1913. Entregado a la Armada el 7 de septiembre, a finales de ese mes salió de Ferrol y llegó a Cartagena el 2 de octubre para asistir a la despedida del presidente francés Poincaré. Con motivo de la visita a España del presidente francés, se había reunido en la base de Cartagena una escuadra formada por el acorazado España, los cruceros Princesa de Asturias, Carlos V, Extremadura, Cataluña, Reina Regente y los destructores Audaz y Proserpina. Fondeados en el puerto se encuentran así mismo los torpederos números T-1, T-2, T-3, T-4 y T-5 y el nuevo destructor Bustamante.

El día 11 de octubre de 1913, la escuadra al completo asistió al acto de la entrega de la bandera de combate del acorazado España. Finalizados los actos, se dispuso que la escuadra pusiese rumbo a África, con la excepción del Carlos V y el acorazado España que realizó un viaje con escalas en Almería, Málaga y Cádiz, regresando a Ferrol el 5 de diciembre. Se incorporó en Ferrol a la Escuadra de Instrucción.

En junio de 1914 efectuó las pruebas oficiales de artillería, en las que demostró que era capaz de disparar simultáneamente las 8 piezas de 305 mm por una sola banda en combate de derrotas paralelas, y 6 piezas en caza o en retirada. Al finalizar estas pruebas entró en Santander, donde le sorprendió el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Durante esta guerra, sus primeras misiones fueron la vigilancia de las costas españolas, algunos ejercicios y visitas de protocolo. En agosto de 1915 entró en Santander con el acorazado Alfonso XIII, recibiendo la visita del Rey. En aguas gallegas realizó ejercicios a partir de septiembre de 1915. A finales de 1915 realizó nuevos ejercicios con el acorazado Alfonso XIII y varios torpederos. Realizó diferentes ejercicios hasta finales de 1919.

En octubre de 1920 salió de Algeciras para realizar una visita oficial a Punta Arenas, Chile, con ocasión de las celebraciones por el cuarto centenario del descubrimiento del estrecho de Magallanes y del primer centenario de la República chilena. En esta travesía pasó por Tenerife, Puerto Rico y el 2 de noviembre cruzó el Canal de Panamá, inaugurado seis años antes. Después de hacer nuevas escalas, llegó a Valparaíso el 25 de noviembre. Al comienzo del mes de diciembre visitó Lota, Puerto Montt y Punta Arenas, regresando a Puerto Montt el 27 de diciembre. Al salir de puerto, el 8 de enero de 1921 encalló en el canal de Chacao. Puesto a flote, dos días después entró en Chiloé, de donde salió el día 28 y el 30 entró en Talcahuano para ser reparado provisionalmente. Zarpó el 29 de marzo y entró en Valparaíso al día siguiente. Se hizo a la mar el 10 de abril y entró en Balboa el día 21, entrando en el dique. Salió del dique el 14 de julio y el día 19 entró en el Callao de Lima. Inició el viaje de regreso el 3 de agosto, cruzó el Canal de Panamá el día 8 y regresó a Cartagena el 4 de septiembre tras hacer escalas en Trinidad, Las Palmas y Cádiz.

A mediados de septiembre de 1921 comenzó su participación en la guerra de Marruecos. Con el acorazado Alfonso XIII, el crucero Princesa de Asturias y otras unidades realizó varias operaciones desde Mar Chica y colaboró en la toma de Nador. En abril de 1922 colaboró en la evacuación de civiles del Peñón de Vélez de la Gomera, realizada por submarinos.

El 1º de agosto de 1922 llegaba a Santander. Llevaba a bordo al señor Marcelo T. de Albear, presidente de Argentina. El 7 de agosto de ese año celebró la familia Real la presentación a bordo del acorazado del guardiamarina Príncipe de Asturias, Alfonso de Borbón y Battenberg, hijo del rey Alfonso XIII y María Cristina de Battenberg.

En el mes de agosto de 1923 regresó a la costa norteafricana, realizó varios bombardeos de posiciones rifeñas y tomó parte en el desembarco de Afrau junto a su gemelo Alfonso XIII y otros buques de la escuadra.

El 26 de agosto de 1923 encalló sobre fondo rocoso en Cabo Tres Forcas, cuando regresaba a Melilla tras carbonear en Málaga, en una espesa niebla. A la altura de la isla de Alborán, el capitán de navío don Pedro Sanz Garau preguntó por radio al acorazado Alfonso XIII las condiciones meteorológicas de la zona. La respuesta fue que la niebla se había despejado. Al llegar al lugar, se encontró con una espesa niebla y chocó con las rocas, quedando montado sobre ellas a unos 200 metros de la costa. Acudieron al lugar el acorazado Alfonso XIII, el portahidroaviones Dédalo, los guardacostas Larache y Alcázar, el torpedero T-22, el vapor Alerta, dos gasolineras de la Aeronáutica Naval y otros buques. Estos buques sólo pudieron recoger a la tripulación.

A pesar de los esfuerzos por recuperar el acorazado, no se consiguió y, en septiembre de 1923, se desmontó la artillería y se dejó caer al fondo, recogida más tarde por el buque de salvamento Kanguro. A pesar de las dificultades, se siguió intentando su recuperación, pero el 19 de noviembre de 1923 hubo un fuerte temporal y acabó por hundirse al día siguiente. En abril de 1924 hubo un Consejo de Guerra en Cartagena para determinar las causas y responsabilidades de la pérdida, quedando el capitán Sanz Garau exonerado de culpa.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Crawford, Steve.: Portaaviones y Acorazados. Editorial Libsa. Madrid, 2001.

Enciclopedia La Marina. Editorial Delta. Barcelona, 1983.

González, Marcelino. 50 Barcos españoles. Fundación Alvargozález. Gijón, 2009.

López Urrutia, Carlos.: Historia de la Marina de Chile. Editorial Andrés Bello. Santiago de Chile, 1968.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas